📦Envíos a toda Europa.

Plantas para Acuario que Pueden Crecer Sin CO2

Hoy en el blog de Premium Buces vamos a hablar de todas las posibilidades que existen a la hora de montar un acuario plantado.

A menudo sucede, sobre todo cuando las personas están montando un acuario por primera vez y no son expertos, que sienten un gran agobio por la cantidad de cuidados, tiempo y dinero que parece que hay que gastar para tener un acuario bonito, sano y donde la vida transcurra con normalidad.

Es cierto que, como siempre mencionamos, es importante cuidar y dedicar atención a nuestro acuario. Hay que estar atentos a que todo marche bien para los peces, y también para las plantas que les acompañan bajo el agua. Pero cuando estamos empezando, tenemos que ir poco a poco, con tranquilidad y sencillez: así le pillaremos el truco rápido a mantener nuestro acuario perfecto, y ya podremos investigar sobre fórmulas un poco más complicadas.

Uno de los temas que más de cabeza nos trae al principio es el de los parámetros químicos en el agua, sobre el que puedes leer más si pinchas en este enlace, y en concreto el de la necesidad de C02 para que las plantas de nuestro acuario estén bien. ¿Es posible tener plantas que no necesitan, por lo menos tan minuciosamente, el uso de C02 para crecer sanamente?

Pues sí, efectivamente es posible, y hay algunos tipos de plantas que crecen con rapidez sin casi necesidades, y que serán vuestras aliadas perfectas al comienzo.

LAS PLANTAS: UNAS COMPAÑERAS IMPRESCINDIBLES EN EL ACUARIO

Muchas personas creen que la razón por la cual la gran mayoría de acuarios que vemos en las casas, en las tiendas o en los vídeos informativos en internet, tienen plantas es por una cuestión meramente estética.

Es cierto que este es un motivo de peso, y es que para los aficionados al mundo de los acuarios, poder trazar un paisaje bajo el agua en nuestra propia casa es todo un reto. Además, se consiguen auténticas obras de arte, con plantas que hacen un conjunto perfecto, que llenan cada esquina del acuario y convierten el hábitat de los peces en algo digno de admirar durante horas.

Pero la presencia de las plantas no es solamente porque quedan bonitas, sino porque su compañía es imprescindible para la salud del agua y de sus principales habitantes: los peces.

LA AYUDA DE LAS PLANTAS EN EL CICLADO DEL ACUARIO

Ya os hemos hablado con anterioridad del proceso del ciclado del acuario, algo absolutamente obligatorio para empezar a montar nuestro acuario particular: los restos y deshechos que se forman en el agua de forma natural, producen amonio que es muy tóxico para los peces. Por ello es importante pasar este proceso que dura unas semanas, y que consiste en ayudar a que el filtro biológico del acuario pueda convertir este amonio en otros compuestos químicos como son el nitrato y el nitrógeno, que es compatible con la vida de nuestros peces.

El filtro biológico consigue realizar este proceso gracias a la ayuda de dos tipos de bacterias distintas que deben empezar a vivir en él, y que se alimentan del amonio convirtiéndolo en nitrato y después en nitrógeno. Es importante, ya que estamos contándoos esto, que consigáis un filtro biológico de calidad, como los que podéis encontrar en nuestra tienda online.

Pues bien, los peces necesitan un ambiente acuoso con más nitrógeno que cualquiera de los otros compuestos químicos, pero, sin embargo, las plantas del acuario prefieren el nitrato y ayudan en el proceso de convertir este en nitrógeno. Así pues, las plantas son la mano derecha del filtro biológico, y nos ayudarán a mantener la calidad del agua en lo más alto, y que toda la vida bajo ella transcurra con éxito.

