📦Envíos a toda Europa.

Los 10 Mejores Comedores de Algas – Equipo de Limpieza para Acuario

Las algas suelen ser uno de los primeros inconvenientes que se presentan en los acuarios domésticos. No es necesario eliminarlas del todo porque son parte natural del ecosistema, pero es necesario mantenerlas controladas para que no se extiendan sin control afectando las plantas y los peces. Puedes sentirte tentado a desmontar el acuario desde cero para acabar con ellas, pero no es necesario, hay soluciones como comedores de algas o soluciones anti algas que pueden ayudar con este propósito.

La aparición de las algas siempre viene dada por un desnivel en el equilibrio biológico del acuario. Si las algas se reproducen mucho más quiere decir que el desequilibrio se está haciendo más evidente y preocupante. Las algas tienen varios tipos, por lo que hay que buscar la forma más adecuada para eliminarlas según su especie y sin afectar a los demás habitantes del acuario.

Causas de la Aparición de Algas en un Acuario Doméstico

Un nivel adecuado de nutrientes o luz suelen ser las razones principales por las que aparecen las algas.

Iluminación

Si la iluminación del acuario es demasiado alta o precaria, las algas encuentran el sitio perfecto para crecer. Bien sea que el acuario se encuentre expuesto a luz solar directa por estar cerca de una ventana, o con luz artificial como las de las lámparas, hay que mantener esta situación bajo control. Las algas no aparecen directamente por la incidencia de la luz, sino por el desequilibrio de CO2 que se produce en el acuario. Cuando hay un exceso o una carencia de CO2, las algas aparecen rápidamente.

Nutrientes

Aunque es necesario alimentar de buena forma a los peces, debes tener en cuenta que los restos de nutrientes se quedan en el acuario y algunos tienen carácter acumulativo y empiezan a multiplicarse con el paso del tiempo. Muchos nutrientes, con el paso del tiempo se convierten en agentes tóxicos peligros como el amoniaco.

Los restos de alimento o abono terminan por alimentar los microorganismos de las algas. Además, los nutrientes terminan por alimentarse de elementos como el fósforo o el nitrógeno, por lo que terminan por afectar el equilibrio biológico y químico del acuario. Cuando el agua del acuario no tiene un exceso de nutrientes o agentes químicos, es muy poco probable que las algas se reproduzcan de forma descontrolada.

Tipos de algas

Algas Verdes

La causa principal por la que este tipo de algas aparecen en un acuario doméstico es que los habitantes del acuario tienen un exceso de alimentación. Son fáciles de detectar gracias a su aspecto velloso sobre el cristal del acuario. También se pueden hospedar en las hojas de las plantas como filamentos verdes. Para ayudar a eliminar el exceso de algas verdes se pueden utilizar peces comedores de algas como los peces gato de hocico barbudo azules o plecas leopardos. También se recomienda el uso de imanes para limpiar el acuario. Si encuentran un filamento de algas puedes quitarlo con la mano o usando algún bastoncillo o palillo de madera.

Algas Azules (Cianobacterias)

Este tipo de algas suelen aparecer por una mala calidad del agua. Un contenido alto de nitritos y nitratos hace que este tipo de algas se reproduzcan con facilidad y pueden hacer mucho daño a las hojas de las plantas que apenas hacen foliación. Tienen una consistencia mucosa y se adhieren a superficies como piedras, plantas y objetos de decoración.

Se puede hacer una limpieza de aspiradora en el vidrio del acuario. También se debe hacer una limpieza constante del filtro y todos sus accesorios porque este suele ser un lugar donde anidan estas plagas. Cuando se usa una solución anti algas o químicos para la limpieza, se debe prestar mucha atención a la dosis empleada por cada litro de agua.

Algas Barba

Este es un tipo de algas que pertenece a la familia de las algas rojas. Su nombre proviene del aspecto de sus fibras; tiene una apariencia similar a una barba con fibras delgadas y arrugadas. Esta es una de las variedades más resistentes y se asientan sobre superficies como el filtro. Combatir con este tipo de algas puede ser un poco complicado porque sus fibras son fuertes, pero en el caso de encontrarse en el filtro, se debe cambiar la corriente del flujo del agua para cortar sus líneas de crecimiento.

