📦Envíos a toda Europa.

¿Cómo Cuidar de los Guppy? – Mantenimiento y cuidado de peces Guppies

Los Guppys son peces que pertenecen a la familia de los Poecilia reticulata y viven el corrientes de agua dulce, pero también pueden adaptarse muy bien a ambientes más salobres. Estos son peces pequeños, por lo que no están demasiado acostumbrados a nadar en corrientes rápidas o profundas. Es muy común verlos en estanques, ríos y arroyos.

¿CUAL ES EL HÁBITAT NATURAL DE LOS PECES GUPPIES?

En estado salvaje, los Guppies crecen en las aguas del norte de América del Sur. También se pueden encontrar en muchas de las islas del Caribe. En estas aguas ocupan la gran mayoría de espacio, pero son muy capaces de vivir fuera de su entorno natural. En la actualidad, los Guppies son una especie muy popular y sus criadores los han introducido en otros ecosistemas. En las aguas de América del Norte, Europa, Asia, África y Australia es muy común verlos.

Tras los periodos de adaptación que han experimentado estos peces, son capaces de vivir cómodamente en las aguas saladas de las islas tropicales como las de Trinidad y Tobago, Venezuela, Guyana y Brasil. Sin embargo, es preciso tener en cuenta que las aguas del Caribe donde este pez vive, no tiene la misma salinidad que el agua del mar.

El pez Guppy es un gran devorador de insectos y larvas. Esta es una de las razones por las que se introducen los estanques de países asiáticos para controlar la proliferación de mosquitos que portan la malaria. Los machos tienen un comportamiento muy activo y responden bien ante los estímulos humanos. También se caracteriza por los colores vibrantes de piel, aunque los que se encuentran en vida silvestre tiene una coloración más tenue para camuflarse de los depredadores.

COMPORTAMIENTO DE UN GUPPY

Estandarizar el comportamiento de los guppies no es tan fácil como todos creen. La edad, el género y su entorno pueden afectar a su forma de interactuar. En general, los peces no son demasiado expresivos, pero puedes encontrar rasgos característicos de su carácter.

Al momento de alimentarlos puedes ver cómo se comporta un guppy porque es de los momentos de mayor energía y movimiento. Cuando son recién nacidos, no se mueven tanto y suelen comportarse de la misma forma tanto los machos como las hembras. Cuando llegan a la juventud se vuelven muy enérgicos y vivaces. Puedes verlos nadar en grupo y tienden a crear lazos de compañerismo, sobre todo los machos. 

Como todos los animales, tienen instintos de búsqueda de seguridad, por lo que empezarán a marcar su territorio, sobre todo las hembras.

Los machos son muy curiosos y observadores. Todo lo que se mueva en el acuario le causará curiosidad. Cuando ve que se acerca su cuidador también es capaz de observar y detallar. Por otro lado, las hembras suelen ser más tranquilas y menos curiosas. 

Cuando son alevines, suelen perseguirse y mordisquean sus aletas, pero con el tiempo las hembras crecen más, se vuelven más fuertes y rápidas, por lo que pierden el interés por los machos y dejan de perseguirlos.

¿CUALES SON LOS PARÁMETROS DEL AGUA DE UN PEZ GUPPY?

Los Guppys son peces tropicales fáciles de cuidar y una buena opción para los que empiezan a mantener un acuario. Sin embargo, como todos los peces, necesitan de cuidados especiales para tener una vida larga y saludable. El agua es una de las condiciones mas importantes para los peces. El agua es el medio en el que viven, se alimentan y crecen, por eso hay que prestar especial atención a los parámetros de agua que necesita un Guppy.

Estos son peces pequeños que no necesitan demasiada agua, también puedes traer compañeros de acuario para reproducirlos o para hacer un acuario comunitario. Los guppy se llevan bien con compañeros de acuario, y debido a que son pequeños, vale la pena tener varios. En un acuario de unos 30 litros pueden llegar a vivir entre 4 y 5 Guppys con comodidad.

La carga biológica son los desechos que producen los peces, y en este caso, los peces arcoiris no producen demasiada, por lo que con un sistema de filtración pueden vivir bien. Sin embargo, un buen filtro no exime de los cambios de agua semanales que necesitan todos los peces. 

En condiciones de vida natural, los guppys tienen un pH entre los 7 y 8. También necesita agua limpia y libre de nitrito con unos 14 o 16 mg/L de oxigeno. Estos peces se adaptan muy bien  a su nuevo entorno y se puede comenzar en casa con un acuario de agua neutra e ir incrementando el pH a niveles más alcalinos hasta llegar a buen nivel.

El agua de los grifos suelen tener un pH entre 6 y 7, por lo que esta puede ser una buena opción, pero hay que tener cuidado con el cloro. Aunque estos son peces que no son demasiado sensibles al cloro, el agua que sale del grifo puede ser perjudicial. El cloro y la cloramina, en niveles bajos, no es perjudicial para el consumo humano. Sin embargo, los peces se encuentran expuestos todo el día a las condiciones del agua, por eso estas condiciones pueden ser peligrosas. Un exceso de cloro puede causar enfermedades, debilitamiento y la muerte en los habitantes de un acuario.

¿CUANTO CRECE UN GUPPY?

El pez arcoiris, como también son conocidos los Guppys, es pequeño en comparación con la mayoría de peces tropicales y de agua dulce. Según la condición genética, la edad y el sexo pueden variar de tamaño, pero las hembras llegan crecer hasta 3,8cm, mientras que los machos alcanzan hasta 3cm. Después de unos seis meses se puede ver el tono adulto de un Guppy.