OTROS FACTORES POR LOS CUÁLES LA PRESENCIA DE LAS PLANTAS ES POSITIVA EN EL ACUARIO

Hay otras muchas razones por las cuáles la presencia de las plantas es fundamental en nuestro acuario, y os vamos a contar algunas de ellas:

  • Además del protagonismo que tienen las plantas en el ciclado del acuario, hay otros procesos químicos en el agua del acuario en los que participan: cuando hay plantas en el acuario y estas realizan la fotosíntesis al darles el sol, producen oxígeno, que es absolutamente trascendental para que los peces estén bien.
  • La presencia de las plantas en el acuario son también importantes para algunas actividades de los peces: algunas especies de estos buscan lugares un poco más frondosos para reproducirse, o bien para proteger a las futuras crías. A esto se le añade que también hay otras especies a las que les gusta pasar tiempo entre ramas y zonas en sombra del acuario por su naturaleza depredadora.
  • La presencia de plantas y de musgos es especialmente importante si los habitantes que vamos a tener en el acuario son gambas. Estas necesitan para no tener estrés y vivir cómodamente, la presencia de zonas frondosas donde esconderse y situar los huevos tras la reproducción.
  • También ayudan las plantas para evitar la presencia de uno de los problemas más comunes y molestos del acuario, que son las algas. Aunque unas pocas algas no tengan por qué suponer un problema enorme, lo cierto es que si son invasoras se reproducirán con una velocidad vertiginosa, ensuciando nuestro acuario y dificultando la visión de él desde fuera. Las plantas ayudan precisamente a eliminar la posibilidad de que aparezcan.
  • Existen algunos estudios sobre las aguas de los acuarios, como el que se realiza en el libro “El acuario: decoración y plantas” del autor J.M. Schutz en el que habla de que tras la realización de muchas pruebas en diferentes acuarios, hay una relación directa que establece que los acuarios donde hay más plantas, los peces contraen menos enfermedades.
  • Por último, y también hablando sobre el tema estético, las plantas nos ayudan a darle una sensación de realidad a nuestro acuario: con ellas se pueden tapar los aparatos que son necesarios para medir los parámetros del agua, o bien el filtro biológico, y provocar una visión de un lugar mucho más natural, en nuestra propia casa.

LA IMPORTANCIA DEL CONTROL DE LOS PARÁMETROS DEL AGUA

Ya os hemos hablado en otros post sobre la importancia que tiene estar pendientes de que los parámetros del agua estén adaptados a las necesidades de las especies de peces y de plantas que tenemos en nuestro acuario. Si queréis conocer más sobre este tema, podéis leer este artículo sobre cuáles son los parámetros más importantes y cómo medirlos y tenerlos controlados.

Hay, como contamos en ese artículo, muchísimas diferencias con respecto a las medidas de los parámetros del agua según la especie de peces o de plantas que tengamos. Hay peces y hay plantas que son muchísimo más adaptables a cualquier tipo de medición de los parámetros, y otros que son más sensibles y que necesitan unas características del agua que sean lo más parecidas posibles a las que tenían en su hábitat natural.

Sin embargo, hay límites generales para todas las especies de peces y de plantas, y estos son los que no debemos bajo ningún concepto descuidar. Por ejemplo, si hablamos del PH del agua, que básicamente es la alcalinidad o acidez que tiene el agua de nuestro acuario (y que siempre está relacionada con el pH del agua de la ciudad o el lugar donde vivamos), hay algunos peces que necesitan un agua muy alcalina, y otros que viven bien en un agua más dura, pero hay un nivel mínimo que no se debe bajar por ninguna causa, que es el 6.

Un nivel menor de PH que 6 significará que el agua está tan ácida que pondrá en peligro a cualquier especie que viva bajo ella, sean plantas o peces, y que además esto influirá en las bacterias que habitan en el filtro biológico, desaparecerán, y todos los parámetros químicos del agua se desequilibrarán, causando directamente la enfermedad o la muerte de los seres vivos de nuestro acuario.

Con todo esto lo que queremos decir es que en el artículo de hoy vamos a hablar de qué plantas tienen mayor capacidad de adaptación a parámetros en niveles bajos, de los que apenas tengamos que preocuparnos, pero que esto nunca significará que podamos descuidar los niveles más mínimos, ya que estos van a causar auténticos estragos en la vida de nuestro acuario.

