Como Eliminar las Algas de Acuario – Causas y Tratamientos mas efectivos 2020

La aparición de algas en el acuario puede ser una de las mayores molestias, ya sea en un acuario comunitario, un acuario de Aquascaping, un Biotopo o en acuarios de cría de gambas o peces. Cuando se enfrentan a una infección de algas, muchos aficionados abandonan o desmontan su acuario. Sin embargo, hay buenas formas de combatir estas plagas, mantenerlas bajo control y evitar que se propaguen, te las explicaremos en este artículo.

¿QUÉ SON LAS ALGAS?

La palabra “Alga” es básicamente un término general para una gran cantidad de organismos diferentes entre si. Todas las plantas que no pertenecen a los musgos (hepáticas, verdaderos musgos y briófitas) o las plantas superiores (helechos, Lycopodiopsida y plantas con semillas), se clasifican como algas. Entre ellas tenemos organismos unicelulares microscópicos, formas similares a hilos, así como las algas macroscópicas, como las algas marinas, algunas de las cuales pueden alcanzar una longitud de hasta 60 metros. Las algas son cruciales para la vida en la Tierra.
Al igual que los gérmenes, es decir, virus, bacterias y otros microorganismos, las formas de algas más pequeñas son omnipresentes en nuestro medio ambiente. Hay algunas algas que flotan en el aire de forma pasiva, el llamado aeroplancton, para llegar a nuevos lugares donde poder habitar. Para nosotros, esto significa que su omnipresencia hace que sea prácticamente imposible un acuario que esté absolutamente libre de algas.

¿SE PUEDE MANTENER UN ACUARIO LIBRE DE ALGAS?

Las razones indicadas en el punto anterior dejan bastante claro que las algas forman parte de cada uno de nuestros acuarios. No hay acuarios sin algas, a pesar del cuidado más perfecto. Por supuesto, hay acuarios que no tienen un crecimiento evidente de algas, no podemos ver las algas microscópicas más pequeñas (la mayoría de ellas son unicelulares) que están presentes principalmente en los biofilms.

Los biofilms se forman en todas las superficies del acuario y, además de las algas, contienen diferentes tipos de microorganismos. No son nada que deba eliminarse, al contrario, los biofilms son muy importantes para el equilibrio biológico de un acuario. Además, muchos habitantes del acuario se alimentan de él.
Durante el ciclado de un acuario, cuando el sistema biológico aún está buscando estabilidad, que aparezca un pequeño brote de algas es completamente normal. Las diatomeas son algas que se forman durante los primeros días o semanas, y después de eso, en su lugar, aparecerán algas verdes. A la larga, es posible tener un acuario sin algas visibles, y esto puede ser algo fácil incluso para principiantes. Solo hay que tener en cuenta algunos aspectos básicos e informarse de los motivos por los que estas aparecen.

¿POR QUÉ APARECEN ALGAS EN MI ACUARIO?

Como ya hemos mencionado, durante las primeras semanas de vida de un acuario la formación y aparición de algas es bastante común. Normalmente, el equilibrio ecológico aún no se ha establecido. En este caso, deberás de ser paciente hasta que el sistema biológico esté equilibrado. La relación de las algas frente a las plantas acuáticas tampoco está equilibrada al principio. Un crecimiento más fuerte de la planta hará que los nutrientes sean consumidos por ellas, en detrimento de las algas. Por esta razón, es bastante importante arrancar el acuario con una buena cantidad de plantas y usar plantas de tallo de crecimiento rápido puede servir de gran ayuda para consumir esos nutrientes en un principio.

Otras de las formas de mejorar este proceso podrían ser, añadir un filtro ya ciclado o con material filtrante que ya esté maduro, o añadir una gran parte de agua de otro acuario que ya esté en marcha desde hace tiempo, con esto conseguiremos introducir un gran número de bacterias y microorganismos que se encargarán de degradar sustancias nocivas desde el primer momento.

Hasta que el acuario encuentre su equilibrio biológico, recomendamos controlar las algas con medidas específicas para cada tipo. En primer lugar, estaría bien añadir un buen equipo de limpieza lo antes posible y tan pronto como lo permitan los parámetros del agua, los alguívoros más eficientes son las gambas del género Neocaridina y Caridina Japónica, caracoles de los géneros Neritina, Vittina y Clithon y peces como Crossocheilus Siamensis (Zorro Volador) y Ottocinclus.

Entonces, ¿por qué aparecen algas en un acuario que ha estado funcionando durante bastante tiempo? En un acuario plantado esto puede suceder debido a un desequilibrio nutricional. En estos casos, las algas encontrarán condiciones muy favorables que aprovecharán para su crecimiento. Definimos “nutrientes” como todos los componentes de los cuatro grupos básicos que comprenden la luz, CO2 y fertilización (micronutrientes y macronutrientes). Hace tiempo, la gente solía pensar que nutrientes como el fósforo o el nitrógeno eran los principales responsables del crecimiento de algas, esta idea ha demostrado ser errónea. En un acuario puedes encontrar y medir nitrógeno en forma de nitrato y fósforo en forma de fosfato. Estos nutrientes son esenciales para el crecimiento de las plantas. Si se encuentran deficientes, las plantas no crecerán bien y no podrán competir contra las algas. Por lo tanto, una deficiencia de nitrato o fosfato no evitará las algas, pero una alta concentración en exceso de estos elementos si podría ser la causa del crecimiento de algas.

Las plantas de acuario deben recibir todos los nutrientes que necesitan para su crecimiento con una buena rutina de abonado, la cual es muy importante. Por supuesto, la cantidad de nutrientes debe ser equilibrada y también debe adaptarse a la situación. Por ejemplo, las plantas no necesitan niveles tan altos de micronutrientes (hierro y oligoelementos) durante la etapa del ciclado del acuario como si lo necesitarán más adelante, cuando el crecimiento y la cantidad de plantas sea mayor. Durante las primeras semanas de un acuario, debes adaptar su rutina de abonado y sus las horas del fotoperiodo.

No hay unas cantidades establecidas de la cantidad de nutrientes que se debe añadir a la columna de agua, estas deberán ir a corde con las necesidades de las plantas las cuales teniendo experiencia se pueden ver en forma de carencias, si no tenemos experiencia previa podemos usar test para el agua de acuario.

Cuando las plantas de acuario comiencen a crecer, sus requerimientos nutricionales aumentarán, por lo que tendrás que adaptar la rutina de abonado a sus necesidades de forma regular.