En el caso de un acuario plantado, hay que tener especial cuidado con el rizoma y las raíces de las plantas porque se pueden ver muy afectados por este tipo de algas. Cuando la invasión de algas ha sido excesiva, lo mejor será sacar por completo la planta, limpiarla manualmente y mantenerla en una acuario de cuarentena para erradicar la plaga desde el principio. Los demás objetos donde se encuentran las algas deben ser limpiados y hervidos para eliminar las bacterias productoras de algas.

Algas Pincel

Esta especie de alga también pertenece al grupo de las algas rojas y son una de las peores algas que pueden reproducirse en un acuario. En la gran mayoría de los casos, estas algas aparecen por un exceso de nutrientes que se acumulan en el fondo del acuario y también por una carencia de CO2. Las fibras de estas algas tienen una coloración verde muy oscura o negra y hay que eliminarlas en cuanto aparecen los primeros nidos de algas. Suelen anclarse en las hojas de las plantas y son muy difíciles de sacar selectivamente. Lo mejor es limpiar desde cero toda la planta para eliminar toda la plaga. Es necesario limpiar por completo la grava, y si esta se encuentra muy afectada, lo mejor será reemplazarla

Algas Diatomeas

Comúnmente se conocen estas algas como algas marrones, pero es una equivocación porque este es una especie de algas marinas. Estas también aparecen por malas condiciones del agua del acuario. También aparecen por una falta de luz. Aunque los acuarios domésticos no necesitan una exposición excesiva a la luz solar, tampoco deben permanecer en lugares demasiado oscuros. La aparición de este tipo de alga es más sutil porque se trata de capas finas que se observan en el vidrio o como pequeñas manchas negras en las hojas de las plantas. Para contrarrestar esta situación se puede cambiar parte del agua por agua blanda.

Algas Filamentosas

Las algas filamentosas encierran varios tipos de algas, pero tienen un comportamiento similar. En la mayoría de los casos se encuentran en las plantas y los objetos de los acuarios domésticos. Se extienden fácilmente y pueden alcanzar hasta 20 cm si no se eliminan en el momento justo. Pueden sacarse del acuario con un palillo de madera para no entrar en contacto con el agua.

Algas Cladophora

Este es un tipo de alga filamentosa que en su gran mayoría son especies marinas, pocas aparecen en agua dulces, pero sí se pueden observar en estas condiciones. Tienen un aspecto como el de un musgo con ramificaciones muy delgadas y que tiene un aspecto como el de un algodón de algas. En su hábitat natural suelen adherirse a ramas para no ser llevadas por la corriente, por lo que se pueden observar una especie de raíces que le ayuda a anclarse a alguna superficie estable.

Bajo el microscopio se puede observar como tiene núcleos parecidos a un encaje reticulado de donde crecen nuevas hojas, pero en entre estos espacios en forma de red que alberga otros microorganismos que pueden ser peligroso.

Alga Staghorn

Los filamentos de esta alga suelen ser verdes o grises y tiene muchas ramificaciones, lo que le da el nombre popular de alga de asta de ciervo. Sus filamentos pueden medir entre 8 y 10 cm de largo y entra dentro de la clasificación de algas rhodophytas que tienen una coloración roja cuando se quita la capa superficial verde o gris.

Las causas por la que parece esta alga son muy diversas. En algunas ocasiones se puede ver un exceso de magnesio en el agua que tiene de 3 a 4 ppm de Calcio por 1 ppm de magnesio, cuando esta proporción se eleva, pueden aparecer estas algas. Un exceso de hierro también afecta los niveles del magnesio. Aunque un déficit de magnesio suele ser el principal indicador y propiciador de este tipo de algas, también surgen por un exceso de oxígeno en ciertas partes del acuario.

Lo mejor es prevenir la aparición de este tipo de algas porque puede ser muy difícil su erradicación del todo. Una buena forma de empezar a exterminar la plaga es suspender el hierro y balancear los niveles de calcio y hierro frente al magnesio.