Después de un mes, se considera que los alevines son peces en etapa juvenil. En este punto se puede distinguir los sexos porque la hembra es más grande que los machos. Después de 30 días de nacimientio, el punto grávido de las hembras ya se puede ver, mientras que el gonopodio de los machos todavía está en desarrollo.

A los dos meses ya están en la etapa más álgida de su juventud y empiezan a tener desarrollo sexual. En esta etapa, los criadores prefieren separarlos para que se concentren en su alimentación y crecimiento.

Después de 6 o 7 meses, los Guppys ya han dejado la época de la juventud y dejan de crecer. Ahora es fácil ver el tamaño total del pez, pero necesitan una dieta igual de alta en proteínas. En este punto empiezan a tener problemas para metabolizar las grasas, por lo que una sobrealimentación o una dieta alta en grasas puede causar problemas respiratorios.

Entres los seis meses y el año y medio empiezan la etapa de reproducción, pero después de los dos años, los Guppys se vuelven infértiles y dejan de reproducirse. Con buenos cuidados, un pez guppy puede vivir hasta tres años. 

ACUARIOS PARA GUPPYS

En condiciones de vida natural, los peces tienen mucho espacio para nadar, por eso hay que proporcionarles un espacio adecuado para su crecimiento. Recuerda que los peces son seres vivos que no puedes tener en un tazón, necesitan condiciones específicas de vida.

Los Guppys pueden vivir en acuarios pequeños o comunitarios, pero hay que tener en cuenta que se reproducen muy rápido, por lo que es probable que lleguen nuevos peces. Los machos son muy activos y enérgicos, por lo que pueden llegar a agotar muy pronto a las hembras, una proporción de dos o tres hembras por cada macho está bien. Es importante incluir plantas vivas para esconder a los alevines de sus madres porque pueden llegar a devorarlos.

Los acuarios que tienen varios Guppys son realmente atractivos. Estos son peces con colores muy vivos y brillantes. Desde el cristal se puede ver como estos colores contrastan unos entre otros.

Los acuarios sin tapa pueden ser una buena opción para los Guppys. Estos son peces que no van a saltar fuera del acuario, por lo que no hay riesgo de que se puedan escapar y morir. Sin embargo, los acuarios con tapa ayudan al intercambio de gases. En el agua existen muchos agentes que si se reproducen, pueden llegar a ser perjudiciales para los peces, pero el gran problema de estos acuarios son los contaminantes que puedan entrar en el agua.

Si te encuentras en un lugar con mucho polvo o polución, lo mejor será una urna con tapa que proteja a los guppies de todas estas situaciones. En el caso de los insectos también hay que tener cuidado, sobre todo con los alevines porque pueden llegar a ser lastimados por ellos. Evalúa las condiciones del entorno de tu acuario para saber si necesitas uno con tapa o sin ella.

Recuerda que los acuarios que permanecen tapados suelen necesitar un mejor sistema de filtración o cambios de agua más recurrentes. También existen modelos con tapas abatibles para tapar un acuario durante las épocas que sea necesario. Especialmente en verano para evitar la evaporación excesiva del agua.

SISTEMA DE FILTRACIÓN

Elegir el tipo de filtro es muy importante. De esto va a depender gran parte de la salud de los peces y la cantidad de estos que podamos mantener. Los filtros ayudan a combatir las bacterias y los químicos que pueden hacer daño a  los peces. Muchas veces estos microorganismos proliferan muy rápidamente en el agua y esto suele ser mortal en los peces.

Los guppys son peces que se reproducen muy rápido y una hembra puede estar embarazada muy pronto, por lo que es necesario tener un acuario lo suficientemente grande y un filtro adecuado para mantener limpia el agua de los alevines.

También se recomienda que se usen filtros de agua con esponja. Estos son muy eficientes limpiando el agua de forma mecánica, pero no generan corrientes de agua muy fuertes en las que los peces puedan no sentirse a gusto. Cuando los guppys se encuentran en esta circunstancia suelen sufrir de mucho estrés y empiezan a nadar muy rápido, lo que puede causarles agotamiento.

Los filtros internos suponen un problema muy importante con los contaminantes. Las manos de los cuidadores pueden estar llenas de muchas bacterias y los filtros internos, como todo los filtros, necesitan mantenimiento. Esto es un problema porque cualquier cambio en el filtro requerirá de que el cuidador introduzca su mano en el acuario lo que puede ensuciar el agua y molestar a los peces.

Los nitratos, amonio y amoniaco se reproducen en el agua como producto de los desechos orgánicos de los peces y las plantas. Estos suelen caer al fondo del acuario y empiezan a contaminar toda el agua. Las bacterias también hacen colonias en el acuario y se multiplican si no hay un buen sistema de filtración. Una medida estándar para saber que tipo de filtro escoger es una que tenga la capacidad de filtrar entre 4 y 5 veces la capacidad total del acuario.

Los filtros muy potentes también pueden hacerle daño a los peces porque no tienen una esponja que disminuya la presión del agua. Estos se recomiendan para peces más grandes y de nado rápido o acuarios mas grandes. Cuando se va a usar un filtro interno, se recomienda que sea un que se pueda instalar en la parte central del acuario. Si el acuario es muy largo, y el filtro no tiene la potencia suficiente, cierta parte del acuario se quedará estancada, sin movimiento y provocará zonas anaerobicas, lo que representa un gran problema para Guppys. Además, los acuarios plantados no suelen encajar bien con un filtro interno porque ocupa el espacio para las plantas.