COMEDORES DE ALGAS DE ACUARIO, EQUIPO DE LIMPIEZA

A continuación nos gustaría presentarte algunos habitantes del acuario que comen algas, principalmente vamos a centrarnos en invertebrados como caracoles y gambas. Usarlos tiene varias ventajas: Además de las algas, estos animales también comen estiércol, restos de comida, partes de plantas muertas e incluso animales muertos. Pueden mantener un acuario limpio, libre de algas y al mismo tiempo mejorarán el equilibrio ecológico degradando aún mas la materia orgánica. Por lo tanto, ningún acuario plantado o de Aquascaping debe estar sin invertebrados que coman algas.

Caracoles
Contra las películas de algas verdes o marrones (diatomeas, punto verde, green dust) Caracoles del género o Neritina y Vittinas (Comunmente llamados Neritinas) son los más recomendables. Estos caracoles usan su lengua raspadora para eliminar todas las capas de algas de la superficie del acuario, como el cristal, el equipo y la decoración. Estos caracoles a veces ponen pequeños capullos huevos blancos. Las larvas planctónicas que salen de ellos son realmente pequeñas. No se convertirán en caracoles en un acuario de agua dulce (necesitan agua salobre a marina para hacerlo). Desafortunadamente los huevos son algo difíciles de eliminar, ya que están unidos a las superficies con bastante firmeza. Sin embargo, desaparecerán por sí solos después de un tiempo.

Los caracoles Clithon son, por regla general, un poco más pequeños que las Neritinas, pero son igual de efectivos. Ten cuidado con los niveles elevados de CO2 en el agua, estos pequeños caracoles son relativamente susceptibles a ellos. Las Neritinas más grandes son más robustas a este respecto. Sin embargo, los caracoles del género Neritina tienen un pequeño inconveniente. Al pastar en el cristal del acuario, tienden a pasar un poco por debajo del sustrato, lo que puede desenraizar las plantas tapizantes recién plantadas.

Como regla general, un caracol por cada 10 litros de volumen del acuario está bien.
Ten en cuenta: estos caracoles no sobreviven a tratamientos contra las planarias o a fuertes alguicidas.

Los llamados caracoles Planorbis (generalmente especies de los géneros Helisoma o Planorbella) ayudan a mantener limpio el acuario. Pueden ser algo menos eficientes que los caracoles mencionados anteriormente, pero son mucho más robustos y coloridos, y pueden reproducirse en un acuario de agua dulce.

Gambas
Cuando se trata de comer algas filamentosas, la gamba más eficiente es la llamada Caridina Japónica (Caridina Multidentata). Estas gambas están constantemente ocupadas pastando en todas las superficies del acuario, y reducen en gran medida las capas de algas en proceso de crecimiento de la decoración. Sin embargo, su alto nivel de actividad puede tener un impacto en la forma del sustrato. Especialmente en zonas del acuario no plantadas, donde se utiliza arena decorativa, las actividades de la Caridina Jáponica pueden dar lugar a oscilaciones del sustrato. De todas formas, las zonas arenosas se pueden mantener en forma con un aplanador de arena con mucha facilidad.

Estas gambas no se reproducirán en un acuario de agua dulce. Sus larvas necesitan agua salobre para crecer. La Caridina Japónica puede alcanzar una edad relativamente avanzada, y las hembras pueden crecer hasta un tamaño de poco menos de 6 cm. Las gambas Amano son nadadores activos y necesitan un acuario lo suficientemente grande, el tamaño mínimo recomendado es un acuario estándar de 60cm. Además, son animales sociales que deben mantenerse en un grupo de seis o más.

Como regla general, una Caridina Japónica por cada 10l de volumen del acuario está bien. Si tiene más algas, por ejemplo en un acuario en fase de ciclado puedes duplicar temporalmente el número de gambas.

Otra gran opción para controlar las algas, especialmente en pequeños nano acuarios, son las gambas pequeñas del género Neocaridina. A diferencia de las Caridinas Japónicas, pueden reproducirse en acuarios de agua dulce y deben mantenerse en grupos de mas de 10 individuos, por lo que en poco tiempo tendremos una gran cantidad de gambas embelleciendo y limpiando nuestro acuario. A diferencia de las Caridinas Japónicas, estas no comen algas filamentosas largas y resistentes, pero les encanta pastar en las plantas, el sustrato y la decoración, manteniendo todo limpio.

Un “equipo de limpieza” suficientemente grande, compuesto por caracoles y gambas, hará que tu acuario esté casi libre de algas y facilitará mucho el mantenimiento. El equilibrio ecológico en dicho tanque será mucho más estable.

TRATAMIENTO CONTRA LAS ALGAS

La mayoría de las veces la aparición y consecuencia de un gran crecimiento de algas son causadas ​​por la falta de mantenimiento del acuario como son los cambios regulares de agua cada semana. Un cambio de agua regular, de alrededor del 50% es vital para correcto desarrollo de un acuario, y puede prevenir las algas. Además de añadir agua fresca y limpia, al cambiar el agua eliminas las sustancias contaminantes y evitas que ciertos elementos se acumulen en el agua. Un cambio de agua del 50% mantendrá los nutrientes para las plantas en un nivel adecuado y evitará que nutrientes se acumulen en exceso en el acuario. Así evitarás los picos de nutrientes y conociendo tus parámetros no será necesario hacer test del agua.

Sin embargo, puede haber otras causas que sean las responsables de un desequilibrio nutricional, como por ejemplo una mala rutina de abonado, luces que son demasiado fuertes o que están encendidas durante demasiado tiempo, una botella de CO2 que se ha quedado vacía o incluso cambios bruscos en los parámetros. Un cambio de luz diferente o una reubicación. Si encuentras un aumento repentino de algas, primero debes identificarlas correctamente y después tomar las medidas adecuadas. Lo mas importante es intentar averiguar qué ha causado la infestación y encontrar una solución.

TIPOS DE ALGAS Y CAUSAS POR LAS QUE APARECEN

Para que puedas saber exactamente que algas son las que han aparecido, en los próximos puntos entraremos en más detalles sobre los diferentes tipos de algas, la forma mas fácil de controlar cada una y los motivos mas comunes por los cuales aparecen estas.

ALGA PUNTO VERDE

Las algas punto verde (casi siempre especies de la familia Coleochaete) son algas verdes con forma de manchas que por lo general crecen en el cristal del acuario y, a veces en la decoración y en las hojas mas viejas de las plantas acuáticas. Frecuentemente se encuentran en acuarios fuertemente iluminados. Los motivos principales por los que aparecen estas algas son un exceso de Nitrato o una falta de Fosfato. Estas algas con forma de puntos pequeños son difíciles de eliminar del cristal, la mejor manera de eliminarlas es con un limpiador de cuchilla o con un raspador.