También hay que evitar una ventilación excesiva para bajar los niveles de oxígeno y elevar el CO2. Cuando las plantas de tallo se ven afectadas, es necesario hacer una poda de saneamiento cortando la mitad de las plantas en la primera semana y el resto en la segunda semana. Esto va a ayudar a que el consumo de nutrientes no baje a cero en un solo momento.

Si las plantas son de hojas que no tienden a necesitar podas demasiado frecuentes como las anubias, rechinadoras y cryptocorynes, lo que se debe hacer es retirar por completo las hojas que ya están afectadas, pero sin eliminar más del 30% de las hojas totales de la planta.

Alga Green Dust

El diagnóstico de este tipo de algas puede presentar algunas complicaciones porque suele confundirse con el de algas de punto verde. Se localiza en el cristal del acuario y secreta una especie de polvo verde que también puede tener coloración roja que se esparce por toda el agua. Si no se actúa a tiempo puede llegar a cubrir todo el vidrio.

La aparición principal suele venir por un exceso de fosfato o porque los niveles de gh son demasiado altos en comparación con las necesidades de las plantas o los peces. También suele aparecer por una deficiencia de calcio y magnesio. Según algunos ensayos experimentales también se ha demostrado que un exceso de nitritos puede ocasionar este tipo de problemas.

Este no es un tipo de alga tan agresiva y suele tener un ciclo vital que termina y desaparece después de un tiempo. Cuando empiezan a aparecer se observa como el cristal se llena de esta alga, pero al terminar su ciclo se puede retirar sin que se puedan observar nuevos brotes.

Se puede mantener el ciclo de limpieza del agua con cambios de agua regulares y después de unos 10 o 15 días el alga debería desaparecer por completo. Puede quedar una ligera tela recubriendo el espacio, pero con un sifón se va a desprender fácilmente del agua.

Alga de Punto Verde

Si estás viendo algas en tu acuario es muy probable que se trate de estas algas. Son muy comunes en los acuarios domésticos y todos, en algún punto, llegan a tener algas de punto verde. Es posible que el diagnóstico se confunda con la apariencia de las algas Gran Dust. La forma más fácil y práctica de identificarlas es fijarse en las manchas que presenta el cristal del acuario. Se trata de puntos verdes uniformes que crean una especie de manto verde por toda la superficie.

El exceso de nitratos y demasiada iluminación suelen ser los principales causantes de este tipo de algas. Se pueden eliminar las primeras capas de algas sobre el cristal de forma manual con un sifón o un bastoncillo de madera. Después de esta primera etapa es necesario recuperar el equilibrio del acuario. Normalmente se debe reducir el nivel de exposición a la luz que tienen las plantas y ajustar la dieta de las plantas y los peces.

Es necesario cambiar el 50% del agua del acuario de forma progresiva y usar una solución anticloro. Se puede realizar este proceso 2 o 3 veces por semana, pero si se puede realizar el tratamiento diariamente, será mucho más fácil la eliminación de los restos de nutrientes en el agua. Después de unos 7 días de tratamiento se pueden observar las primeras mejoras. Llegado el día 14 del tratamiento debería estar erradicada por completo. Siempre hay que tener en cuenta la cantidad de algas y las dimensiones del acuario para estimar un tiempo de culminación del tratamiento.

Es importante reducir, la mayor cantidad posible de oxígeno extra en el acuario para aumentar el CO2 y que las algas no tengan alimento para seguir creciendo. Ajustar el ciclo de luz también es muy importante y usar soluciones como el Glutaraldehido para que el proceso sea mucho más eficiente.

Las algas son un género de distintos tipos grupos filogenéticos y tienen un comportamiento similar al de las plantas; son fotosintéticas y viven en ecosistemas marinos. Sin embargo, existen diferencias biológicas que las separan de las plantas. No tiene raíces, ni tallos o tejidos vasculares y su forma de reproducción es más simple en comparación con el de las plantas. Su área de distribución se genera en el mar, aguas superficiales y en formaciones de agua cercanas a la tierra. Sus tamaños son muy variados y se pueden encontrar ejemplares de algas microscópicas y otras que llegan a medir 50 metros.