Los filtros externos son mucho mejores para los guppys, las plantas y el agua. No disminuyen la capacidad del acuario y son mas eficientes que los internos. Tampoco hay problemas con las corrientes de agua por que suelen venir con un regulador. Siempre es importante buscar un filtro que sea silencioso para no estresar a los Guppys.

Otra ventaja muy importante de los filtros externos es que la capacidad para el material filtrante y las mangueras que sacan el agua tienen muy poco contacto con el acuario y no hay riesgo de contaminación del agua.

TEMPERATURA DEL ACUARIO PARA LOS GUPPYS

Los Guppys son de los peces más populares. Es muy probable que si te acercas a una tienda de mascotas en búsqueda de tus primeros peces, unos Guppies estén entre las primeras recomendaciones. Son peces de aguas tropicales que tienen temperaturas cálidas en su hábitat natural. Sin embargo, lo mejor es proporcionarles una temperatura en la que se sientan cómodos y no llevarlos a los límites de su capacidad.

Algo muy importante a tener en cuenta con los Guppys, es que estos son peces que han sufrido mutaciones genéticas a través de los años para obtener los colores que suelen tener. Sin embargo, esto ha alterado algo su resistencia. Es decir, si no se cuidan, puede que los Guppys se enfermen pronto y mueran. Estos son peces fáciles de cuidar, pero no son los más resistentes, por lo que saber mantenerlos.

La temperatura mínima promedio del agua de un acuario con Guppys es de 22°C. Durante un par de días a la semana pueden vivir hasta en temperaturas de 18°C, pero esto los debilita, y aunque puede que no mueran de inmediato, afecta su sistema inmune y los hace propensos a enfermedades. Los peces, como todos los seres vivos, necesitan temperaturas constantes, y en en el caso de un cambio de temperatura, este debe ser gradual.

Calentador de agua para Guppys.

Un calentador es un accesorio vital para los Guppys. A menos que vivas en un lugar donde la temperatura sea estable todos los días, no se puede prescindir de un calentador. Hay que tomar en cuenta que las temperaturas suelen bajar en las noches y en las madrugadas, y durante este lapso de tiempo pueden sufrir de frío en el acuario. Las pequeñas fluctuaciones de temperatura a lo largo del día pueden ser buenas siempre que sean suaves.

Al contrario de lo que muchas personas piensan, la temperatura del ambiente no es la misma temperatura del agua. El aire es mucho más sensible a los cambios de temperatura que el agua. Un acuario siempre se calentará más lenta de lo que lo hace el agua.

Los calentadores no son excesivamente caros, y si compras uno de buena calidad durará muchos años. Es imposible mantener la temperatura de una pecera manualmente; las corrientes de aire alteran los parámetros del agua y por la noche no hay forma de medir la temperatura a mano.

Muchos modelos tienen apagado automático y dejarán de calentarse según su configuración. Los termocalentadores serán muy útiles porque el agua muy caliente también hace daño a los peces. Es importante mantener la temperatura estable, no sólo en el rango en el que los Guppys están cómodos. Por lo tanto, no es bueno cambiar de 20°C a 30°C porque esto será un cambio significativo que puede causar espasmos y pequeños episodios de shock en los peces. Un rango de variación entre 2 y 3 puntos de diferencia está bien.

Debido a que los cuidadores deben recrear, lo mejor posible, las condiciones de vida natural de los peces, lo mejor es investigar la temperatura promedio al año del hábitat natural de los estos. Eso es muy importante porque fortalece su sistema inmune y evita enfermedades.

No importa si se trata de un Guppy que ha crecido en cautividad, su genética está preparada para adaptarse a esto. Se debe tener en cuenta que no se puede cambiar drásticamente el agua de un acuario, si se va a incorporar agua que no sea del grifo, debe ser paulatinamente y en cambios que no superen el 30% de la capacidad de la urna.

Un termómetro también es muy necesario para los peces. Esta es la única forma de saber en qué temperatura está el agua del acuario. Los termómetros de buena calidad son confiables y exactos al medir la temperatura. Se recomienda medir la temperatura del extremo opuesto a donde se encuentra el calentador, así podrás saber con precisión qué temperatura tiene el agua y evitar que una zonas se queden más cálidas que otras.

Un rango de temperatura entre los 23°C y los 27°C está bien para la mayoría de Guppys. Sin embargo, si los peces están en etapa de crecimiento, se recomienda que el agua esté más fría, y si están en su etapa adulta o de reproducción, el lado más cálido les beneficiará.

Riesgos de las altas temperaturas en los peces

Cuando el agua de los peces está demasiado caliente, su calidad de vida se ve muy afectada. Es posible que la densidad y el oxígeno en el agua disminuyan lo que hace que aumente su ritmo cardiaco y se acelera su metabolismo. Al mismo tiempo los peces van perdiendo la capacidad de bombeo de sangre y el oxígeno no llega como debe a todos sus órganos.

Se altera la densidad del agua y oxígeno disuelto disminuyendose. También es muy posible que aumenten a niveles peligrosos los químicos tóxicos del agua. Se dañan las branquias de los peces porque sus células aumentan la permeabilidad por un cambio en el nivel de los lípidos.

El aumento de amoniaco disminuye la cantidad de oxígeno que tienen los peces y esto provoca lesiones cerebrales graves. Pierden la capacidad de osmorregulación y su sistema renal empieza a fallar. Por último, la fotosíntesis de las plantas también se ve afectada por un cambio de agua muy extremo.

Riesgos de las bajas temperaturas en los peces

Un signo visible y muy común de las bajas temperaturas de un acuario es el letargo en los peces. Empiezan a nadar poco y permanecen en las zonas bajas de acuario o en medio de plantas o escondites. Tampoco necesitarán moverse mucho en busca de aire porque cuando las temperaturas bajan hay más oxígeno en el agua.

