📦Envíos a toda Europa.

Christmas Moss – Cuidados y Reproducción del Musgo de Acuario

Aunque ya escribimos un post que era un atlas de las principales especies de musgo que se suelen tener en un acuario, hoy os vamos a contar todo lo que sabemos sobre uno de los musgos más particulares: El Christmas Moss, también llamado por la comunidad científica como Vesicularia Montagnei.

El Christmas Moss recibe este nombre por la específica forma de sus hojas cuando crece alrededor de elementos decorativos del acuario, como rocas o troncos, y que se parece a la de los árboles de Navidad. Cuando crece de forma vertical también el conjunto entero se parece a este tipo de árboles.

Además de tener una forma muy original y bonita, es una de las especies predilectas para el mundo del aquascaping, pues es un tipo de musgo muy frondoso que cubre en su totalidad la gran mayoría de superficies en las que crece.

¿Os gustaría saber si el Christmas Moss es un tipo de musgo difícil de cuidar y de que crezca sanamente? ¿O si por el contrario tiene pocas necesidades para reproducirse y crecer con facilidad? ¿Qué os parecería conocer su origen, el tipo de clima y de características climatológicas a las que está acostumbrado?

Pues sobre todo esto, y también sobre cuáles son las especies de peces o de gambas con las que mejor tándem hace, os vamos a hablar en este artículo. Si tenéis interés por saber más sobre este tipo de musgo

CHRISTMAS MOSS – ORIGEN, NOMBRE CIENTÍFICO Y PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS

Además de saber reconocer de manera visual el Christmas Moss por esa forma tan peculiar de crecer verticalmente, y del aspecto de sus hojas, también te gustará saber de dónde viene.

El musgo Christmas Moss crece de forma natural en el continente asiático, y dentro de este en las zonas que son de clima tropical: por ejemplo en India, en Filipinas, Japón o Tailandia.

Además, es interesante conocer el dato de que este tipo de musgo crece en su origen natural normalmente en el suelo, pero también en los troncos y en las rocas de los ambientes más húmedos y cercanos al agua, aunque evidentemente el clima tropical es húmedo de por sí. Otra de las curiosidades sobre su lugar de origen es que a menudo crece en total simbiosis con una de las plantas más famosas y usadas en el mundo de los acuarios: el helecho de Java, también conocido como Microsorum pteropus.

Aunque este es el lugar donde creció en sus orígenes, y a día de hoy sigue creciendo en el entorno natural, lo cierto es que debido a que se ha hecho tan popular, y además gracias a la globalización, hoy en día se puede encontrar en cualquier país, ciudad y prácticamente en casi cualquier tienda de productos especializados del mundo de los acuarios. De hecho, en nuestra página de Premium Buces puedes encontrar este y otros helechos, si pinchas aquí, ya que además son los helechos algunos de los más pedidos por los clientes.

El nombre científico del musgo de Navidad es, como ya os hemos contado, Vesicularia Montagnei. Vesicularia es el nombre que se le da a muchas de las especies de musgos que existen hoy en día, y Montagnei es el que designa específicamente a este tipo de musgo con la forma tan característica de abeto de Navidad. Este musgo, además, pertenece a la familia de Hypnaceae, cuyos musgos no solamente se encuentran en Asia y en concreto en la zona tropical de este continente, sino en otras muchas partes del mundo como Europa, Oceanía o América.

Seguramente os estéis planteando a medida que leéis la descripción del Christmas Moss por qué es un buen tipo de planta para meter en nuestro acuario casero, si también se encuentra de forma natural en lugares que no son acuáticos. La respuesta es sencilla, y es que aunque también crezca en lugares fuera del agua, crece de forma natural bajo ella y siempre, siempre, necesita lugares muy húmedos y bastante sombríos.

¿Se dan estas condiciones en un acuario casero? Definitivamente sí, y por eso vamos a contaros por qué los musgos son una opción estupenda para incluir en la vegetación de nuestro pequeño hábitat creado en casa.

MUSGOS EN EL ACUARIO – ¿POR QUÉ SON UNA BUENA OPCIÓN?

Es posible que si ya tenéis un acuario en casa, o algún tipo de experiencia con los acuarios debido a que una persona cercana, os hayáis dado cuenta de que los musgos son por goleada una de las plantas más usadas para decorar y formar parte del hábitat de los peces.