Las algas tienen una composición interna de clorofila y son capaces de alimentarse por sí mismas a través de la fotosíntesis. La última clasificación oficial de las algas las sitúa dentro de las protistas porque son organismos que pueden ser unicelulares, multicelulares simples y multicelulares eucariotas con núcleos celulares que son separados por membranas.

Existen más de 10.000 especies de macroalgas, pero la gran mayoría son eucariotas y su fotosíntesis se realiza a través de estructuras con membranas cloroplastos. En el caso de los acuarios domésticos, las algas más comunes no representan un peligro real para los habitantes del acuario.

Es importante tener presente que las algas siempre están presentes en el agua de los peces. Muchas veces pueden alojarse en lugares muy pequeños que no logramos observar y no crecen mucho más por carencia de nutrientes para ellas. Como en cualquier ambiente marino natural, las algas son parte de un acuario.

Hay que cuidar de las condiciones del agua para evitar que las algas se conviertan en una plaga. Debido a que crecen muy rápido, lo mejor es prevenir la reproducción excesiva de algas. Las algas, de un modo similar a las plantas, pueden ajustar ciertos desequilibrios biológicos en el acuario porque absorben algunas cantidades de nutrientes excesivos en el acuario. En algunas ocasiones, las algas sirven como alimentación complementaria de peces que toman nutrientes de ellas. También pueden funcionar como nido para los alevines.

Como los acuarios plantados, las algas son capaces de absorber la luz y esto les va a permitir convertir toda esta energía en materia orgánica capaz de servir como alimento para ellas y para los peces.

¿Cómo prevenir las algas?

Las algas no deben ni pueden ser eliminadas del todo, ya que la mayoría no son peligrosas si se controla su reproducción. Por lo general, una proliferación excesiva de algas delata un problema con la calidad del agua o las condiciones del acuario. La mejor forma de prevenir las algas es mantener el cuidado que necesita un acuario en casa.

  •         Localización del acuario. Un acuario, aunque se encuentre en casa, debe estar posicionado en un lugar adecuado. Las ventanas no son un buen lugar para los acuarios porque es demasiada exposición solar y la energía del sol es materia prima para la formación de algas.
  •         Cuarentena para las plantas. En algunas ocasiones, las plantas pueden albergar pequeñas algas que no pueden observarse con una revisión superficial. Siempre que una nueva planta entre al acuario debe ser revisada con detalle y mantenerla en una acuario de cuarentena antes de traerla al acuario comunitario.
  •         Nutrientes y cambios de agua. Los excesos nunca son buenos, y en el caso de los acuarios, no hay una excepción. Cuando los nutrientes se quedan en el fondo del acuario porque no han sido absorbidos por las plantas o comidos por los peces, sirven como alimento para las algas. De forma análoga, el cambio de agua es muy importante. Reemplazar cierta cantidad de agua ayuda a sacar los nutrientes extras y desechos orgánicos de los peces. Además, la calidad del agua afecta la dureza y el nivel de pH.
  •         Iluminación. Ya sabemos que la iluminación afecta directamente a las plantas y a las algas. La cantidad de horas de luz es directamente proporcional a las necesidades de los peces y las plantas. También debe tomarse en cuenta la altura del acuario y el volumen del agua. Las plantas que están en el fondo del acuario deben poder recibir la luz necesaria, pero no excesiva para que sirva como alimento para la fotosíntesis de las algas.
  •         Etapas en el acuario. Normalmente, en la etapa de maduración del acuario o cuando los peces entran en su etapa de adultos, es probable que las algas salgan de control. Es importante eliminar cualquier brote de algas que se observe para evitar que se multipliquen.
  •         Exceso de hierro. El hierro es muy importante para el crecimiento de las plantas y para la nutrición de los peces, pero un exceso puede llegar a ser peligroso. Cuando hay demasiado hierro, este no es aprovechado por las plantas, sino que se convierte en alimento para las algas. En el caso de las plantas que hacen foliación fuera del agua, hay que tener presente que sólo son capaces de absorber el hierro a través del rizoma, por lo que no se debe tomar en consideración la parte de la planta que está fuera del agua porque esta no es capaz de absorber el hierro. De un modo contrario, las algas pueden absorber el hierro a través de todo su organismo. Los fertilizantes que se depositan en el sustrato son mucho más eficientes porque serán alimento sólo para las plantas. Los fertilizantes que se depositan en el agua pueden ser aprovechados por algas.
  •         Eliminadores de algas. Hay que tener presente que la mayoría de soluciones que se venden para eliminar las algas están hechas a base de cobre. Ese es un mineral perjudicial para las plantas y los peces, sobre todo los invertebrados. Una opción alternativa son los eliminadores de algas a base de Glutaraldehído.