EL CO2 Y SU FUNCIÓN

El CO2 o dióxido de carbono es uno de los parámetros químicos que más se conocen de forma popular, junto con el oxígeno. Esto es porque es uno de los elementos protagonistas en el proceso de la fotosíntesis, mediante el cual las plantas generan oxígeno que ayudan al resto de seres vivos del planeta a poder vivir.

Ellas producen oxígeno gracias al sol, y también gracias a que se nutren de dióxido de carbono para ello. El dióxido de carbono, a su vez, es un compuesto que generamos los demás seres vivos cuando respiramos. También las plantas producen un poco de dióxido de carbono que les ha sobrado del día durante las noches, cuando ya no tienen el efecto del sol sobre ellas.

Pues bien, para que las plantas crezcan y realicen todas esas funciones por las que las queremos de cohabitantes de nuestros acuarios, necesitan dióxido de carbono o CO2. Es por eso que muchas tiendas especializadas en acuarios, como Premium Buces entre otras, venden productos para asegurar que nuestro acuario tenga el CO2 necesario para que las plantas estén bien.

Si pinchas en éste enlace, puedes encontrar algunos elementos difusores de CO2, así como abonos para las plantas que son altos en CO2. También tenemos algunos otros productos que sirven para medir cuánto CO2 tiene el acuario, lo que es interesante para poder darle explicación a que las plantas estén creciendo demasiado lentamente, o bien estén creciendo a velocidad normal.

A día de hoy la gran mayoría de personas que se dedican o quieren dedicarse al mundillo de los acuarios, piensan que para tener plantas sanas es completamente obligatorio tener un sistema de CO2. Pero esto no es del todo cierto, ya que todo depende del tipo de plantas que queramos cultivar.

Si, efectivamente, queremos plantas que sean especialmente sensibles y que exijan mucho Co2 y muchos cuidados para su correcto crecimiento, entonces si tendremos que hacernos con elementos de CO2 como los que mencionábamos anteriormente.

Sin embargo, como ya os hemos dicho al principio del artículo, nosotros recomendamos que si es la primera vez en tu vida que montas un acuario, deberías de intentar simplificar todo mucho: tendrás que estar obligatoriamente pendiente del ciclado del acuario, así como de las necesidades de tus primeros veces. Así que, ¿por qué no intentar simplificar la tarea de cuidar de las plantas?

Realmente es posible tener un acuario plantado bonito y sano sin tener que añadir el sistema de Co2 al inicio. El dióxido de carbono nunca sobrará, es decir, tenerlo siempre será positivo para las plantas, pero hay una serie de especies de ellas que son mucho menos exigentes, que crecen con facilidad sin grandes peticiones y que serán tus compañeras perfectas para que te animes en tu primer acuario, y puedas preocuparte por los demás parámetros y la salud de tus peces.

TIPOS DE PLANTAS QUE PUEDEN CULTIVARSE SIN CO2

A continuación, os vamos a mostrar una lista de las especies de plantas que pueden cultivarse sin la obligatoriedad de usar un sistema de CO2. Además de no necesitar CO2, son plantas que, en general, son muy resistentes, y por tanto tampoco necesitan un sistema de iluminación muy potente y les vale con uno básico, pueden vivir y crecer sanamente en cualquier tipo de agua (con los parámetros que sean, adaptados a los peces más que a ellas que se conformarán con el agua que sea) y sin un sistema de abonado complejo.

Vamos a contarte esa lista de plantas idóneas para principiantes en el mundo de los acuarios, o bien para cualquier persona que quiera un acuario sencillo y bonito sin complicarse demasiado:

LAS ANUBIAS: UNAS PLANTAS CON MUCHÍSIMAS SUBESPECIES, CAPACES DE ADAPTARSE A TODO

Inauguramos la lista con este tipo de planta para acuario, que es la más común y la más utilizada de todas las que existen. De hecho, en nuestro blog escribimos un artículo contándote todo lo que necesitas saber sobre esta facilísima y adaptable planta de acuario, que puedes leer si pinchas aquí.