¿Por qué? La verdad es que hay muchas razones de peso para tener musgo en nuestro acuario, y vamos a contarte algunas de ellas:

FÁCIL MANTENIMIENTO

El musgo es una especie vegetal muy fácil de mantener. Sobre todo cuando estamos iniciando un acuario por primera vez, tendremos bastante tarea preocupándonos por los parámetros del agua y cómo afectan estos a los peces, así como cubrir todas las necesidades de los mismos para que todo vaya bien.

Las plantas son muy necesarias en el acuario, pero probablemente deseéis plantas que crezcan con facilidad, que no necesiten grandes cuidados y así poder disfrutar cuanto antes de un paisaje acuático bonito. El musgo cumple todas estas expectativas, y casi no exige nada, por lo que la gran mayoría de personas deciden empezar el acuario con él.

ADAPTACIÓN A PECES Y GAMBAS

El musgo es un acompañante ideal para la gran mayoría de especies de peces, pero sobre todo para un acuario habitado por gambas. Estas últimas necesitan para vivir bien algún tipo de planta que sea muy frondosa, y que les permita tener escondites para la época de crías.

Muchísimos peces también necesitan alguna parte más oculta dentro del acuario debido a que tienen entre sus costumbres esconderse, o bien buscar comida entre la vegetación, como puede pasar con las Corydoras.

ADAPTACIÓN AL MEDIO

Las características principales del musgo hacen de él una planta que necesita para estar bien solamente humedad y oscuridad. Es más que obvio que no hay nada más húmedo que un acuario, y además gracias a los sistemas de regulación de luz, podremos darle exactamente la oscuridad que necesita.

AYUDA EXTRA EN EL CICLADO DEL ACUARIO

El musgo es un ayudante perfecto en uno de los procesos más importantes del acuario: el ciclado de nitrógeno. Ya os hemos contado en este post que el ciclado consiste en provocar que en el acuario se produzca un cambio natural del amonio que surge de forma sistemática por los restos de comida y excrementos de los peces, por nitrato y después nitrógeno mediante unas bacterias que habitan en el filtro biológico. Las plantas, y en especial los musgos, ayudan en este proceso porque se benefician del nitrato, que es el proceso intermedio en este cambio y que es perjudicial para los peces. Tener, por tanto, un acuario con bastante musgo, acelerará el proceso de tener un agua con suficiente nitrógeno y nada de amonio ni nitrato.

ESTÉTICA

Por último, el musgo también es una buena elección si pensamos en el aspecto estético del acuario, que es desde luego un aspecto importante, sobre todo si estamos dentro del mundo del aquascaping o paisajes acuáticos. El musgo es una de las elecciones predilectas de los expertos que tienen unos acuarios más pensados y mejor estructurados: es una planta que tiene efecto tapizante, es decir, que cubre cualquier superficie sobre la que se ponga. Da, además, una sensación como de aislamiento en la parte en la que lo pongamos, y eso ayuda a darle realismo. Por último es muy útil si lo que queremos es cubrir algunos elementos artificiales que quedan feos dentro del acuario, como por ejemplo el ventilador para bajar la temperatura del agua en verano.

PRINCIPALES CUIDADOS DEL MUSGO CHRISTMAS MOSS

Ya os hemos comentado que el musgo Christmas Moss o musgo de Navidad es realmente fácil de mantener. Todos los musgos lo son, porque en general piden muy poco, pero el Christmas Moss es especialmente agradecido con cualquier temperatura, luz o parámetros del agua.

Como sabéis por otros artículos anteriores, los parámetros del agua son los que dictaminan la cantidad de elementos químicos que tiene el ecosistema de nuestros peces y plantas, y a veces algunas especies de plantas pueden sufrir las consecuencias de no preocuparnos de este aspecto. Por ejemplo a las plantas les hace sufrir la falta de oxígeno, o la falta de dióxido de carbono.

Pero también en esto los musgos son agradecidos, y en general, siempre que mantengáis unos mínimos establecidos (que, por otro lado, deberéis mantener si queréis que vuestros peces se encuentren bien), estarán bien y crecerán adecuadamente.