El metabolismo de los peces empieza a ser más lento cuando el agua está más fría, por lo que dejan de moverse y dejan de comer porque no necesitan tantos nutrientes como los que su cuerpo requiere cuando tienen una vida activa.

Aunque la temperatura del agua es muy importante, recuerda que debes tener en cuenta otros indicadores como los niveles de amoníaco, pH, nitritos y nitratos. Estos factores, unidos a la temperatura son la mitad del trabajo que debes realizar para mantener a los peces felices y sanos. Si junto a esto, los alimentas de una forma adecuada y haces cambios semanales de agua, no tienes que temer enfermedades o bacterias en tus peces.

PLANTAS PARA UN ACUARIO CON GUPPYS

Las plantas son un elemento muy importante para los acuarios. El aspecto estético es el más evidente; llenan el acuario, le dan dimensión y aportan vivacidad con sus colores. Sin embargo, no vamos a centrarnos en este aspecto, sino que hablaremos de los aportes a la sanidad del acuario que hacen las plantas.

Las plantas de acuario son muy importantes porque, entre otras ventajas, se encuentra la nivelación del nivel de pH y eso lo hacen a través de la fotosíntesis. Además, ayudan a la oxigenación del agua del acuario.

Otro aspecto fundamental es la asimilación de agentes tóxicos. Como sabemos, todos los microorganismos que están en un acuario me multiplican y pueden llegar a niveles peligrosos. El amoníaco y otros compuestos nitrogenados pueden ser letales. La descomposición de los excrementos, los restos de materiales vegetales, el exceso de abono y otros agentes, caen al fondo del acuario y son peligrosos. Por su parte, las plantas tienen una gran capacidad de asimilar estos compuestos y reducir la carga que se encuentra en el agua.

Ciertos metales pesados, cuando se concentran, son nocivos para la salud y las plantas son capaces asimilarlos para evitar estos riesgos. También absorben nutrientes, que en otro caso, servirán como alimentación para las algas. Esto es importante para que no se reproduzcan sin control y no lleguen a contaminar el ecosistema del agua.

En el caso del desove, este es un gran lugar para mantener los huevos de los alevines hasta el alumbramiento. También dan refugio y crean barreras territoriales para los peces.

En conclusión, el aspecto estético no es la única función de las plantas. Plantar un acuario es muy importante para proporcionar condiciones saludables para los peces y les ayudan en su desarrollo.

Algunas plantas recomendables para un acuarios con Guppys pueden ser:

Helechos de Java

Esta es una de las plantas más comunes de los acuarios. Son muy resistentes y se adaptan bien a varias temperaturas. Su rizoma es grueso y produce hojas de coloración verde claro y otras de color verde oscuro. El rizoma crece de forma horizontal y se arraiga a la grava, las rocas o los troncos y de allí crecen nuevas hojas. Sus hojas pueden medir hasta 23cm, pero el agua de los Guppys les permite crecer sólo unos 10 cm. Esta planta proviene de la India, del Sur de China, Las Filipinas y Malasia.

Algo muy característico de los Helechos de Java, es que pueden vivir con mucha luz o con poca, al igual que pueden adaptarse a aguas ácidas o alcalinas, siempre que se eviten los extremos y los cambios bruscos.

Cryptocoryne

Estas son plantas que comúnmente se conocen como criptos. Son originarias de las regiones tropicales de Asia y son una muy buena opción para Guppys porque no sobreviven en temperaturas menores a los 21°C.

Algunas de las cryptocorynes son plantas anfibias, mientras que otras son totalmente acuáticas y crecen bien bajo el agua. La especies de Cryptocoryne Beckettii y las Cryptocoryne Willisii suelen cultivarse en viveros de plantas acuáticas.

Estas son plantas pequeñas y sus hojas no suelen superar los 15 cm de largo. Sin embargo, el resto son muy fáciles de cuidar y es capaz de crecer en casi cualquier lugar. La luz puede ser tenue o intensa, por lo que se puede adaptar bien a la necesidades iluminación de los Guppys.

La temperatura del agua no debería bajar de los 21°C porque les afecta mucho. Su reproducción es fácil gracias a sus rizomas rastreros.

Aponogeton

Si quieres asegurarte de dar la mejor alimentación a tus Guppys, un Aponogeton puede ser una gran opción. El tubérculo de estas plantas es bastante grueso y alberga una gran cantidad de nutrientes para el agua. Además, esto hace que pueda mantenerse bien cuando las condiciones de agua no son las necesarias.

Sin embargo, no se puede abusar de la resistencia de esta planta. En cuanto su tubérculo empieza a pudrirse, es casi imposible recuperar su condiciones de salud. Con un acuario sano y con las condicionesqu necesitan de los Guppys, esta planta vive sin mayores cuidados. Además, mientras hay suficientes nutrientes, el tubérculo se puede mantener abastecido sin pudrirse.

Un Aponogeton común como los Undulatus y los Natans tiene hojas bastante largas y con forma ondulada. Se puede plantar en casi cualquier parte del acuario y no tienen problemas de crecimiento. La temperatura promedio en la que puede vivir está entre los 20°C y los 30 °C. Sin embargo, pueden vivir en temperaturas que bajan a los 16 °C, pero en estas condiciones sus hojas se debilitan y empiezan a caerse. Las temperaturas muy bajas también pueden hacer que un Aponogeton entre en estado de inercia e inactividad. Cuando las nuevas hojas empiezan a hacer foliación, es necesario que el agua esté sobre los 20 °C.