Las plantas del género Anubia tienen su origen en África, en concreto en el oeste del continente. Son un tipo de planta de las más resistentes de todo el planeta, capaces de sobrevivir y crecer rápidamente en cualquier tipo de ambiente. Puedes verla en aguas con temperatura muy fría o muy cálida, en zonas con muchísima iluminación o con una oscuridad total, así como en aguas muy alcalinas, muy ácidas, con mucho oxígeno o poco, con más o menos amonio, más o menos cloro, con una enorme cantidad de fosfatos en el agua o de cualquier otro mineral que se incluyen en los más importantes de los parámetros del agua.

Esto nos da una ventaja enorme, que es que podemos centrarnos en la selección de peces que queramos, y adaptar las características del agua del acuario a lo que ellos necesitan, sin tener que preocuparnos porque las necesidades de la Anubia sean otras. Sin embargo, como con todo en la vida, la Anubia necesita unos mínimos cuidados, y sobre todo estar atento a cualquier problema que pueda surgir en su crecimiento, y que haga que tengamos que intervenir.

Estas son algunas de las características de la Anubia, así como de las pocas causas que pueden provocar que surjan problemas en su salud:

  • Las Anubias son unas plantas de crecimiento lento, pero constante. Si las compramos y vemos que tardan más de lo que esperábamos en salir…¡No os preocupéis! No les pasa nada, simplemente necesitan su tiempo.
  • Dependiendo de la iluminación que tengamos en el acuario, las Anubias pueden tener una u otra forma. Cuanto más brillante sea la iluminación del acuario, las hojas crecerán más rápidamente y con una forma más estrecha. Sin embargo, si tenemos una iluminación suave, el crecimiento será más lento, aunque siempre constante, y las hojas serán más anchas. Esto es algo que resulta indiferente para el bienestar del acuario, pero algo que puedes tener en cuenta si ves cambios en su forma de crecer, o bien si tienes preferencia por alguna de estas formas.
  • Las Anubias no necesitan ningún tipo de abono extra para su crecimiento. Ellas solas se bastarán si tenemos el agua lo suficientemente limpia y el ambiente del acuario sano.
  • La raíz de las Anubias no se coloca enterrada en el sustrato, como suele suceder con la gran mayoría de las plantas de acuario. Tienen una marcada raíz principal, más ancha que las demás, que hay que fijar a algún elemento decorativo del acuario, como una roca o un tronco. Lo podéis fijar con ayuda de hilo. Este es un dato bastante relevante, ya que si enterráis el rizoma, es posible que causéis una de las pocas situaciones en las que la planta morirá.
  • Como con todas las plantas de acuario, hay que tener vigilado el tema de los depredadores de hojas. No es algo que te tiene que preocupar en exceso, pero sí estar pendiente: por ejemplo, hay algunos peces, como los Goldfish, que se comerán sus hojas, y si todavía están en crecimiento, pueden causar que la planta no termine de crecer bien. También es importante vigilar que no haya caracoles en ellas, por los mismo motivos. Sobre la presencia de caracoles y las posibilidades para eliminarlos si se han convertido en una plaga, podéis leer en este artículo de nuestro blog.
  • También como sucede con todas las demás plantas de acuario, nos ayudan a evitar la presencia de algas invasoras, pero a su vez pueden ser las primeras víctimas de estas. Si observáis que las hojas de vuestras Anubias tienen algas, deberíais lavarlas con abundante agua limpia cada vez que limpiéis el acuario al completo, que suele ser cada diez días o dos semanas.

En general, si nos preguntas a nosotros qué planta te recomendaríamos para no tener que estar demasiado pendiente, y tener tiempo de vigilar todo el acuario en general cuando no tienes demasiada experiencia, te recomendamos que pruebes con las Anubias. Crecerán rápido y bien, y eso te motivará para ponerte nuevos retos.