Estas algas están unidas al sustrato con mucha fuerza. Comienzan como manchas, que se parecen un poco con forma de pequeños lunares. Poco a poco, si su entorno es favorable, las manchas pueden extenderse y formar capas extensas. Se encuentran principalmente en el cristal del acuario, pero también en el equipo, la decoración y las hojas de las plantas. Especialmente las hojas duraderas y resistentes de crecimiento lento de todo tipo de especies de Anubias y Bucephalandras. Las algas punto verde se encuentran con frecuencia en acuarios fuertemente iluminados. Probablemente pertenecen a las algas verdes del género Coleochaete, que tienen un “cuerpo” multicelular en forma de placa.

No siempre es fácil distinguir si tienes algas punto verde u otras capas de algas verdes. Estas últimos también tienden a formar capas planas y a cubrir las superficies bastante rápido. Sin embargo, estas alfombras de algas verdes no forman las manchas pronunciadas en sus primeras etapas. Seguramente, hay muchas especies de algas que tienen esta forma de crecimiento. Algunas alfombras verdes incluso se pueden limpiar manualmente de forma fácil, mientras que las algas punto verde son mas difíciles de eliminar. Necesitarás una herramienta destinada para ello, con la que poder raspar las algas del cristal.

Causas comunes
Si observa una creciente población de estas algas en un acuario plantado, te recomendamos profundizar un poco más en el tema de la fertilización con fosfato. Necesitarás un test de agua especial para determinar el contenido de fosfato del agua de tu acuario. Por lo general, aparecen algas punto verde si el contenido de fosfato es demasiado bajo o demasiado alto. Si la lectura de fosfato muestra que el nivel es demasiado bajo puedes agregar fácilmente este nutriente con el fertilizante correspondiente.

Solución
Si el contenido de fosfato es demasiado alto deberás eliminarlo mediante grandes cambios de agua o utilizando una carga filtrante que reduzca el fosfato poco a poco. Si añades fosfato con un fertilizante, debes reducir la dosis de acuerdo con los valores que midas. En general, los cambios regulares de agua son importantes para prevenir la acumulación de nutrientes. Le recomendamos que cambie alrededor del 50% del agua del acuario por semana.

Después de ajustar el contenido de fosfato del agua, retira las algas punto verde del cristal, puedes aprovechar y hacerlo justo antes de un cambio de agua y así retirar todo el agua sucia con esporas de algas. Esto te permitirá controlar la formación de nuevas algas punto verde. Por el momento, se habrán detenido, o al menos empezarán a estar bajo control.

El uso de un número suficiente de comedores de algas es un factor importante para poder controlarlas. Los comedores de algas más eficientes, para nosotros, los comedores mas eficientes de estas algas son los caracoles Clithon sp. o los caracoles de Neritina sp. Raspan las capas de algas duras muy a fondo.

Como parte del mantenimiento semanal, puedes limpiar el interior del cristal de tu acuario con un limpiador de cuchilla y eliminar fácilmente las capas de algas verdes.

ALGA VERDE FILAMENTOSA

Las algas verdes más comunes en acuarios de agua dulce que crecen en forma de filamento en diferentes longitudes. Dependiendo de la especie difiere un poco su forma de crecimiento.
Las algas verdes filamentosas por lo general se componen de largos hilos verdes. Hay varias especies que crecen así, estos hilos son bastante suaves y no muy resistentes. Su base no se adhiere fuertemente al sustrato o las superficies pero los filamentos se enredan alrededor de las plantas o la decoración. La causa mas común de la aparición de estas algas es un exceso de Fosfatos. Puedes usar un palillo para enrollarlos y eliminarlos manualmente. Un número decente de Caridinas Japonicas ayudará a mantener las algas filamentosas bajo control.

Normalmente, las algas filamentosas consisten en largos hilos verdes que a menudo se notan suaves y sueltos. Algunos de ellos se rompen si intentas separar un mechón. Pertenecen a diferentes especies de algas. A los alguívoros naturales como las gambas Amano les encanta comer este tipo de algas. Las algas filamentosas no se adhieren al sustrato, se anclan con órganos de sujeción y forman cojines bastante espesos. En una corriente fuerte, los filamentos individuales flotan en el agua y quedan atrapados en la decoración o las plantas, así es como se propagan las algas filamentosas.

Causas comunes
Este tipo de algas se suele ver en acuarios plantados que están en fase de ciclado. Durante las primeras semanas, la microbiología de los acuarios recientemente instalados está bastante desequilibrada. Cuanto más tiempo ha estado funcionando un acuario, más estable se vuelve el sistema ecológico. Poco a poco, las plantas tomarán ventaja. Por lo tanto, es muy importante tener el mayor número posible de plantas desde el principio.

Una aparición de algas en un acuario plantado puede deberse a un desequilibrio de nutrientes. Con bastante frecuencia, un déficit de nitrato o CO2 es la raíz del problema, o un aumento o cambio de la intensidad de la luz (cuando ha instalado una pantalla sobre el acuario), luz del sol o fases de iluminación excesivamente largas.

Veamos con más detalle las causas más frecuentes de algas filamentosas:
El contenido de CO2 del agua debe controlarse con un dropchecker de forma constante. ¿El indicador dentro del dropchecker funciona correctamente? Reemplázalo cada cuatro o seis semanas para asegurarte de que el reactivo siempre muestre el color correcto. Idealmente, si la cantidad de CO2 disuelto en el agua es buena el indicador reacciona con un tono verde.

Demasiada luz en relación con la cantidad de plantas puede ser la causa de un brote de algas filamentosas. ¿Cambiaste a otro sistema de iluminación? Si aumentas la intensidad de la luz, siempre necesitas aumentar el suministro de nutrientes también. La intensidad de la luz debe corresponder a los requisitos de las plantas.

¿El acuario recibe más luz del día debido a una reubicación o porque la posición del sol ha cambiado estacionalmente? Esta podría ser otra causa de la aparición de algas filamentosas.
Bajo luz moderada a fuerte, la fase de iluminación del acuario no debe durar más de 10 horas como máximo. Para acuarios con poca luz, la duración máxima de la fase de iluminación debería ser de alrededor de 12 horas.