¿Por qué siguen apareciendo más algas en el acuario?

Es normal que después de ajustar todos los niveles del acuario y tener el mejor ecosistema para los peces, sea muy frustrante seguir viendo algas. Es importante tener presente que las algas se reproducen de una forma muy fácil y las esporas pueden ayudar mucho en este proceso. Las esporas pueden ser transportadas en casi cualquier microorganismo del acuario. En las plantas vivías, las tripas y los desechos de los peces, y hasta en el aire que circula por el agua pueden ser trasladadas las esporas que albergan a las algas.

La mayoría de las esporas son inofensivas mientras que se mantienen en estado inactivo. Sin embargo, es muy fácil que estas se reproduzcan, sólo se necesita un pequeño cambio en los niveles del agua para que las esporas se activen y se reproduzcan, y con ellas, las algas. De esto se desprende que es casi imposible mantener un acuario totalmente libre de algas.

Como mencionamos anteriormente, existen más de 10.000 tipos de algas, por lo que es difícil mantener un acuario libre de ellas porque cada una tiene un hábitat natural y unas condiciones de vida particulares que hacen que puedan reproducirse fácilmente. Justamente por eso, lo mejor es mantener en el acuario algunos comedores de algas que mantengan a las algas bajo control. Las algas verdes y las marrones son las más beneficiosas para este tipo de peces. Ahora vamos a hablar de los mejores 10 comedores de algas para una acuario doméstico.

Crossocheilus Siamensis

Este es uno de los comedores de algas más famosos. Comúnmente se conoce como Come Algas Siamés, Zorro Siamés o Zorro volador Siamés. Se alimenta de todo tipo de algas, incluyendo la familia de algas rojas.

Su cuerpo tiene la forma de un cilindro y sus aletas son transparentes, con excepción de la aleta caudal. En esta aleta se continúa una línea negra que rodea todo su cuerpo y va adquiriendo una forma puntiaguda como una lanza. La boca tiene un par de barbillones que apuntan hacia la parte inferior y los ojos están situados en los laterales. La región ventral del cuerpo tiene una coloración plateada, pero la parte dorsal es parda debido a que las escamas tienen un borde exterior de color oscuro que da una impresión de dos colores sobre la piel.

Originalmente, su hábitat natural son las aguas de Tailandia y la península de Malasia. Suelen verse en las riberas de los ríos de las regiones de Mekong. Este tipo de corrientes tiene una gran cantidad de oxígeno y tienen una vegetación muy abundante.

En su hábitat natural esta es una especie totalmente herbívora, y cuando se encuentran en un acuario doméstico, se debe seguir con este tipo de alimentación. Pueden aceptar alimento vivo como las Artemisa y las Larvas de Mosquito, pero su alimentación se debe basar en algas y otras plantas.

Su comportamiento es bastante enérgico y su nado es rápido, pero no suele tener conflicto con los demás peces. Si es un pez territorial, pero no de un modo excesivo para atacar. Se deben evitar ejemplares que guarden un aspecto similar. Este pez tiene como defecto de nacimiento la vejiga natatoria, por lo que no puede mantenerse inmóvil con facilidad. Cuando se encuentra en etapas de descanso, reposa sobre sus aletas pélvicas y las pectorales, esto a diferencia de la gran mayoría de los peces que reposan sobre el vientre.