EL MUSGO DE JAVA, TAMBIÉN CONOCIDO COMO VESICULARIA DUBYANA

No es la primera vez que os hablamos en el blog sobre el Musgo de Java, uno de los mejores compañeros para nuestros peces en este particular paisaje acuático que tendremos en casa. De hecho, aquí tenéis un artículo en el que explicamos pormenorizadamente cuáles son los mejores musgos para poner en el acuario.

El musgo es una opción ideal para los acuarios, sobre todo en el caso de que sean principiantes. Tienen una fisionomía muy particular porque no tienen raíces y crecen sobre cualquier superficie donde haya humedad, y también donde haya zona sombría.

Como os hemos contado en el blog, los musgos son hermafroditas, crecen mediante esporas y no tienen como fruto de su reproducción ningún tipo de semilla. Gracias a esta reproducción tan particular es que no necesitan enterrarse en ningún sustrato, y que tampoco necesitan por tanto condiciones particularmente difíciles, ni ayuda por parte de ningún aparato de CO2.

Dentro de toda la cantidad de musgos que hay, el Musgo de Java se proclama como el favorito de prácticamente cualquier aficionado a los acuarios. Nosotros siempre lo recomendamos para el primer acuario, pero la realidad es que muchas personas que llevan tiempo en el tema y tienen experiencia, lo utilizan igual para sus acuarios. ¿Quieres saber las razones por las cuáles es tan interesante el Musgo de Java para tu acuario? ¡Aquí te las contamos!:

  1. El Musgo de Java se extiende de forma tapizante, es decir, de forma más horizontal que vertical y cubriendo cualquier superficie que alcance como si fuese una manta. Esto le da el aspecto de paisaje aislado, natural y bello que muchas veces buscamos en el acuario.
  2. El Musgo de Java, y esta es la principal razón por la que está incluido en esta lista, no exige prácticamente nada: no necesitará ningún abono, ningún cuidado ni ningún producto extra para crecer de forma sana. Además, no necesitará C02 para crecer, que es lo que lo hace más atractivo dentro del tema que estamos hablando.
  3. La temperatura que suele ser recomendable para el Musgo de Java va desde los 15 grados centígrados hasta los 28. Esto es una horquilla enormemente variada, dentro de la cuál entran casi todas las especies de plantas y de peces que puede haber en un acuario. Así pues, el Musgo de Java es el compañero óptimo para cualquier tipo de pez, o de otras plantas que te apetezca tener.
  4. Es especialmente positiva su presencia en un acuario con gambas, o bien con peces pequeños que busquen esconderse en lugares frondosos dentro del hábitat.
  5. Para situarlo en el lugar que deseemos del acuario simplemente tenemos que anclarlo o fijarlo a algún elemento decorativo, de la misma forma que sucedía con la Anubia.
  6. El Musgo de Java crece con muchísima rapidez y facilidad. Es un tipo de musgo muy motivador para el primerizo, porque los resultados son inmediatos y motivará a la persona que lo tenga a seguir preocupándose y pensando nuevas ideas para el acuario.

En conclusión, el Musgo de Java es una opción también perfecta, con el que no tendrás que preocuparte por los parámetros del C02 que haya en el acuario, que además te ayudará con el equilibrio de otros parámetros como el del nitrógeno. Para acabar os contamos la única cosa que tendréis que tener en cuenta del Musgo de Java, y es que lo único que le molesta es la excesiva luminosidad: esta le provocará probablemente exceso de algas, y no le sentará bien para seguir creciendo.

ELODEA NAJAS, LLAMADA TÉCNICAMENTE EGERIA DENSA

En este post sobre todas las posibles plantas que podemos tener en un acuario sin un sistema de CO2, tenemos que hablar obligatoriamente de la Elodea: esta es una especie bastante particular, debido a que es comúnmente reconocida como una planta invasora y bajo ningún concepto debe incluirse en ningún paraje natural, pues terminará con las especies de la zona. Pero esto no es un espacio natural, sino nuestro propio acuario, y para ello sí que es una opción perfecta.