Vamos, en cualquier caso, a hablar un poco de cuáles son las condiciones en las que suele crecer el musgo de Navidad:

ILUMINACIÓN IDEÓNEA PARA EL CHRISTMASS MOSS

Empezamos hablando de la iluminación idónea para el crecimiento del musgo Christmas Moss porque es precisamente una cuestión muy interesante. Normalmente los musgos prefieren estar en lugares sombríos y con poca luz, pero el Christmas Moss se adapta perfectamente a acuarios donde hay poca luz o mucha luz.

¿Qué es lo curioso de este tipo de musgo? Que crecerá de distintas formas si le tenemos en un acuario con mucha iluminación que en uno que tenga poca iluminación. Si está expuesto a mucha luz, natural o artificial, crecerá de forma muy densa o robusta y con un toque brillante. Mientras tanto, si crece en un ambiente sombrío, su manera de desarrollarse será más lánguida, es decir, con ramificaciones más finas y también de un característico tono verde oscuro. En el caso de que crezca en ambientes más sombríos, su aspecto se parecerá muchísimo más al famoso musgo de Java, y en ocasiones es hasta difícil distinguirlos.

Así pues, puede ser decisión vuestra el tipo de iluminación que le ponéis al acuario en base a la forma en la que mejor os parezca que crezca el musgo de Navidad. Si, por ejemplo, lo queréis destinar a la zona trasera del acuario, o bien a la zona central y que sirva de elemento decorativo pero que llame poco la atención, será mejor que tenga suficiente sombra. Si lo queréis para que tapice algunas partes del acuario, será mejor que crezca con luz.

Con respecto a esto, lo normal es que decidáis el tipo de iluminación según lo que al tipo de peces que hayáis escogido le convenga. Pero siempre viene bien saber qué efectos causa en el crecimiento del musgo, para saber qué os espera y también controlar que está creciendo sano.

TEMPERATURA Y CALIDAD DEL AGUA

Algunas especies de plantas no toleran el agua demasiado fría, y muchas de ellas tampoco toleran el agua demasiado cálida. Como ya os hemos contado, en general ningún tipo de ser vivo tolera bien la subida exagerada de temperatura del agua del acuario cuando llega el verano.

Por otro lado, también hay que conocer a la hora de escoger el tipo de pez que vamos a tener, y también en general el tipo de plantas, cuál es la calidad del agua que necesita: el nivel de PH, o lo ácida o alcalina que sea el agua, el KH o la dureza, los niveles de cloro, de silicatos, de oxígeno o de dióxido de carbono.

Pero, para vuestra tranquilidad, no tendréis que preocuparos de todos estos parámetros a la hora de ver crecer con salud a vuestro musgo de Navidad, porque es una de las plantas con mayor capacidad de adaptación a cualquier tipo de medio, incluso a los que no son salubres para otras especies animales y vegetales.

Así pues, podréis dedicaros enteramente a pensar en las necesidades de los demás elementos vivos del acuario y no pensar en cómo estará mejor el Christmas Moss: puede estar en agua muy fría, muy caliente y con todo tipo de niveles químicos. Eso sí, debéis saber que en su hábitat natural se acostumbra a estar en aguas muy ácidas, o sea, con el PH por debajo de 6. También suele estar en aguas muy blandas, con poco KH. Pero, os volvemos a repetir, que estará bien en cualquiera que sea la calidad del agua y cualquier tipo de temperatura.

LA IMPORTANCIA DE LA PODA DE ESTE MUSGO

Ya os hemos dicho que pocas exigencias tiene el musgo de Navidad, pero si hay una que deberíamos desde luego tener en cuenta, es la de ser podado al menos cuatro o cinco veces al año. Esto no es algo raro, ya que en general si las plantas están teniendo un crecimiento sano y normal, habrá que podarlas siempre que lleguen a tocar con el techo del acuario, o bien que empiecen a ocupar demasiado espacio e intervengan en el bienestar de los peces.

Pues bien, el musgo de Navidad tiene una necesidad especial de ser podado. Es un musgo que aunque tiene un crecimiento bastante lento, este es muy constante. Cuando está en condiciones sanas y buenas, crece muchísimo, y si además tiene bastante iluminación, crece de forma muy densa. Esta es, por un lado, la razón por la cuál es tan preciado en el mundo del aquascaping, pero también puede convertirse en un problema si no lo controlamos: al crecer de forma tan robusta, hay algunas partes del musgo que empiezan a encerrarse dentro de otras y a dejar de percibir luz, oxígeno y dióxido. Estas partes empiezan a morir, y pueden perjudicar a las partes más visibles del musgo, por lo que si no le ponemos solución a tiempo, puede ser el final de nuestro musgo.