Se adapta muy bien a sus compañeros de acuario, siempre que exista suficiente espacio para todos. Se deben evitar los peces muy pequeños que puedan convertirse en su alimento. Tampoco debe permanecer con peces como los Lácteos porque este es su principal depredador en condiciones de vida silvestre.

Reproducir esta especie en cautiverio es realmente muy difícil y su expectativa de vida en casa es de unos 10 años. El dimorfismo sexual es complicado a simple vista, exceptuando porque las hembras son un poco más grandes y gruesas que los machos.

Idealmente, deben vivir en acuarios de unos 80 litros y con abundante presencia de algas para prevenir que estas se conviertan en plagas. Normalmente, esta es una especie que resiste muy bien un rango amplio de valores de agua, pero pueden vivir en acuarios con un pH de hasta los 8 y una dureza de 18 gh. Suelen vivir en aguas cálidas y tropicales, por lo que necesitan una temperatura elevada.

Este pez es una gran opción para tener un acuario plantado con mucho oxígeno, pero sin una plaga de algas. Para brindar una buena cantidad de oxígeno a los Crossocheilus Siamensis se puede instalar una bomba difusora u otro componente que agregue un extra de oxígeno. Estos peces son buenos saltadores por lo que se debe mantener el acuario tapado para evitar que salten hacia afuera.

Caracol Cebra

Neri tina Metalepsis es su nombre científico, pero también se conoce como Caracol Cebra y Caracol Tigre. Este es un molusco gasterópodo que puede vivir en acuarios marinos o de agua dulce. Sus cuidados son muy fáciles, pero se deben conocer sus condiciones de vida silvestre para proporcionarle un buen ambiente para vivir. Su dieta se concentra en las algas.

Mide entre 1 y 3 cm y tiene una forma redonda con un opérculo. Esto le sirve para esconderse de depredadores. Su coloración es naranja o marrón con unas franjas verticales negras o marrones que salen desde la base del caracol. Algunas especies pueden tener las rayas más claras u oscuras y en algunos ejemplares la raya tiene una forma de zigzag.

Es originario de Kenia, Mozambique, Somalia, Sudáfrica y Tanzania. En estas regiones viven en manglares y lagunas cerca de las costas del mar. Como todos los habitantes del acuario, necesita ciertas condiciones de vida. Se debe mantener controlada la sobrepoblación de este tipo de caracoles; como máximo, se debería mantener un máximo de 2 caracoles por 3 litros de agua.

La temperatura puede variar entre los 20 ºC y los 28 ºC con un nivel de pH entre 6.5 y 7.5. Son ideales para vivir en acuarios plantados y con mucho oxígeno. No hay que preocuparse de las algas porque son excelentes comedores de algas.

Los acuarios nuevos no son los mejores para estos caracoles. Debido a que se comen las algas, los acuarios maduros son donde se sentirán mejor. Si no hay suficiente población de algas, se puede alimentar a estos caracoles con pastillas a base de algas. También necesitan alimentarse con calcio, pero se debe suplementar con calcio en un acuario de cuarentena por un día o una noche para no crear un excedente de nutrientes en el acuario comunitario.

En el caso de un acuario plantado, esta es una de las mejores opciones porque comen las algas, pero no se alimentan de las plantas. También suelen preferir una iluminación tenue y tienen mayor actividad durante la noche. Son ideales para acuarios comunitarios porque su comportamiento es pacífico y tranquilo. En algunas ocasiones salen por encima del límite del agua, por lo que se debe mantener el acuario tapado. Se deben evitar los peces que comen moluscos porque estos son sus principales depredadores.

La reproducción en cautiverio presenta ciertas dificultades. Por una parte, necesitan cierto nivel de salinidad, pero los resultados de las pruebas experimentales no son conclusivos y no se sabe con certeza una forma de reproducirlos en un acuario doméstico. Debido a que no hay dimorfismo sexual evidente, es difícil diferenciar a los machos de las hembras, por lo que no es fácil encontrar una pareja de caracoles.