Muy a menudo las plantas dejan de crecer cuando no tienen suficiente nitrógeno a su disposición. El nitrógeno se puede medir en forma de nitrato. El crecimiento estancado de las plantas a menudo permite que las algas se hagan cargo de los nutrientes. Con un fertilizante liquido el contenido de nitrato del agua se puede aumentar directamente sin elevar fuertemente otros nutrientes como el potasio o el fosfato. Sube la cantidad de nitrato a un nivel más alto administrando moderadamente y así crear una reserva de nitrato. Para mantener los nutrientes en el nivel deseado, ajusta tu rutina de abonado, si es necesario usa un fertilizante solo de nitrógeno.

Como se pueden crear desequilibrios de nutrientes debido a la falta de mantenimiento del acuario, nos gustaría señalar que un cambio regular de agua es vital. Recomendamos intercambiar al menos el 50% del volumen del acuario por semana para evitar la acumulación de sustancias nocivas en el agua.

Solución
Aquí le ofrecemos una variedad de posibilidades para poder eliminar estas algas.

En un principio es importante tener un buen equipo de limpieza compuesto por animales comedores de algas, te ayudarán a mantener este tipo de algas bajo control.

Si el acuario tiene pocas plantas o plantas de crecimiento lento te recomendamos que añadas plantas nuevas y de rápido crecimiento, como suelen ser las de tallo. Esta medida tiene mucho sentido, especialmente cuando tus plantas están debilitadas por la infestación de algas.

Si las algas están en puntos concretos del acuario, puedes eliminar las algas filamentosas con bastante facilidad simplemente al enrollarlas en un pincho con una superficie rugosa. Algunos de estos puntos pueden ser sifonados durante un cambio de agua. Si las algas siguen apareciendo en los mismos puntos a pesar de que las sigues eliminando de forma manual, trata de empañarlas con glutaraldehido o peróxido de hidrógeno (Agua oxigenada).

Si está el acuario cubierto por completo de algas filamentosas, un tratamiento de reducir la intensidad de luz es una forma bastante fácil y no invasiva de reducir las algas en un acuario.

Si ninguna de estas medidas surte efecto, su último recurso es un tratamiento de todo el acuario, con un alguicida como el glutaraldehido o un tratamiento con peróxido de hidrógeno. Muchos aficionados a los acuarios plantados han tenido buenos resultados con alguicidas. Sin embargo, ten en cuenta que usarlos durante un período de tiempo largo puede tener un efecto negativo en el equilibrio microbiológico, lo que lo dañará gravemente. Estos remedios también pueden dañar algunas plantas de acuario mas sensibles o dificultar su crecimiento de manera significativa. Algunos animales también pueden verse afectados cuando utilizamos este recurso en grandes cantidades. Por lo tanto, tratar todo el acuario con un alguicida siempre debe ser la última opción.

ALGA CIANOBACTERIA

Desde un punto de vista biológico, las algas verdeazuladas cianobacteria no son algas sino bacterias. A diferencia del resto de algas, estas cianobacterias (también llamadas bacterias azules) no tienen un núcleo, sin embargo, al igual que las plantas, pueden fotosintetizar.

Existen muchos tipos diferentes de cianobacteria, algunas flotan en el agua (por ejemplo, algunas especies del género Microcystis) y otras forman grupos gelatinosos en el sustrato húmedo (Nostoc). En el hobby del acuario, conocemos las cianobacterias como capas de color verde oscuro, azul verdoso a casi negro en las plantas acuáticas, la decoración o el sustrato. Pegajosas al tacto y, a veces se les llama algas limosas. Su mal olor es característico: El olor puede describirse como “asqueroso”, “de tierra” o “cieno”. Muy a menudo, las algas verdeazuladas pertenecen al género Oscillatoria (cianobacterias filamentosas). Las poblaciones pequeñas de esta alga, por ejemplo en la franja entre el sustrato y el vidrio frontal, son bastante normales y no hay razón para preocuparse.

Causas comunes
Al igual que con las algas, un desequilibrio de nutrientes puede ser la razón de un brote de cianobacteria en un acuario plantado. En muchos casos, la razón puede ser un nivel de fosfato muy elevado, a veces en combinación con una deficiencia de nitrógeno (más específicamente, una deficiencia de nitrato).
Por otro lado, los cambios de agua regulares son importantes para prevenir este tipo de picos de nutrientes. Recomendamos cambiar alrededor del 50% del volumen de agua del acuario semanalmente. En un acuario plantado, una rutina de abonado equilibrada es esencial para el desarrollo correcto y saludable de las plantas. Con bastante frecuencia, las deficiencias de carbono (CO2) y macronutrientes (NPK) son la razón de la aparición de algas.

Las algas verdeazuladas son bacterias, y una de las razones de una infestación de cianobacteria puede estar en una alteración en el equilibrio de la llamada microflora. Este término se aplica a todas las bacterias y microorganismos que habitan en los biofilms del acuario. Si estos otros microorganismos están presentes en cantidades insuficientes o si hay un desequilibrio entre ellos y las cianobacterias, La cianobacteria puede multiplicarse significativamente, ya que carecen de competidores por los nutrientes. Este fenómeno ocurre con mayor frecuencia durante la fase de ciclado de un acuario, ya que el sistema biológico todavía está buscando su equilibrio. En este caso, debes añadir bacterias beneficiosas al acuario utilizando aditivos que contengan estas bacterias, como Azoo Ultra Bio Guard, Qualdrop Biobacter o Seachem Stability. También puede ser útil añadir un poco de material filtrante de otro acuario que ya esté maduro y estable.

Solución
Los pequeños brotes de cianobacteria se pueden extraer fácilmente con un sifón, ya que no se adhieren firmemente al sustrato. Si notas que las algas azul-verdes se repiten siempre en los mismos lugares, puedes combatirlas fácilmente rociándolas con peróxido de hidrógeno (agua oxigenada).

En el caso de aparición de un brote más fuerte, recomendamos el llamado tratamiento de apagón, que consiste en dejar las luces del acuario apagadas durante unos días siempre que las exigencias de las plantas lo permitan.

Tal vez también puede ser debido a una mala circulación del agua, ajustando las entradas y salidas del filtro para que el agua haga un recorrido mucho mas fluido podemos evitar la aparición de estas algas en un punto concreto.

Otro método contra las algas verdeazuladas cianobacteria que funciona bastante es el tratamiento con antibióticos, la Eritromicina da muy buenos resultados y no es perjudicial para colonia bacteriana del filtro, peces o invertebrados.