Echinodorus

Estas plantas son casi exclusivas de Brasil, pero en otras regiones de América del Sur también se pueden encontrar. Su plantación es muy fácil y tiene hojas muy grandes y de colores muy brillantes. La forma de sus hojas es muy alargada como si se tratase de una lanza y se parecen a las criptas, pero de mayor grosor.

Sus hojas también son bastante delgadas, pero más resistentes gracias a la vena que las atraviesa. Las Echinodorus Crecen hasta 30 cm de largo y pueden vivir bien en temperaturas bajas. Incluso pueden florecer sobre los 18 °C. La iluminación que necesitan las plantas espada es fuerte y cenital, pero se puede adaptar bien a las necesidades que tienen los Guppys. Se han convertido en una de las favoritas de los acuarios porque terminan por ser el punto focal de todo un acuario. Las Plantas Espada del Amazonas tienen un gran parecido con los Echonodorus Osiris, con la excepción de que no tienen un rizoma muy grande.

Estas plantas se encuentran en vida silvestre en la parte sur de los Estados Unidos, por lo que está expuesta a climas cálidos, muy similares a los ecosistemas naturales de los Guppys. No tiene mayores problemas de crecimiento en un acuario normal, pero debido a que tiene un patrón pequeño, no debe plantarse hasta que el acuario haya envejecido después de algunos meses.

Sagittaria

Comúnmente, estas plantas son conocidas por el nombre de Sag y es fácil encontrarlas así en los viveros. Son originarias de zonas tropicales y templadas. Una de las que se ha vuelto más famosa en el mundo de los cuidadores de acuarios domésticos es la Sagittaria Subulata.

Estas plantas tienen unas hojas con una forma muy alargada, como si se tratase de una cuchilla. La longitud suele llegar hasta los 7.5 cm. Debido a que tienen un crecimiento rápido cuando se expone a luz intensa, se convierte en una especie de alfombra vegetal que decora todo el primer plano del acuario.

Esta es una gran opción para los que comienzan un acuario. Se adaptan muy bien a su nuevos ambientes. Todas las plantas tienen la capacidad de almacenar nutrientes para ciertas épocas. Por su parte, las Sagittarias tienen mucha más capacidad portante que las Vallisnerias o Elgittario.

La Sagittaria Graminea es otra que se destaca en los acuarios. Uno de sus principales atractivos es que sus hojas son un poco más anchas y resistentes. También es más larga porque su hoja puede medir hasta 31 cm de largo. Se desarrolla muy bien en varios tipos de agua, pero alcanza su máximo esplendor con buenas condiciones de salubridad.

ILUMINACIÓN DEL ACUARIO

Los guppys son peces que crecen en lugares tropicales donde tienen una buena exposición a  la luz. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los peces no deben exponerse excesivamente al sol porque esto puede elevar demasiado la temperatura del agua y producir exceso de algas y enfermedades.

Lo mejor es imitar, lo mejor posible, las condiciones de vida natural de los peces. La genética de los peces se ha desarrollado para vivir bajo ciertas condiciones, pero en la vida doméstica se pueden imitar estas condiciones de vida. La exposición en ventanas, lugares con muchas corrientes de aire o muy oscuros nunca son adecuados para los peces. Por lo general, la luz natural de los ambientes fluctúa durante el día, por eso las lámparas son la mejor opción.

Hay muchas opciones de pantallas para acuarios, las pantallas LED son las que más se recomiendan para guppys. Estas reproducen bien los cambios del día y la noche. Esto es importante porque los peces son sensibles a los cambios de luz y aunque sus ojos permanecen abiertos durante la noche, también necesitan descansar.

Como medidas estandarizadas, se suele proporcionar 9 horas de luz y 15 de oscuridad, pero lo mejor es informarse sobre la cantidad de horas de sol al día que reciben estos peces en su hábitat natural. De esta forma puedes recrear el ciclo de luz del día tal como lo reciben los peces en la naturaleza. La mayoría de las lámparas son fáciles de usar y compatibles con los tamaños de urnas convencionales.

Los guppys tienen la capacidad de absorber la luz artificial como si se tratase de la luz natural del sol que tienen en su hábitat natural. Una forma de hacer el acuario más saludable y amigable para los peces, es incorporar plantas vivas para que aporten más oxígeno al agua. La luz ultravioleta de las lámparas se puede configurar en niveles mínimos para no afectar a las plantas que sólo pueden recibir una pequeña cantidad de luz al día.

Mantener controlada la luz de un acuario de forma manual no es una opción realista para la mayoría de cuidadores. Durante algunos días esto puede funcionar, pero en cualquier momento se puede producir un olvido por el que dejes la luz del acuario encendida por demasiado tiempo. Esto termina por afectar a los peces, las plantas y todos los habitantes del acuario.

Los temporizadores son imprescindibles para un acuario con Guppys. Estos se apagan y se encienden de forma automática según las configuraciones. Esta es la mejor forma de recrear la salida y la puesta del sol todos los días, sin importar que el cuidador esté o no en casa. Con algunas pantallas LED podemos configurar el tiempo de luz con su dimmer.

Los Guppys no tienen demasiadas exigencias con respecto al tipo de luz que reciben, siempre que sea constante y en la cantidad e intensidad que necesitan, se mantendrán sanos y felices. Estos peces no tienen la mejor visión de todos, por lo que necesitan una cantidad de luz que le garantice una buena vista. Las lámparas fluorescentes y las LED pueden ser las mejores opciones porque iluminan bastante y no consumen demasiada energía eléctrica.