Además, como luego contaremos, el musgo de Navidad suele necesitar que lo anclemos a alguno de los elementos del acuario, como por ejemplo una roca o un tronco. Si el musgo empieza a crecer sin control y con muchísima densidad, también empezará a pesar mucho. Esto en muchas ocasiones se traduce en que pierde el anclaje a la piedra o tronco, se suelte y empiece a flotar por el agua. Esto causará en el ámbito visual un aspecto muy desordenado y hasta sucio, si es que se empiezan a soltar partes del musgo original.

Todo ello es soluciona simplemente usando las tijeras de podar de vez en cuando, cuando veamos que está creciendo demasiado, para que así luzca de la misma forma bonita que al principio y además gane en mucha salud.

LAS CORRIENTES EN EL AGUA DEL ACUARIO

Otro punto importante que deberéis tener en cuenta para facilitar que el Christmas Moss crezca bien y rápido, es el tema del movimiento del agua y de las corrientes que se hagan en la misma.

A todas las plantas en general les viene bien este movimiento del agua, ya que esto facilita que los nutrientes y las bacterias beneficiosas viajen con mayor rapidez a través del agua desde el filtro biológico, y desde todos los rincones donde se hayan expandido. De hecho, el propio filtro biológico suele tener su propia fuerza para crear este movimiento en el agua. Si no, también hay otros elementos que ayudarán a la creación de esta corriente, como es la bomba de circulación, o como puede ser también el ventilador para acuarios que usamos en verano para evitar que suban exageradamente los grados de temperatura.

Este tipo de productos no son absolutamente obligatorios para que el musgo de Navidad crezca de forma sana, pero sí deberéis tener en cuenta que al agua le viene bien moverse, así que de una forma u otra habrá que buscar la manera de que así sea.

OTROS PEQUEÑOS CUIDADOS PARA EL MUSGO DE NAVIDAD

Por último en cuanto a los cuidados que este musgo necesita, es importante además de podarlo, limpiarlo de vez en cuando. La frondosidad que llega a alcanzar no solamente puede causar que haya partes que se queden dentro sin agua y sin nutrientes y se mueran, sino también que haya partes que no se limpien con la corriente del agua y que se ensucien mucho. Además, los desperdicios y deshechos del acuario se quedarán atrapados dentro de él, lo que incluso puede suponer que se descuadren los parámetros del acuario sin alcanzar a saber por qué. Al ensuciarse, empezarán a tornarse de un color marrón oscuro muy feo, que puede expandirse al resto de la planta y terminar de estropearla.

Para limpiar el Christmas Moss solamente hay que moverlo y restregarlo un poco con ayuda de las manos y con el propio agua del acuario. No hay que preocuparse por limpiarlo de forma brusca, ya que es muy resistente.

¿NECESITA FERTILIZANTES PARA AYUDAR AL CRECIMIENTO?

Todas las plantas, en general, pueden crecer en un acuario de forma sana y natural sin necesidad de utilizar los fertilizantes. Así crecen, de hecho, en su hábitat natural.

No obstante, es cierto que hay muchos tipos de plantas que son algo más complejas: son especialmente sensibles a cualquier cambio que se produzcan en el agua, y a la mínima que nos distraemos un poco, empiezan a debilitarse o a dejar de crecer al ritmo adecuado. De hecho, muchas de estas plantas sufren las consecuencias de cualquier subida de un parámetro del agua: cuando nuestros peces están creando más restos orgánicos, o bien cuando se ha producido una bajada del oxígeno en el agua. Ya os hemos contado este detalle alguna vez, pero en el caso de que tengáis Corydoras como uno de los peces que vivan en el acuario, debéis saber que cuando suben desde el suelo donde normalmente habitan hasta la superficie de forma repetida, es un aviso de que no hay suficiente oxígeno. Muchas de las plantas que tenéis también empezarán a tener un aspecto más deteriorado como aviso de que debéis revisar los niveles del agua.

Para este tipo de plantas más sensibles existen fertilizantes estupendos que no dañan a los demás habitantes del acuario y que ayudan a que crezcan independientemente a que el agua esté punto por punto a su gusto.