ALGA CLADOPHORA

Las especies del género Cladophora a veces también se llaman algas ramificadas. Una especie aún no identificada, que por el momento, no es demasiado común en acuarios. Esta alga verde es muy terca. Forma filamentos verdes cortos y rígidos que se ramifican en muchos lugares, esta forma de crecimiento hace que la Cladophora sea fácil de identificar. También tiene un olor característico que se puede comparar con el de los hongos y setas. Sus paredes celulares parecen ser más duras que las de otras y algas los alguívoros mas comunes no la suelen comer.

Después de un tiempo forma densos mechones. Por lo general, estos mechones se asientan entre las hojas de las plantas acuáticas, tapizantes o musgos.

Causas comunes
Por lo general, se introducen pequeños trozos de algas con plantas acuáticas de otros acuarios. Un desequilibrio de nutrientes puede causar que la Cladophora se extienda masivamente.

Solución
Curiosamente, esta especie de alga no es muy susceptible a los ajustes de parámetros con nutrientes. Si la Cladophora se ha expandido en un acuario es muy difícil deshacerse de ella. Optimizar tu rutina de abonado casi no tiene efecto. Si tu acuario solo tiene una pequeño brote de Cladophora, retira las algas de una manera completa y consistente con un par de pinzas de buena longitud. Para evitar que los fragmentos establezcan nuevas poblaciones, apaga el filtro y la corriente en el acuario mientras eliminas las algas. Rociar pequeños grupos de algas con glutaraldehido o peróxido de hidrógeno ha demostrado ser bastante eficiente para controlar esta alga.

Un tratamiento con glutaraldehido reducirá significativamente la población de algas, por lo que desaparecerá de la vista. Pero probablemente aún persista en el sistema biológico del acuario. Si usas plantas o decoración de un acuario que alguna vez estuvieron infestadas con algas Cladophora, es muy posible que infectes otros acuarios con ellos.

Si quieres asegurarte por completo de arrancar la raíz la Cladophora. Recomendamos reiniciar el acuario. No reutilizar ninguna de las plantas o el sustrato, y desinfectar el equipo y la urna antes de volverlo a montar.

ALGA GREEN DUST

Las algas de polvo verde o green dust se asemejan a otras películas de algas duras como el punto verde, sin embargo, si las tocas, son algo más delgadas y se pueden eliminar fácilmente simplemente con un paño o con el movimiento del agua. Si intentas eliminarlas manualmente, tendrás un polvo verde y turbio en la columna de agua bastante desagradable, que se deposita después de unas horas y forma nuevas capas.

En los acuarios podemos encontrar diferentes tipos de algas verdes, se sabe que estas capas se componen de diferentes especies de algas. Sin embargo, los aficionados a los acuarios generalmente hablan de “green dust” cuando dicha capa verde se puede limpiar del cristal del acuario con un dedo, a veces incluso se puede eliminar si se le agita agua. Es como una capa de polvo suelto.
Después de que las capas sueltas y algo viscosas se hayan eliminado, tienden a asentarse en otras superficies del acuario (a menudo en el cristal, pero a veces también en la superficie del agua) en poco tiempo, por lo general en unas pocas horas o días. Estas capas que están formadas por algas microscópicas cuya especie aún no se ha identificado solo se adhieren a las superficies de una forma muy floja y pueden moverse activamente en la corriente de agua.
Otras capas de algas verdes, que se adhieren al sustrato con mayor o menor firmeza, no pueblan el cristal y la decoración tan rápido. Especialmente las algas punto verde clásicas son mucho más duras y mucho más difíciles de eliminar que las algas green dust.

Causas comunes
Aparentemente, una aparición masiva de estas algas es causada por cambios muy bruscos en un acuario de Aquascaping o acuario plantado, como por ejemplo cambios drásticos de luz, el equipo técnico o la cantidad de plantas después de una severa sesión de poda. Algunos aficionados han experimentado que grandes picos de nitrógeno, causados ​​por nitrato de magnesio o urea, pueden desencadenar una infestación de Alga Green Dust.

También es importante ajustar la cantidad de nutrientes abonados a los requisitos reales de las plantas de tu acuario. Especialmente cuando se trata de carbono (suministrado a través de CO2) y macronutrientes (NPK), los desequilibrios en el suministro de nutrientes pueden causar el crecimiento de algas.

Solución
Si tienes un problema con las Algas Green Dust, intenta simplemente esperar. No quites las capas de algas, espera al menos tres o cuatro semanas sin hacer nada. Como regla general, el ciclo de vida de estas algas ha terminado y las capas se vuelven mas débiles. Los alguívoros, como algunas especies de caracoles se las comerán.

Alternativamente, puede bajar el nivel del agua en su acuario lo más que se pueda después de que el ciclo de vida de las algas haya terminado y después limpiar los restos de algas del vidrio. No quite la capa durante el período de espera de tres a cuatro semanas, ya que las algas liberarán esporas que comenzarán un nuevo ciclo de vida tan pronto como se asienten.

Una medida más radical sería un tratamiento completo del acuario con peróxido de hidrógeno (Agua oxigenada).

ALGA PINCEL O BARBA NEGRA

Las algas barba negra o las algas pincel (Audouinella sp. y Rhodochorton sp) Pertenecen al grupo de las algas rojas, al igual que las algas de cuerno de ciervo (staghorn). Sin embargo, su color natural no es rojo, sino que varía del verde oscuro sobre el gris a un negro intenso. Si pones estas algas en alcohol, se volverán rojizas. Esta es una prueba fácil de que las algas con las que estás lidiando son en realidad algas rojas.

Las algas barba se aferran fuertemente a la superficie donde crecen, como en la equipación, los bordes de las hojas de las plantas acuáticas, la decoración del acuario o incluso la grava del sustrato. Los mechones de algas parecen una barba o un pincel, y de ahí viene su nombre.

Causas comunes
Las algas de Barba Negra se pueden encontrar en cualquier tipo de acuarios, así como en acuarios de Aquascaping densamente plantados por diferentes razones. En acuarios con un alto número de peces y casi plantas o sin plantas, a menudo se ve la variante de color negro. En estos acuarios, la razón de su aparición es una alta contaminación orgánica del agua, debido a la sobrealimentación en combinación con pocos cambios de agua. En muchos casos, la población de algas en estos acuarios crece exorbitantemente si se acumula mucha suciedad en el filtro y el sustrato. Debería ayudar la limpieza del filtro y el uso de un limpiador de grava o sifón para eliminar la suciedad del sustrato.