ALIMENTACIÓN DE LOS PECES GUPPYS

Los Guppys parecen más hambrientos de lo que realmente están. Puede que cuando te acerques para alimentarlos naden enérgicamente. Pero no tienes que dejarte llevar por esto; es muy probable que sufran problemas de salud si se sobrealimentan.

La sobrealimentación les produce estreñimiento y afecta mucho su calidad de vida porque los restos de comida van a parar al fondo del tanque y empiezan a descomponerse.

Una alimentación de 1 o 2 dosis al día es más que suficiente para los Guppys. La variedad y la calidad de los nutrientes es lo más importante y suelen tardar en comer unos 20 o 40 segundos, después de este tiempo, lo que les ofrezcas caerá al fondo y empezará a ensuciar el acuario. Racionar las porciones es lo mejor que puedes hacer para no darles comida de más.

Cuando se les ofrece alimentos vivos, lo mejor es darles de comer lentamente para que tengan oportunidad de comer todo lo que les das y nada termine en el agua. Los gusanos de sangre, camarones o larvas son de sus preferidos. Los Guppys son omnívoros, por lo que tienen un buen apetito y comen casi todo lo que les das sin problemas, y cuando se trate de comida comercial o congelada, hay muchas opciones disponibles que son muy nutritivas tanto para los alevines como para los peces adultos.

La comida preparada es una gran opción cuando se trata de alimentar a los peces. Es rápida, práctica y muy nutritiva, sólo hay que elegir los nutrientes y variar las comidas para que tu guppy esté feliz cada vez que lo alimentas.

Escamas. Los alimentos preparados a base de escamas son un básico para la nutrición de los Gupppys. Estos alimentos tienen las dosis de vitaminas y minerales diarias que tus peces necesitan para su desarrollo. Si los alimentas una vez al dia con hojuelas de buena calidad y con un alto contenido proteico, tus peces crecerán fuertes y con un buen sistema inmunológico.

Las escamas pueden contener varios tipos de vitaminas y minerales. Lee la etiqueta, el orden y la cantidad de los ingredientes para saber cuál de todos los preparados de escamas le ayudará más a tu Guppy. También debes verificar la fecha de caducidad y la cantidad de escamas porque una vez que ha pasado la esta fecha, se empiezan  a perder varios nutrientes y vitaminas.

Los criadores de Guppys suelen alimentarlos exclusivamente con escamas y crecen muy sanos, fuertes y con colores muy brillantes.

Paletas de verduras.

Así como los niños son estimulados a comer verduras por todo los nutrientes y aminoácidos que contienen, los peces también necesitan una porción de verduras. Las paletas de verduras suelen tener un alto contenido en algas, plancton y espirulina. Estos ingredientes tienen altas concentraciones de vitaminas B, C, D y E.

La cadena de agua donde crecen los Guppys, tanto en una vida silvestre como en una vida doméstica, suele tener bajos niveles de hierro y calcio. Las paletas de verduras ayudan mucho a comenzar a nutrirlos y a llegar a la dosis diaria necesaria para todos los guppys.

Cuando alimentas a tus peces con esta dosis de espirulina, ayudas a desarrollar y fortalecer su sistema inmune para combatir las infecciones de la piel. También se fortalecen sus aletas y tienen mayor comodidad al nadar. Por último, la espirulina ayuda a desarrollar los colores de la piel de los Guppys porque aumenta los carotenoides naturales.

Proteínas y grasas.

Estos peces también necesitan alimentos que les proporcionen proteínas en su dieta diaria. los camarones en salmuera son de sus preferidos. Son una gran opción para alimentar adultos y alevines una o dos veces a la semana. Por su parte, las grasas son muy importantes para el desarrollo de los guppys. Ayudan a mejorar sus reflejos, tienen un nado más ágil y les fortalecen su crecimiento. La cantidad de grasa que reciben los guppys debe ser controlada y no excederse en la cantidad. Siempre puedes dar cantidades pequeñas y luego aumentar la porción.

Los acondicionadores también son un elemento que los guppys agradecerán mucho. Los gusanos tubifex no deben estar vivos porque existe el riesgo de transporte de bacterias. Durante su camino a casa pueden albergar infecciones que son capaces de matar a los peces. Los gusanos tubifex liofilizados pueden ser una buena opción a la semana para tus guppys.

ENFERMEDADES DE LOS GUPPYS

Cualquier aficionado del mundo de los acuarios conoce los peces Guppy, pero las especies que se encuentran en las tiendas no suelen ser las más resistentes. Esto se debe al éxito que han tenido como especie ornamental. La cría selectiva ha creado un cruce genético entre individuos con estrechos vínculos de parentesco, lo que ha traído menos resistencia y debilidad del sistema inmune, así como malformaciones.


Aunque existen enfermedades y problemas de salud que no mencionamos en este artículo, hablaremos de las más comunes y las que presentan mayores síntomas visibles para el cuidador. Es importante dejar claro que la mayoría de las enfermedades que puede sufrir un Guppy son las que están relacionadas con malas condiciones del acuario cuando los peces se encuentran en cautividad. Si mantienes a tus Guppys con la alimentación y las características del acuario que necesitan, no deberían tener mayores problemas de salud.

Enfermedades infecciosas.

Este tipo de problemas de salud está asociado con las condiciones fisicoquímicas del agua. También se puede dar casos en los que un Guppy sufra de estas enfermedades comunes por su sistemas de defensas debilitados de nacimiento.

Tuberculosis.