El origen de la Elodea Najas es Estados Unidos, aunque está extendida por todo el mundo y es muy fácil encontrarlo en cualquier tienda dedicada al mundo de los acuarios.

La Elodea Najas crece con muchísima rapidez y facilidad y en prácticamente cualquier ambiente. Sí es cierto que agradece especialmente las aguas cálidas y que tienen bastante luminosidad, pero estas características encajan perfectamente con la necesidad de muchísimas especies de peces de las más comunes que hay.

Sus hojas son pequeñas y muy numerosas, y esto causa que de un aspecto externo de mucha frondosidad, perfecto para tenerlo en el fondo del acuario, y también para cubrir algunos elementos antiestéticos, como es el filtro biológico, los tubos y cualquier otro sistema que tengamos dentro del agua. También es verdad que no tiene el aspecto aislado del que hablábamos antes sobre el Musgo de Java, o sea que si lo que estás pensando es en crear un aquascape, quizás prefieres otras opciones antes que la Elodea.

LA COLA DE ZORRO, TAMBIÉN LLAMADA CERATOPHYLLUM DEMERSUM

La Cola de Zorro es una de nuestras plantas favoritas, y no solamente porque tiene una exótica belleza que la hace única entre casi todos los tipos de plantas existentes, sino porque además conseguir que esté en su máximo esplendor no os costará ningún tipo de esfuerzo.

Su nombre viene dado, lógicamente, por su particular forma como de cola del zorro, hacia arriba y con hojas muy finas, como si fuesen pelos. Crece, como decimos, con muchísima facilidad, aunque sí tiene algunas características que vamos a comentaros brevemente:

  • La Cola de Zorro no tiene raíces, como si de un musgo se tratara, pero tiene pequeños rizomas que se anclan con mucha facilidad a cualquier superficie sobre la que se les coloque. Normalmente se suele colocar en el suelo del acuario, con sustrato o sin él crece con la misma facilidad. La cuestión del sustrato a veces no es solamente por las plantas, sino también por algunos tipos de peces a los que les viene bien para buscar la comida entre él: este es el caso de las Corydoras que tienen en su naturaleza limpiar constantemente el suelo en busca de su comida. Para conocer más sobre estos curiosos peces, puedes pulsar aquí para leer el artículo en el que te contamos todo sobre ellas. En cualquier caso, la planta Cola de Zorro crecerá tengas sustrato en el acuario o no.
  • La Cola de Zorro también puede crecer de forma flotante. Al no tener raíces y ser los rizomas algo más finos que estos, es bastante común que se suelten del lugar en el que estaban ancladas y floten. Si no te gusta esto, simplemente tienes que situarlas en algún lugar donde estén más fijas, aunque de forma flotante, bajo nuestro punto de vista, también quedan muy bonitas.
  • Otra peculiaridad de las plantas Colas de Zorro o Ceratophyllum Demersum es que al ser tan flexibles y poder estar en cualquier lugar mínimamente ancladas, a medida que vayan creciendo, se soltarán algunos tallos que formen parte de un conjunto. Lo curioso de esto es que los tallos sueltos se convierten cuando se desprenden en nuevos individuos, que crecen con la misma rapidez que los anteriores.
  • Por último, y aunque, como ya hemos dicho, las colas de zorro son muy resistentes, todas estas características idóneas para crecer serán especialmente rápidas y efectivas en aguas blandas, con poca acidez y en una temperatura de entre 18 y 28 grados centígrados.

EL HELECHO DE JAVA, TAMBIÉN CONOCIDO COMO MICROSORUM PTEROPUS

Por último, vamos a hablar de otra de las plantas más demandadas para los acuarios en general, y para los primeros acuarios a manos de principiantes en particular: los helechos de Java.

Estas particulares plantas provienen del Sudeste Asiático, y comparten con los musgos de Java la capacidad de adaptación que tienen, no necesitando ni mucha ni poca luz, ni mucha ni poca temperatura, y también sobreviviendo con el dióxido de carbono o CO2 que se forma naturalmente en el acuario a través de la respiración de los peces, es decir, no necesitando una cantidad extra.