Muy a menudo, no existe un sistema de CO2 en dicho acuario. Se cree que el contenido de dióxido de carbono libre (CO2) en el agua juega un papel importante para la aparición de algas rojas como las algas barba. Si hay una deficiencia de CO2, estas algas pueden tomar el carbono que requieren del carbonato de hidrógeno, y con mucha más facilidad que las plantas acuáticas, pueden separar el carbono del ion carbonato de hidrógeno, creando así iones de hidróxido, que elevan el pH. En este proceso, tiene lugar la llamada descalcificación biogénica, precipita la cal (carbonato de calcio), que a su vez es utilizada por las algas para fortalecer sus paredes celulares. Se vuelven más duras y menos atractivas para los consumidores de algas.

Especialmente en acuarios poblados con solamente peces donde se alimenta mucho, pero realmente para todos los acuarios, piensa en ello, el trabajo de mantenimiento regular que incluye un cambio semanal de agua es muy importante. Si no se es constante con los cambios de agua, se pueden acumular sustancias no deseadas. Recomendamos cambios semanales bastante grandes de al menos el 50% del agua del acuario.

En Aquascaping o acuarios plantados, un suministro equilibrado de nutrientes es vital para las plantas. En acuarios plantados a menudo aparecen algas pincel cuando hay un desequilibrio de micronutrientes (oligoelementos, especialmente hierro). Si ya usas un fertilizante de hierro, debes reducir la dosis. Mide el contenido de hierro del agua con un test. Debería ser de alrededor de 0.05 a 0.1mg/l. También se debe añadir carbono (CO2) y macronutrientes (NPK).

Si tienes algas barba en tu acuario, y las plantas muestran signos de una deficiencia de hierro al mismo tiempo (las puntas de los brotes son de un color mucho más claro que el resto), reduce la cantidad de hierro aditado al acuario. Solo añade fertilizante de hierro estándar con oligoelementos una vez por semana y con moderación.

Solución
Puedes usar agua oxigenada o glutaraldehido en la columna de agua. Después de unos días de uso, las algas barba deberían volverse blanquecinas o rosadas. Si esto ha sucedido, puedes dejar de añadir estos líquidos. Las algas muertas son comidas poco a poco por los alguívoros (como, por ejemplo, las gambas y los caracoles).
Si este tratamiento no tiene éxito, puedes intentar tratar las algas de forma individual, es decir, tratar las algas en zonas localizadas y de manera específica con un alguicida, glutaraldehido o peróxido de hidrógeno.

ALGA CUERNO DE CIERVO STAGHORN

Las algas Staghorn (Compsopogon sp.) Pertenecen al grupo de las algas rojas. Son fáciles de identificar, ya que su forma de crecimiento se parece un poco a los cuernos de un ciervo. Muestran diferentes tonos de gris. Si sumerge un pedazo de estas algas en alcohol, asumirán un color rojo.

Las algas de cuerno de ciervo generalmente se encuentran en la decoración del acuario, el equipo y los contornos de las hojas de las plantas acuáticas. Son difíciles de eliminar manualmente. Estas algas parecen ser poco atractivas para la mayoría de gambas y peces que comen algas.

Causas comunes
En acuarios plantados que se aditan fertilizantes líquidos, la aparición de estas algas es a menudo un indicador de una sobredosis de hierro. Ajusta la cantidad que añades y redúcela. Si tienes a mano un test de agua para medir hierro, verifica la cantidad de hierro disuelto en el agua y asegúrate de que no estás sobre dosificando

Además, las plantas deben recibir grandes cantidades de CO2 y macronutrientes (NPK) de forma equilibrada. Si uno de estos elementos tiene una dosis insuficiente, el crecimiento de las plantas queda limitado, de acuerdo con la ley de los míminos, los nutrientes no utilizados como el hierro y los oligoelementos pueden acumularse y formar algas. Es posible que un suministro de nutrientes tan desequilibrado sea la causa de la aparición de las algas rojas como las algas de cuerno de ciervo o barba negra.

Como los desequilibrios de nutrientes pueden ser resultado un bajo mantenimiento, nos gustaría señalar la importancia de los cambios regulares de agua. Le recomendamos que cambie alrededor del 50% del volumen del acuario por semana. Esto evita la acumulación de nutrientes y otras sustancias.

Solución
¿Has tenido problemas con las algas Staghorn en tu acuario? Recomendamos la adición de glutaraldehido. Después de unos días de tratamiento, las algas staghorn se volverán de color blanco o rosa. Si muestran esta decoloración, puedes detener el tratamiento. Las algas muertas son comidas por las gambas y otros habitantes del acuario.
Si esta medida no sirve, puede tratar directamente las algas nuevamente, con peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), siguiendo el método de nebulización. Esta es una forma más directa de tratar las algas staghorn.

ALGA DIATOMEA PARDA O MARRÓN

Las algas pardas también se conocen como Bacillariophyceae. normalmente forman capas de color marrón que cubren todas las superficies del acuario. Se llaman algas pardas debido a su color. A menudo, las algas diatomeas se forman durante las primeras semanas en la vida de un acuario nuevo, y en la mayoría de los casos se van como vinieron, por sí solas.

Las diatomeas forman capas de algas marrones que aparecen normalmente en un acuario recién montado después de aproximadamente una a tres semanas. Estas algas cubren todas las superficies del acuario, como el sustrato, el equipo, las hojas de las plantas y la decoración. Pueden formar capas marrones en el cristal de los acuarios con poca luz. Las diatomeas también se llaman Bacillariophyta. Esta clase de algas contiene muchos géneros y especies. Los aficionados a menudo las llaman “algas pardas” debido a su coloración. Sin embargo, este término no es del todo correcto, ya que las verdaderas algas pardas (Phaeophyceae) son otro grupo que, con algunas excepciones, no se reproduce en agua dulce.

Causas comunes
La aparición de diatomeas durante la fase de ciclado es completamente normal, y no es necesario tomar ninguna contramedida. Como regla general, las algas verdes desplazan las diatomeas unas semanas más tarde en la vida de tu nuevo acuario, y no reaparecerán.
Las diatomeas necesitan silicato para crecer, más exactamente, dióxido de silicio, ya que construyen sus paredes celulares en forma de caja a partir de esta sustancia. Si usas agua del grifo con altos niveles de silicato las diatomeas tienen suficiente material para reproducirse en un acuario nuevo. La falta de competidores como otras algas y microorganismos aumentará su tasa de reproducción.