Esta es una enfermedad que no se presenta con mucha frecuencia en acuarios domésticos. Sin embargo, cuando aparecen, suelen ser los Guppys quienes sufren de tuberculosis. Este tipo de tuberculosis no es la misma que la que afecta a los seres humanos, por lo que no debes preocuparte.

Las bacterias del género de las micobacterias son las que producen la tuberculosis en los peces. Un gran problema con esta enfermedad es que sus síntomas son muy ambiguos y no son tan fáciles de detectar por el cuidador. Un problema más común asociado a la tuberculosis, es la tardanza en el diagnóstico. Debido al tiempo que tiene la infección para avanzar en el cuerpo de los peces sin que sea detectada, los tratamientos no suelen tener buenos resultados.

Algunos de los síntomas que se pueden encontrar son la decoloración en su piel, falta de apetito o incluso inanición, aletas retraídas, ojos con bultos o inflamaciones, el vientre también puede presentar inflamación y decoloración.

La vía más común de transmisión de esta enfermedades es el contacto directo entre los peces. También se puede producir un contagio mediante el agua, y por último y menos frecuente, es la transmisión de la tuberculosis por los embriones cuando aún están dentro del cuerpo de la madre.

Septicemias.

Este es un grupo de enfermedades internas de origen bacteriano y/o vírico. Produce una severa retención de líquidos, por lo el primer síntoma visible es el ensanchamiento del abdomen. Estas enfermedades también se conocen como hidropesía o ascitis.

También se puede detectar esta enfermedad por el aumento en la zona ventral. Esto es provocado por el erizamiento de las escamas y la inflamación del abdomen. La exoftalmia, las hemorragias y otras patologías en la base de las aletas o alrededor de los ojos también pueden ser padecimientos secundarios derivados de estas afecciones.

Los antibacterianos y antibióticos son los tratamientos principales para estas enfermedades. Se suelen usar concentrados como la cloromicetina de 10 a 20 mg/l de agua del acuario en el que se lleva a cabo el tratamiento.

Punto blanco de agua dulce.

Una de las principales enfermedades que se presentan en los Guppys es el punto blanco de agua dulce. Esta no es una complicación única de los Guppys, y ni siquiera de los peces, es muy común verla en los vivíparos. Esta infección es causada por el parásito protozoo Ichthyophthirius multifiliis.

Los puntos blanco en la piel o en los ojos son el síntoma más notorio. También aparecen con mucha frecuencia en las branquias.

Los tratamientos para el punto blanco de agua dulce son muchos y variados. La profilaxis es uno de los más comunes por ir elevando la  temperatura entre los 30°C y los 32°C, lo que disminuye la reproducción del parásito.

Intoxicaciones.

Los Guppys no son tan propensos a las infecciones debido a los agentes tóxicos que viven en el agua y disminuyen la probabilidad de crecimiento de las patologías infecciosas. Sin embargo, los Guppys son la especie doméstica que más presenta datos y contagios por infecciones.

Por ejemplo, la presencia de nicotina en tan solo 10 mg/ puede matar en 5 minutos a los peces pequeños. También se puede producir una proliferación excesiva de infecciones por una dieta alta en alimentos comerciales y disecados. Las infecciones constantes pueden debilitar gravemente el metabolismo de los peces cuando están constantemente expuestos a estas condiciones de vida.

Degeneración grasa del hígado.

Una dieta basada en alimentos altos en lípidos puede provocar esta enfermedad. Cuando los hidratos de carbono se encuentran en concentraciones altas, también puede ser indicativo de otros problemas en el hígado de los peces.

Cuando no hay suficiente cantidad de ácido grasos y vitaminas, la grasa se acumula en el hígado, lo que puede producir que el hígado deje de funcionar y el pez muere.

La obesidad es uno de los síntomas más notorios del hígado graso. Esta puede llegar a niveles des proporcionales afectado la anatomía del pez. La hinchazón y la exoftalmia se suelen presentar en la zona ventral.

Los tratamientos para un hígado graso en Guppys consiste en un cambio de hábitos alimenticios. Bajar los niveles de consumo de lípidos y carbohidratos. Los gusanos Tubifex tienen una concentración alta de grasa, por lo que debe reducirse su consumo.

Problemas de salud asociados a la calidad del agua.

La permanencia en aguas ligeramente ácidas puede traer ciertos problemas de salud para los Guppys. Puede que los compañeros de acuario o la oxidación de materias orgánicas en el fondo del acuario provoquen un descenso en el nivel del pH, provocando un comportamiento apático y una decoloración en el color de la piel de los Guppys.

Cuando el agua se vuelve demasiado ácida para estos peces, se pueden producir una hiper segregación de las mucosas y un nado espasmódico. En este punto es necesario un cambio de agua para alcalinizar el pH a niveles sanos para los Guppys. Es importante que este cambio sea paulatino porque los peces no suelen responder bien ante un cambio muy drástico en el agua.

Se pueden usar sales de carbono para endurecer los carbonatos que sustentan el pH.

Cuando se trata de un mal mantenimiento, se debe revisar el funcionamiento del filtro y hacer cambios de agua para recuperar las condiciones lo más pronto posible.

Deformaciones.

La curvatura de la columna es uno de los defectos anatómicos más comunes de los Guppys. El origen puede ser muy variado. Puede tratarse de una tuberculosis o también pueden ser defectos anatómicos fisiológicos de nacimiento.

En el caso de los machos, sus grandes aletas pueden curvar las vértebras de las columnas. En el caso de las hembras, los partos consecutivos pueden provocar daños en su columna. El problemas de estas deformaciones es que no tienen solución, por lo que se debe elegir peces proporcionales y dejar un tiempo de reposo entre los partos de las hembras.