Los huevos tienen un tamaño de 1mm de diámetro y tienen un color blanco. Los huevos se encuentran esparcidos por distintas áreas del acuario. Se recomienda un acuario de, por lo menos 20 litros, para este tipo de moluscos.

Caridina Japónica

Esta es una de las especies de gamba muy famosa y valorada. Son muy comunes en corrientes fluviales de agua dulce y son muy útiles para controlar el crecimiento de algas filamentosas.

Su hábitat natural son las aguas de las regiones de Yamato en Japón, pero también se encuentra en Corea y Taiwán. El primer divulgador de esta especie fue Takashi Amano, por lo que también se le conoce como camarón o gamba Amano. Su morfología es similar a la del resto de las gambas de agua dulce o marinas, pero se distingue por su cefalotórax con una raya blanca muy característica que atraviesa su cuerpo hasta llegar a su cola.

En su cabeza se encuentran todos los órganos vitales que necesita este animal y cuenta con 4 pares de patas con la que se moviliza. Debajo de su esqueleto se encuentran su abdomen y sus músculos, aquí también se encuentra una especie de falda con la que funciona su natación. La caridina Japónica presenta una coloración mayormente transparente, pero pueden observarse algunos colores sobre su piel según la alimentación que reciba.

La diferencia en dimorfismos sexual se encuentra en que las hembras presentan manchas más longitudinales y ordenadas que las de los machos. Las hembras también son más grandes y miden hasta 6 cm, mientras que los machos crecen solo hasta los 3 cm, esta es otra de sus principales distinciones.

La alimentación de estas gambas requiere ciertas condiciones especiales. En primer lugar, las raciones deben ser pequeñas y se debe evitar grandes aglomeraciones de comida. También se debe brindar un ambiente tenue y con luz baja al momento de alimentarlas, esto para reducir el estrés del que pueden sufrir estos animales.

Son una especie pacífica que no se muestra agresiva frente a sus compañeros de acuario y se puede mantener en grupos pequeños de gambas. Tienen un carácter tímido y suelen tener mayor actividad durante la noche, pero si se les brinda una iluminación baja, puedes verlas nadar por el acuario durante el día.

Su dieta se basa en alimentos de origen vegetal, por esto se le conoce como una especie comedora de algas. Las algas que mayores aportes nutricionales hacen a su dieta diaria son las algas filamentosas, pero se debe evitar que consuman algas negras o de pincel. También pueden alimentarse de las plantas que se encuentran en el acuario. Las Riccias son una buena opción como alimentación complementaria a las algas.

Son efectivas para controlar las algas filamentosas, pero se debe tener cuidado con los compañeros de acuario que tengan porque pueden llegar a devorarlas. Los peces grandes o muy agresivos pueden ser un peligro para estas gambas, cuando se encuentran en estas circunstancias las gambas pueden sufrir de mucho estrés por el ambiente en el que se encuentran, por lo pueden ser devoradas por sus compañeros de acuario más grandes y agresivos.

La reproducción dentro del acuario no presenta mayores inconvenientes y las Caridinas Japónicas alcanzan su madurez sexual después de sus 5 meses de vida. La hembra se debe mantener en un acuario separado porque los huevos se pueden convertir en una buena fuente de proteínas para los demás peces. Sabemos que los huevos comienzan a formarse cuando el vientre de la hembra se torna de color oscuro.

Según la temperatura del acuario, los huevos pueden hacer eclosión entre la semana cuarta y sexta. La esperanza de vida promedio de estas gambas es de 3 años, pero cuando se encuentran en cautiverio suelen vivir sólo 2 años.

Caracol Ramshorn

Estos caracoles pueden moverse y doblar su cuerpo para esconderse entre los pequeños espacios de las plantas. En los caracoles jóvenes se puede ver el interior del cuerpo mientras comen porque su caparazón tiene una capa delgada y su color es translúcido. La edad de estos caracoles se puede medir por el tamaño de su caparazón. Cuanto más envejece el caracol, su caparazón empieza a ser más grande.

Esta especie no tiene grandes requerimientos respecto al tamaño de su acuario. Desde un espacio pequeño de unos 20 litros hasta ejemplares de 40 o 60 litros. Este no es un caracol especialmente escurridizo, pero se debe mantener el acuario tapado para evitar fugas.