De todas formas, no tenéis que preocuparos en este sentido, y es que el Christmas Moss no es una de estas plantas con más necesidades, y tampoco tiene ninguna obligación de que se use un fertilizante para mejorar su crecimiento. Puede, perfectamente y de forma muy fácil, crecer naturalmente en el acuario simplemente teniendo cuidado con cómo se ancla o la luz que le dé. Pero, si queréis aseguraros de que crece bien sin preocuparos, o bien tenéis prisa porque crezca y queréis ver los resultados más inmediatos, sí que existen fertilizantes que le vienen muy bien: si pincháis aquí podéis ver un fertilizante alto en potasio, magnesio y hierro que viene muy bien para el crecimiento de los musgos.

¿CÓMO SE PLANTA EL MUSGO DE NAVIDAD POR PRIMERA VEZ?

Existen distintas formas a la hora de plantar el musgo de Navidad por primera vez. Como ya os contamos en el artículo del atlas de los mejores musgos para acuario, este original tipo de planta no tiene raíces y no necesita de una semilla para germinar, pues es hermafrodita. Así pues, no hay que plantear iniciar un nuevo musgo en el sustrato del acuario: sus pequeñas raíces se pueden colocar donde nosotros queramos y a partir de ahí empezará a crecer.

El Christmas Moss, además, puede colocarse de muy variadas formas y según como decidamos plantarlo por primera vez, la forma que desarrolle será una u otra. Si lo que queremos es que adquiera ese aspecto tapizado en una zona concreta del acuario, el suelo, por ejemplo, lo que tendremos que hacer es fijarla a un elemento decorativo como puede ser una roca o un tronco, con ayuda de un hilo atado que se coloca de forma muy sencilla. Hay personas, sin embargo, que lo que buscan del Christmas Moss es que cubra al completo alguna de las paredes del acuario, por ejemplo la del fondo. Para ello, lo que se puede hacer es colocar al fondo un elemento que se conoce como malla de crecimiento, y que podéis encontrar en nuestra tienda online. Esta malla se sitúa en una de las paredes y sobre ella se puede ir enraizando el musgo: es posible que al principio, cuando el musgo acabe de ser colocado, se vea la malla y no nos guste estéticamente, pero a medida que el musgo vaya creciendo la cubrirá por completo y este problema dejará de existir.

Por último, también es posible dejar que el musgo de Navidad crezca flotando por el agua del acuario. Algunas personas optan por esta forma de plantación debido a que a muchos tipos de peces les gusta tener un elemento flotante en el que poder esconderse, como es el caso de los alevines o crías. Sin embargo, esta forma es difícil de mantener correctamente, porque posiblemente debido a las corrientes del agua termine anclándose en un lugar que no deseamos. Cada uno puede hacer lo que prefiera y lo que más le guste, pero si nos preguntáis a nosotros creemos que la mejor forma para plantar este musgo de Navidad es anclándolo a una roca o bien a la malla de crecimiento, lo que le da un aspecto precioso.

REPRODUCCIÓN DEL MUSGO DE NAVIDAD

¿Es fácil reproducir el musgo de Navidad? Quizás hayáis entrado a este artículo porque ya tenéis en vuestro acuario un Christmas Moss en alguna zona anclado, y os gustaría llevarlo a otra parte que esté más alejada, sin tener que comprar un nuevo ejemplar.

¡No os preocupéis, porque esto es realmente sencillo! Los musgos, como ya os hemos dicho, no necesitan semillas para poder reproducirse y crecer ya que son  hermafroditas. Esto hace que simplemente sustrayendo tallo donde se encuentren rizomas de, digamos, la planta madre, conseguiremos que crezca con mucha facilidad en otro sitio.

Así pues, lo que tenéis que hacer es lo siguiente: pinzáis simplemente con vuestros propios dedos, algunas porciones del Musgo de Navidad original. Tiene que tener, obligatoriamente, parte del tallito o pequeña raíz del musgo. Estas partes simplemente hay que anclarlas o situarlas en el nuevo lugar que hayamos pensado, como si se tratase del elemento original. Por ejemplo, si tenemos Christmas Moss en una malla de crecimiento en la pared del fondo del acuario, podemos arrancar el nuevo fragmento y situarlo en las paredes laterales porque también queremos cubrirlas. Las atamos a nuevas mallas de crecimiento o bien a algún elemento decorativo con ayuda de un hilo y dejamos que se desarrolle.