Solución
Como hemos mencionado anteriormente, las diatomeas que se han formado durante el ciclado del acuario serán superadas poco a poco por otras especies de algas, especialmente por las algas verdes. Para mantener su crecimiento bajo control, puedes quitar fácilmente las capas marrones, por ejemplo, extrayéndolas con un sifón. A muchos comedores de algas también les encanta comer diatomeas, entre ellos todos los caracoles y gambas que se alimentan de algas.

Si tienes un problema permanente de diatomeas en el acuario a pesar de tener un número suficiente de alguívoros, debes verificar los niveles de silicato en el agua de tu acuario con un test de silicatos. Si estos son demasiado altos, hay varias posibilidades de bajarlo y, por lo tanto, eliminar la fuente principal de reproducción de las diatomeas. Puedes usar un sistema de ósmosis inversa para crear agua que no contenga trazas de silicatos, o alternativamente usar cargas de filtración especiales que disminuyan el contenido de silicato en el agua del acuario directamente. Ten en cuenta que estos productos también reducirán significativamente el contenido de fosfato del agua, lo que puede tener un efecto negativo en las plantas.

ALGA FLOTANTE AGUA VERDE

El agua verde es causada por algas microscópicas que tiñen el agua del acuario de un color verdoso. En unos pocos días pueden inhibir significativamente la visibilidad y transparencia del agua. Estas algas verdes generalmente se encuentran en los géneros Chlorella, Ankistrodesmus y Scenedesmus, aunque hay más algas flotantes de otros grupos, como por ejemplo las protistas flagelados del género Euglena.

En la naturaleza, las algas flotantes son parte del llamado fitoplancton, sirven de alimento importante para los animales que se alimentan por filtración, como las dafnias, los mejillones y las gambas mysid. Estas algas flotan libremente en el agua y no se depositan en superficies como el cristal, la decoración o el equipo del acuario.

Causas comunes
Las razones de un brote repentino de algas en suspensión pueden deberse, por ejemplo, a cambios estacionales, como un aumento de la temperatura durante la primavera y el verano o la fuerte luz solar.

En un acuario plantado o de Aquascaping, que son fertilizados, a menudo los desequilibrios entre nutrientes son la raíz de un problema de algas. Especialmente en el campo del carbono (suministrado con CO2) y los macronutrientes (NPK), un abonado equilibrado es crucial para las plantas acuáticas.

Comúnmente, las floraciones de algas ocurren durante la fase de ciclado de un acuario recién instalado. Cuando el sistema biológico en el acuario en joven y está encontrando su equilibrio, las algas pueden aprovechar esa situación y extenderse rápidamente. Si el nuevo acuario se ha plantado bien, y las plantas acuáticas que están ahí reciben suficientes nutrientes, es solo cuestión de tiempo hasta que las algas sean superadas por las plantas.

Solución
Si tiene problemas con el agua verde, podemos recomendar el uso de una lámpara ultravioleta. Para trabajar de la manera más eficiente posible, la unidad debe conectarse a una bomba separada con un caudal bajo. Si lo conecta al filtro externo, la corriente de agua suele ser bastante alta. Por eso, los rayos UV funcionan mejor y eliminan más algas suspendidas en el agua si el tiempo de contacto es lo más largo posible. Después de unos días, el brote de algas debería cesar. Cambie la mayor cantidad de agua posible para eliminar la mayoría de las algas muertas y evitar que contaminen el agua y desconecta la unidad de luz UV. No debes dejarla en marcha de forma permanentemente en un acuario plantado, ya que puede tener un efecto negativo en los agentes complejos utilizados en algunos fertilizantes para plantas acuáticas.

Como alternativa, puedes hacer varios cambios grandes de agua, si es necesario en combinación con un tratamiento de apagón.

En acuarios con pocos o ningún de pez, puede usar alguívoros que comen algas flotantes, como daphnia en cantidades suficientes.

ALGA BLANCA AGUA TURBIA

Al igual que el agua verde, una floración bacteriana puede nublar considerablemente el agua del acuario. Sin embargo, el agua no es verde sino de un gris claro lechoso. Este fenómeno no se debe a una infestación de algas sino a un fuerte crecimiento bacteriano o a algún problema en la colonia bacteriana del filtro.

Si tienes una floración bacteriana en tu acuario, el agua se vuelve turbia y se vuelve lechosa en unos pocos días. La claridad del agua se reduce significativamente, pero no se ven partículas flotantes a simple vista. Este hecho te permite excluir la turbidez debido a detritos flotantes y polvo. Si tu agua está turbia debido a partículas pequeñas, puede eliminarlas fácilmente con medios de filtración adecuadamente finos. El agua turbia durante una floración bacteriana se debe a una fuerte proliferación de bacterias que flotan libremente en el agua. A veces, la mancha blanca en el agua puede volverse verde. Tras haberse producido una floración de algas adicional que fue causada por el agua turbia.

Causas comunes
Las floraciones de bacterias aparecen con frecuencia durante la fase de ciclado de un acuario. El equilibrio microbiológico aún no se ha establecido, ya que el acuario aún es bastante joven y el ambiente dentro del acuario es más susceptible a estos fenómenos. Durante la fase de ciclado también puede haber un crecimiento de algas más pronunciado. Esta no es razón para preocuparse, sino que es una fase bastante normal.

Si de repente, se produce una floración bacteriana en un acuario que ha estado funcionando durante bastante tiempo, la razón de esto puede deberse a cambios estacionales, por ejemplo, como las temperaturas durante los meses cálidos o la exposición prolongada a la luz del día.

Solución
La única contramedida que tiene sentido es el uso temporal de una unidad de luz Ultravioleta. Esta unidad mata cualquier microorganismo en el agua que lo atraviesa por la luz ultravioleta. Cuanto más lenta sea la corriente dentro de la unidad, mejores serán los resultados. Por lo tanto, recomendamos conectar la unidad de purificación Ultravioleta no a su filtro externo, sino a una bomba separada con un flujo mucho más lento. Después de unos días, el agua debería volver a ser cristalina. Después de esto, recomendamos cambiar la cantidad máxima de agua posible para eliminar la mayoría de las bacterias muertas y reducir la contaminación orgánica en el agua que resulta de ellas. Después de esto puedes guardar la luz de purificación ultravioleta. Especialmente en acuarios plantados con los niveles de nutrientes correspondientes, el uso prolongado de una unidad de purificación UV puede tener efectos negativos en los elementos complejos de algunos fertilizantes de plantas acuáticas, lo que a largo plazo tendría un efecto menor al deseado en las plantas.