Los helechos de Java, igual que el musgo de Java, las Colas de Zorro y la gran mayoría de las plantas que hemos mencionado hoy en este artículo, tiene unas pequeñas raíces que no necesitan ser enterradas en el sustrato del acuario, sino que lo ideal para ellas es ser amarradas a los diferentes elementos decorativos del acuario, como una roja, un tronco e incluso otros más artificiales como son un barco hundido (esto le dará un aspecto fantasioso que, a nosotros personalmente, nos gusta mucho).

El Helecho de Java es una de las plantas con más frondosidad de todas las que existen para el mundo de los acuarios. Sus tallos y hojas crecen de forma muy, muy junta, y esto le da un aspecto perfecto para hacer el fondo del acuario, o bien para colocar en alguna otra zona que queramos que esté más poblada y que aporte un escondrijo a otros de los habitantes de nuestro acuario.

Otro punto muy a favor de usar el Helecho de Java dentro de nuestro primer acuario, además de la facilidad con la que se adapta, como decíamos, a no tener demasiado CO2, es el hecho de que pueda ser compatible con peces herbívoros. Ya os hemos contado que algunos peces se comen las hojas de muchas de las plantas convivientes, como en el caso de las Anubias, y esto puede ser un grave problema sobre todo cuando están creciendo. También pasa si tenemos, voluntariamente o a modo de plaga, unos caracoles, que se alimentan fundamentalmente de esto.

Pues bien, resulta que los helechos de Java tienen en sus hojas una serie de sustancias químicas que no son tóxicas, ni suponen un veneno, pero que sí repelen a los animales de comérselas. Podrán interactuar con ellas y estar cerca pero nunca devorarlas, y eso desde luego es eliminar de un golpe todos los quebraderos de cabeza que puede darte elegir peces que no deseen comerse las plantas del acuario y que puedan convivir en paz.

De la misma forma que hemos dicho que las Anubias, el Musgo de Java, las Elodeas y las Colas de Zorro son plantas perfectas para el principiante que forma su primer acuario y que no quiere gastar ni emplear demasiado esfuerzo en el tema del sistema del CO2, decimos lo mismo sobre el Helecho de Java. En nuestra tienda online puedes encontrar helechos de calidad, y también mucha información sobre los cuidados que tienes que llevar a cabo para que te crezca rápidamente y sin ningún problema.

TIPOS DE PLANTAS QUE NECESITAN CO2 ADICIONAL

Ahora que ya conocemos las plantas de las que debéis hacer uso si queréis una plantación fácil y sin problemas, sin gastar dinero en un sistema de dióxido de carbono adicional, y pudiendo disfrutar de los resultados rápida y fácilmente, vamos a contaros cuáles son las plantas que no podrán crecer bien sin un extra de dióxido de carbono adicional.

No vamos a haceros una descripción minuciosa de cuáles son todas estas plantas, que son muchas, pero vamos a hablaros de dos ejemplos muy claros de plantas que no tendrán ningún tipo de éxito en un acuario sin CO2 adicional:

Todas las plantas de la familia, o que se parezcan a las conocidas Cabombas, necesitarán siempre un extra de dióxido de carbono. Las Cabombas verdes, también llamadas Cabombas acuáticas, son unas exóticas plantas muy apreciadas en el mundo del aquascape, o del paisajismo acuático, debido a su preciosa forma que le pueden llegar a dar un aspecto único a nuestro acuario.

Sin embargo son un tipo de plantas muy complejo, que requieren muchísimos cuidados, una luz y temperatura muy específicas, y que tienen especial sensibilidad a los parámetros del agua. Esto se hace a veces muy difícil de combinar con peces que tienen sus propias necesidades. Un tipo de plantas relacionada con esta familia es la conocida como Ambulia, o bien Limnophila Sessiliflora, que se adapta mucho más a cualquier condición del agua, tiene una amplia gama de temperaturas en las que puede salir adelante, pero eso sí, necesitará un extra de dióxido de carbono y por tanto no puede ser una de las opciones que demos en nuestra lista. Si pinchas aquí, puedes saber algo más en nuestra web sobre esta peculiar planta acuática.