Como quizás no sois expertos, y no cortáis un fragmento que sea perfecto de la planta madre original, os aconsejamos que añadáis algunos productos extra para aseguraros de que el crecimiento sea un éxito: esto es un poco de abonado como este que podéis encontrar pinchando aquí, y también un poco de cO2 o dióxido de carbono para ayudar a que haga la fotosíntesis mejor.

TIPOS DE PECES IDÓNEOS PARA EL CHRISTMAS MOSS

Otra de las grandes cuestiones que os gustará saber para decidiros a cultivar Christmas Moss en vuestro acuario o no, es saber si es buena su presencia para los peces que vayáis a tener. La gran mayoría de la gente no escoge a los peces en función de las plantas que quiere, sino al revés, según el pez escogido coge la planta que mejor se adapte a las condiciones que el animal necesite.

Sin embargo, ya os hemos comentado que el musgo de Navidad está capacitado para adaptarse a cualquier tipo de agua, con parámetros muy variados y desde la temperatura más baja hasta la más alta. No supondrá nunca un problema de incompatibilidad escojáis el pez que escojáis.

Como ya os hemos comentado antes, el musgo en general, y el de Navidad en particular, vienen bien debido a su frondosidad para grupos de alevines, o crías de peces. Cuando nacen, es conveniente que estén situados en algún lugar más escondido hasta que crezcan y se muevan más autónomamente, sobre todo si hay otros peces de distintas especies en un acuario comunitario.

También es muy positiva la presencia del Christmas Moss en un acuario donde haya gambas, que suelen poner los huevos en lugares de vegetación frondosos y prefieren este tipo de musgo. Las gambas tienen unas necesidades especiales y diferentes de las que tienen los peces, como distinto tipo de comida, que por cierto puedes encontrar si pinchas aquí.

En cuanto a especies de peces en concreto, podríamos hablar de que los peces perfectos para este tipo de musgo son los que prefieren un agua bastante ácida, con el PH bajo. Un ejemplo de esto es el típico pez Guppy, sobre el que os hemos hablado anteriormente en otro artículo del blog.

Los guppys necesitan un pH neutro, y desde luego no llevan bien estar en aguas demasiado alcalinas, y además son una especie que necesita como prioridad principal la presencia de vegetación en el acuario. Las hembras de esta especie suelen descansar en entornos frondosos, y pueden sufrir de estrés si no encuentran algo así en vuestro acuario.

Otro tipo de pez a los que les viene muy bien la presencia de un musgo como el de Navidad, es a los barbos. Los barbos son una especie bastante complicada, porque son muy territoriales y no suele recomendarse juntarles con otro tipo de peces en un acuario comunitario.

Sin embargo, referido a este tipo de musgo son unos compañeros perfectos y disfrutarán mucho de las condiciones que da un musgo como el Christmas Moss. En primer lugar, porque también necesitan un agua con un pH neutro tirando a ácido, y en segundo lugar porque se recomienda para que se sientan cómodos la utilización de plantas con hojas muy estrechas y resistentes, exactamente como es el Musgo de Navidad.

OTROS TIPOS DE MUSGO PARA PRINCIPIANTES DE ACUARIOS

Ahora que sabéis muchísimo más sobre el musgo de Navidad, Christmas Moss o Vesicularia Montagnei, y que sabréis llegado el momento cuando es conveniente ponerlo en vuestro acuario y cuando no, quizás os interese conocer otra especie de musgo que sea buena para una persona que está empezando en el mundo de los acuarios y que no quiere un tipo de planta que requiera demasiados cuidados.

Pues bien, como ya os hemos dicho, casi todas las especies de musgos son una buena elección para tener vegetación y no complicarse la vida con los acuarios. Pero dentro de todos estos, hay varios que destacan y que os vamos a enumerar a continuación:

EL MUSGO DE JAVA: EL MÁS DEMANDADO DEL MUNDO

Vesicularia Dubyana “Musgo de Java” Musgo de acuario

 

Comprar Vesicularia Java Moss

El musgo de Java se llama científicamente Vesicularia Dubyana, y es con muchísima diferencia, el musgo más distinguible y demandado por la gran mayoría de amantes de los acuarios, incluidos los más expertos.