QUITAR LAS ALGAS EN UNA ZONA LOCALIZADA

Aquí nos gustaría mostrarle una forma de controlar algas en un punto en concreto. Este método no trata el acuario al completo con un alguicida, sino que es útil para eliminar pequeñas zonas donde han aparecido algas, como piedras y madera.

Para esto, necesitarás una jeringuilla desechable estándar como las que pueden dosificar 5ml de líquido y Agua oxigenada o Glutaraldehido, las dosis de cada tipo de líquido en razón al agua del acuario las explicaremos en los siguientes puntos.

Este método se aplica a las algas de acuario bajo el agua, lo llamamos “nebulización”. Para hacerlo, extrae la cantidad de líquido necesaria para tratar el volumen del acuario con la jeringa. Si la cantidad de algas es mayor que el volumen que podemos aplicar en una dosis con la jeringuilla, deberás repetir este proceso en diferentes días. Para que este método funcione la corriente en el acuario debe ser lo más débil posible. Desenchufa los filtros y las bombas de movimiento antes de empezar. Después rocía el líquido bajo el agua directamente en las áreas donde crecen las algas. Asegurate de no rociar a ningún animal o planta con el líquido, ya que podría causarle daños. Especialmente musgos y plantas hepáticas son mas sensibles y el contacto directo con alguicidas puede tener efectos negativos sobre ellos. Después de unos minutos mientras el líquido hace efecto, el filtro y las bombas se vuelven a enchufar.

Repite este tratamiento una vez al día durante tres o cuatro días seguidos. Esto es suficiente en la mayoría de los casos y eliminará directamente las algas. Si después de este tiempo aún quedan algas, repite el tratamiento dejando una pausa de dos días para darle al sistema biológico de acuario algo de tiempo para recuperarse.

ELIMINAR LAS ALGAS CON AGUA OXIGENADA

Si tu acuario está completamente lleno de algas es recomendable tratar todo el acuario con peróxido de hidrógeno (H2O2). Este método siempre debe considerarse como último recurso y solo debe aplicarse cuando los métodos estándar descritos al principio de este artículo han fallado y no hay forma de deshacerse de las algas. Use una dosis lo más alta y lo más baja posible para evitar que los animales en tu acuario sufran un estrés excesivo o puedan ser dañados. Algunas plantas acuáticas pueden cambiar temporalmente a un color más claro, pero esto no es necesariamente una señal de que la planta esté muerta y pronto se recuperarán.

Recomendamos utilizar una solución de Agua Oxigenada al 3%. Asegúrate de que la solución no sea de un mayor porcentaje, ya que puede conducir a errores en los cálculos y dar lugar a una sobredosis que puede causar daños graves al acuario. El peróxido de hidrógeno es especialmente efectivo contra las algas verdes y las algas verde-azuladas cianobacteria. Es más denso que el agua y se hunde.

La dosis de Agua Oxigenada para eliminar las algas es de 20 ml por cada 50 litros de agua dentro del acuario. Si es posible trata a las algas en zonas localizadas.

Si el tratamiento se hace en general, en la columna de agua la dosis puede aumentarse hasta 35 ml por cada 50 litros de agua del acuario.

Inmediatamente después de la añadir de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), en las zonas tratadas se formarán numerosas burbujas pequeñas de aire. Estas burbujas están formadas por oxígeno puro y no son dañinas para animales o plantas de acuario.

Tanto si usas el método del agua oxigenada como el del glutaraldehido, no pueden utilizarse al mismo tiempo.

ELIMINAR LAS ALGAS CON GLUTARALDEHIDO

El Glutaraldehido es especialmente adecuado para controlar las algas rojas como las algas de cuerno de ciervo o las algas de barba negra. Estas algas son difíciles de eliminar manualmente. Por lo que un tratamiento con glutaraldehido es una solución bastante buena. Este líquido también es adecuado para combatir pequeñas apariciones de algas verde-azuladas o algas verdes en un acuario. Sin embargo, para combatir estos tipos de algas, recomendamos un tratamiento específicamente con peróxido de hidrógeno como explicamos en el punto anterior, ya que es más eficiente contra las algas verdes y cianobacteria.

Como nota, tenemos que decir que el Glutaraldehido, dependiendo de la dosis, puede consumir mucho oxígeno en el agua. Por lo tanto, recomendamos el uso de este líquido por la mañana, al comienzo del fotoperiodo. Si tratas durante muchos días y con una dosis alta de glutaraldehido, asegúrate de que tu acuario está bien aireado. Para esto puedes añadir un aireador con una piedra difusora o levantar la salida del filtro para agitar la superficie del agua y facilitar el intercambio de gases.

Asegúrate de utilizar una dosis de glutaraldehido al 2%.

La dosis de Glutaraldehido al 2% es de 1 o 2 ml por cada 50 litros de agua del acuario aplicándolo a zonas focalizadas de algas.

Si el tratamiento se hace en la columna de agua la dosis puede aumentarse hasta un máximo de 4 ml por cada 50 litros de agua.

Si añadiste mas líquido de la cuenta, cambia la mayor cantidad de agua posible (al menos un 50%) como contramedida.

Por supuesto, la soluciones de agua oxigenada y glutaraldehido no deben mezclarse ni añadirlas el mismo día, pero dejando un espacio de tiempo entre tratamientos no habría ningún problema.

INFORMACIÓN DE SEGURIDAD Y DESCARGO DE RESPONSABILIDAD

Si utilizas algún alguicida comercial lee las instrucciones de seguridad de cada producto antes de utilizarlo. Tanto el agua oxigenada como el glutaraldehido deben usarse con precaución, evita el contacto directo con la piel, los ojos y la boca, así como el contacto directo con animales y plantas acuáticas. Recomendamos el uso de un equipo de protección como gafas y guantes. Utiliza los métodos mencionados anteriormente bajo tu propia responsabilidad. No asumimos ninguna responsabilidad por los daños que se puedan causar como resultado de este tratamiento.

Si quieres saber mas información sobre las algas y como eliminarlas puedes ver esta lista de reproducción en Youtube de nuestro compañero Álvaro de Aquariumblog, donde se tratan todas estas algas con mucho detalle:

Otros artículos de interés pueden ser:

Reproducir Bucephalandra desde semilla?

Valora esta publicación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando… Comprar Bucephalandra
¡Oferta!
Top Ventas
¡Oferta!
Top Ventas
7,80 6,75 IVA Incluido
¡Oferta!
8,25 7,20 IVA Incluido
×