El otro ejemplo de planta más compleja que no recomendaremos en este artículo, es la que pertenece a la familia de las Nymphaeas, también llamadas Bulbo o Lotus. Estas son plantas preciosas, con una peculiar forma que crece de una manera única y muy bonita. Se suele poner el bulbo flotando en el agua y con ayuda de grandes mañas, echa raíces y conforma su espacio en lugares normalmente con poca profundidad.

Tiger Lotus “Red” (Nymphaea lotus Red) Bulbo planta de acuario

Aunque es una planta preciosa, si lo que queremos es un tipo de planta que no necesite CO2 ni un sobreesfuerzo, la Nymphaea no es el mejor ejemplo para ello, pues se suele recomendar un extra de dióxido de carbono de entre 10 a 40 miligramos por litro cuando la vayamos a plantar, y de vez en cuando para verla crecer.

¿CÓMO AFECTA EL C02 A LOS PECES DE NUESTRO ACUARIO?

Es posible que os hayáis ido preguntando a lo largo del artículo si precisamente estamos intentando evitar usar plantas que necesiten un sustento adicional de dióxido de carbono para proteger la salud de los peces. En el imaginario popular sabemos que un ambiente muy cargado de Co2 no es demasiado positivo, y quizás habéis llegado a la conclusión de que esto se traslada de igual forma al acuario.

Pero esto no es así, y el único motivo por el cuál os hemos hablado de las plantas que menos dióxido de carbono extra necesitan es para poder hacer un inicio de acuario menos complejo y más económico. Algunas plantas se valen del dióxido de carbono que se crea de forma natural por los peces, y otras necesitan un extra, pero en cualquier caso el dióxido de carbono está presente en el acuario y no es nada incompatible con la vida y la salud de los peces.

Es más, los peces se beneficiarán a la larga de la existencia de CO2 porque esto oxigena el acuario, y si hay la suficiente luz, las plantas se nutrirán de esto para convertirlo en oxígeno, lo que se traducirá en una buena situación para todos. En el caso de que tengas pensado montar un acuario con plantas que sí necesitan un extra de dióxido de carbono, y vayas a montar un sistema en el que se añada una cantidad de esta sustancia adicional, solamente tienes que tener en cuenta que los peces de fondo necesitarán un sistema de circulación y de movimiento de agua también especial, para que así no se reconcentre el dióxido en su zona y puedan disfrutar del mismo oxígeno que los peces de otras zonas del acuario.

Y hasta aquí hemos llegado con nuestro artículo sobre las plantas que no necesitan CO2 para su crecimiento. Como habréis aprendido, todas necesitan dióxido de carbono, pero algunas crecer a la perfección en un sistema en el que disfrutan del co2 que se crea de forma natural en el ambiente acuático. Al final, hay muchas personas que buscan crear un paisaje único, pero otras tantas que simplemente quieren tener unas pequeñas mascotas en un acuario en su casa, disfrutar de su salud, crecimiento en un ambiente bueno, siempre lleno de plantas. Y para eso no hay nada como respetar la naturaleza, y dejar que ella siga su curso, sin tener que añadir nada extra.

Para cualquier otra cuestión, o explorar más sobre el mundo de los acuarios y los peces, puedes visitar nuestro blog.

Otros artículos de interés pueden ser:
Como Eliminar las Algas de Acuario – Causas y Tratamientos mas efectivos
Caridinas y Neocaridinas – Ficha y Cuidados Gambas de Acuario

Valora este artículo:

En nuestra tienda online podrás comprar Accesorios para empezar a montar tu acuario y recibirlos en 24 horas en España.

¡Oferta!
¡Oferta!

Abonos y Aditivos

SEACHEM Nitrogen

Desde 9,73
×