PECES COMPATIBLES CON LOS GUPPYS

Los Guppys son muy pacíficos y no tienen mayores problemas de comportamiento. La opción más adecuada como compañeros son los peces pequeños para que no existan conflictos en el acuario. Ten en cuenta que los peces grandes pueden desarrollar un instinto territorial y podrían querer comerse a tus Guppys.

Evita los peces que no sean pacíficos o muy agresivos. También existen peces que disfrutan de mordisquear las aletas de sus compañeros de acuario, esto también es peligroso para mantener un acuario con Guppys. Las condiciones del agua como el pH y la temperatura deben ser las mismas para todos los peces.

Mollys.

Este es el primer candidato a compañero de un Guppy. Ambos son cíclicos y sus comportamientos y hábitos son bastante similares. A pesar de que crecen un poco más que los Guppys, no hay riesgo de que los devoren. Pueden llegar a atacar a los alevines, pero los propios Guppys también pueden comerse a sus crías.

Se reproducen con facilidad y tienen colores muy vibrantes. No presentan mayores problemas en su cuidado. Tienen una esperanza de vida de entre 2 y 3 años y deben mantenerse en acuarios de, por lo menos 100 litros. Al igual que los machos Guppys, los machos Mollys, necesitan una proporción de 3 hembras por cada macho.

Platys.

Como los Mollys y los Guppys, los Platys son cíclicos y pueden vivir perfectamente con estos peces. Aunque les gusta mucho perseguir a sus compañeros, no tienes que preocuparte por las heridas porque no le harán daño a los Guppys.


Los colores son variados y no presentan problema en su cuidado diario. Son resistentes a las enfermedades y se reproducen fácilmente. Los machos crecen hasta unos 5cm, mientras que las hembras son más grandes crecen hasta 7cm.

Pueden llegar a vivir hasta los 3 años y necesitan un acuario de unos 70 litros. Recuerda que siempre que añades un compañero de acuario, es necesario tener la capacidad para recibirlo. Necesitan unas 3 hembras por cada macho y viven en aguas con pH entre los 7 y los 8. La temperatura promedio para ellos es de 24°C y 28°C

Corydoras.

Esta es una especie que realmente es compatible con muchos peces de acuario. Son amables y pacíficos como los Guppys y suelen nadar en el fondo del acuario. Normalmente se mantienen unidas y nadan en grupos de 6 o más.


No son tan coloridas como los peces anteriores, pero su principal atractivo es que nadan siempre juntas y al mismo ritmo. Las Corydoras aeneus son las que mejor encajan para adaptarse a las condiciones de agua de un Guppy.

Se les suele llamar peces “limpiafondos” y son muy útiles cuando se trata de mantener el sustrato limpio. Suelen comer los excedentes de comida en el fondo del acuario para que estos no empiecen a descomponerse.

Estas son bastante longevas y pueden vivir hasta unos 10 años y crecen hasta 7cm. Es necesario mantenerlas en un acuario de unos 60 litros. Si quieres hacer incorporaciones a las corydoras y a los Guppys, estos peces y disfrutan mucho de la vegetación. Lo ideal es proporcionarles sustratos de grano fino y suave. Hay que evitar las aristas de cualquier otro material parecido porque pueden lastimar sus barbas.

Necesitan un pH de 6 a 7.5 y la temperatura promedio para ellas está entre los 26°C, pero resisten bien en acuarios de 22°C.

Cebritas.

Las cebras están emparentadas con los barbos, mejor conocidos como muerde aletas, pero pueden vivir bien con los Guppys porque no tienen estas tendencias agresivas.


Nadan muy rápidamente y son enérgicos. Suelen mantenerse en grupos y son bastante pacíficos. Tienen patrones de colores entre blanco y negro, similar a las cebras que todos conocemos. Fue el primer vertebrado capaz de clonarse y son fáciles de reproducir.

En un pH entre 6 y 7 se sentirán cómodos. La temperatura del agua puede variar entre los 24°C y los 28°C. Necesitan una urna con capacidad de 60 litros o más porque suelen nadar rápidamente y son muy activos.

Danio Perla.

El Danio Perla se parece bastante a las cebritas en su comportamiento y temperamento. Tienen una coloración más llamativa que va entre los tonos plateados con destellos morados, azules o verdes. También deben mantenerse en grupos de 6 o más.

Crecen hasta los 6cm y pueden vivir en aguas de pH entre los 6.5 y los 8. La temperatura es igual a la que necesitan los Guppys y pueden vivir bien cuando están expuestos a la luz, por lo que las luces del acuario no le molestarán. Estos tienen una esperanza de vida un poco más alta que las cebritas y viven hasta 5 años.

Los Guppys son muy buenos habitantes de un acuario para principiantes. No necesitan cuidados excesivos y son bastante activos. Después de su cría selectiva han desarrollado coloraciones en su piel muy interesantes. Si te preguntas por algún pez de acuario para comenzar, los Guppys son una excelente opción, y no sólo por su cuidado, sino por su temperamento. Otros peces también son fáciles de cuidar, pero terminan por devorar a sus compañeros o son demasiado territoriales o agresivos. Después de leer todo sobre el cuidado de los Guppies, es hora de añadirlos a tu acuario.

Otros artículos de interés pueden ser:
Como Eliminar las Algas de Acuario – Causas y Tratamientos mas efectivos
Caridinas y Neocaridinas – Ficha y Cuidados Gambas de Acuario

Valora este artículo:

En nuestra tienda online podrás comprar Comida y Accesorios para peces Guppy y recibirlos en 24 horas en España.

×