De la misma forma que sucede con el Christmas Moss, el musgo de Java es el preferido porque es muy fácil de cuidar, apenas necesita ningún cuidado, y además crece de forma tapizante, crece robustamente y cubriendo cualquier superficie sobre la que lo pongamos, y esto queda muy bonito porque le da un aspecto al acuario natural, como si fuese el paraje natural donde de verdad viviesen los peces.

Además, como ventaja al Christmas Moss, el Musgo de Java crece muy rápidamente, mientras que nuestro protagonista de hoy llega un momento en el que crece constantemente, pero al principio necesita un poco de paciencia hasta que arranca.

Otra ventaja del musgo de Java es que no necesita enraizar, sino que se engancha de forma natural a cualquier superficie, incluida la grava del fondo. Si lo ponemos en el propio suelo, nos creará rápidamente una alfombra que puede quedar muy bonita, aunque no es lo más adecuado si queremos tener peces como la Corydora.

EL PHOENIX MOSS: UN MUSGO CON ASPECTO DIFERENTE

Fissidens Fontanus “Phoenix Moss” Musgo de acuario

 

Comprar Fissidens Fontanus Phoenix Moss

Otra de las especies de musgo más demandadas por los principiantes, y que también podéis encontrar en nuestra tienda online, es el Phoenix Moss. Igual que sucede con el musgo de Navidad, el Phoenix Moss no necesita grandes cuidados y crece muy rápido siempre que tenga una gran cantidad de luz, natural o artificial.

La diferencia de este musgo con respecto al Christmas Moss, y también al musgo de Java, es que tiene un aspecto que no tiene nada que ver con los anteriores: es de un color verde mucho más oscuro y la apariencia de sus hojas es más ligera, como si fuesen plumas. Da un aspecto precioso al lugar del acuario donde lo pongamos, pero no cubrirá de forma tapizante como los otros dos.

EL NANO MOSS: UN MUSGO DE TAMAÑO MUY PEQUEÑO

Amblystegium Serpens “Nano Moss” Musgo de acuario

 

Comprar Amblystegium Serpens Nano Moss

El Nano Moss, también llamado Amblystegium Serpens, es otro de los musgos más buscados por los amantes de los acuarios, porque tiene un aspecto único que no tiene nada que ver con todas las especies anteriores.

Tiene en común con el Christmas Moss o Musgo de Navidad que es capaz de adaptarse a cualquier tipo de agua y de circunstancia: poca o mucha luz, parámetros muy diversos y temperatura variada también. Sin embargo, no se parece estéticamente nada a este ni a los otros de la lista, porque es un musgo muy pequeño, con unas hojas diminutas, y que solamente crece hasta 6 centímetros.

Es un musgo perfecto para principiantes porque no necesita casi ningún cuidado, pero solamente es recomendable para cubrir espacios muy definidos como una roca o un tronco, y no para grandes superficies como puede suceder con el Christmas Moss.

Hemos llegado al final del artículo, donde esperamos que hayáis resuelto todas vuestras posibles dudas con respecto a una especie de musgo tan fascinante como es el Christmas Moss. Si nos preguntáis a nosotros en la búsqueda de un tipo de vegetación para empezar un acuario, y que luzca bonito en poco tiempo, además de agradable para sus vecinos los peces, desde luego os recomendaríamos siempre el uso de un musgo. Y, en concreto, una de las especie que más nos gustan es la de Christmas Moss: es un musgo que si crece bien y sano tiene una apariencia preciosa, y que por experiencia sabemos que también es una de las que más disfrutan la gran mayoría de los peces.

No olvidéis que aunque hablemos de que el Christmas Moss no requiere grandes cuidados, sí hay que vigilarlo de vez en cuando para comprobar que todo está bien. No podemos olvidarnos de su existencia, y no podarlo o limpiarlo, porque cualquier tipo de ser vivo necesita esa pequeña atención. Esperamos, en cualquier caso, que disfrutéis y veáis los resultados de su crecimiento pronto.

Para cualquier otra duda, información relevante sobre el crecimiento del Christmas Moss y otros, podéis escribirnos a través de los comentarios. Y si queréis conocer todos nuestros productos especializados para el mundo de los acuarios, podéis echarle un vistazo a nuestra tienda online y redes sociales.

¡Oferta!
¡Oferta!

Abonos y Aditivos

SEACHEM Nitrogen

Desde 9,73
×