Lo mejor es mantener un acuario plantado para este tipo de caracoles. Son una buena solución para las algas porque se alimentan, principalmente, de una dieta vegetal. Necesita una buena cantidad de oxígeno para vivir bien y suele vivir en las zonas más oscuras o turbias del acuario. El pH indicado está entre los 7 y los 7.5 con una temperatura entre los 21 pc y los 26 pc. También es importante mantener el nivel de nitritos y nitratos controlados porque pueden hacer mucho daño a la salud de estos caracoles. Un exceso de nutrientes también podría convertir estos caracoles en una plaga.

Al igual que muchos de sus compañeros con cáscaras, los medicamentos o fertilizantes para otros habitantes del acuerdo pueden afectar la salud de los caracoles. El cobre, del que está compuesto muchos de los fertilizantes para plantas, puede ser dañino para los peces.

La alimentación de los Ramshorn se basa en algas blancas y filamentosas del acuario, pero también pueden aprovechar los restos de comida de otros peces y las materias vegetales muertas o en descomposición. Como muchos otros peces del acuario, pueden comer escamas de pescados, pallets o suplementos de calcio. Un suplemento de calcio es ideal para estos caracoles porque fortalecerá su caparazón.

Las comidas deben ser pequeñas porque estos son animales lentos que no tienen la capacidad de ir a buscar su comida rápidamente y mucha de esta podría quedar desperdiciada en el fondo del acuario. Después de 5 minutos de alimentación, el caracol estará saciado, por lo que no es necesario seguir dejando caer comida al acuario. Si estás pensando en Gambas Caridinas Japónicas, estas no son buenas compañeras para el caracol Ramshorn porque este último se muestra especialmente interesado en comer gambas de esta especie.

Cuando las algas se encuentran en el fondo del sustrato, este caracol es una buena solución. Un Ramshorn es capaz de cavar hasta 2.5 cm por debajo del sustrato buscando alimentarse de las algas que se acumulan y crecen en la parte baja del vidrio del acuario. De la cantidad y la calidad de los nutrientes que tenga a disposición el caracol, dependerá la fuerza de su caparazón. Cuando estos caracoles tienen una dieta alta en calcio, su caparazón crece fuerte, grueso y sin grietas, pero cuando la alimentación no es suficiente, se pueden observar fisuras y debilidad general en la calidad del caparazón.

Bagre Bristlenose Pleco

La gran fama que ha conseguido este pez se debe a su capacidad para mantener plagas de algas bajo control. Este es uno de los bagres más pequeños que se pueden encontrar y mide entre 3 y 5 pulgadas. Su cuerpo tiene una forma plana y tiene un recubrimiento de placas óseas y con el crecimiento van apareciendo tentáculos como ramas desde su cabeza. Los tentáculos de los machos son más grandes y largos que los de las hembras. Tiene dos aletas pectorales y otras dos abdominales, junto a una boca de forma redondeada y labios largos.

Los colores de este Bagre suelen ser oscuros ente los negros, marrones, olivas y grises con algunas manchas claras sobre su piel y la parte inferior de su cuerpo es más translucida que el resto. Debido a que son originarios de las aguas de América del Sur, se debe procurar un flujo de agua suave y con mucho oxígeno. Idealmente, se debe proporcionar suficiente espacio de vegetación para que estos Bagres puedan descansar durante el día porque prefieren las zonas menos iluminadas del acuario.

Un pH entre 6.5 y 7.5 será suficiente con una temperatura entre 20 ºC y 26 ºC. El fondo del acuario debe tener suficiente espacio porque estos peces prefieren estas zonas y son muy buenos eliminando las algas de estas zonas. Durante la juventud, estos peces son susceptibles al pH del agua, por lo que hay que procurar mantener este nivel estable o traer al acuario comunitario un ejemplar adulto que soporta mejor estos cambios.

Su alimentación está basada en especies vegetales y pasan la mayor parte del tiempo buscando las algas que aparecen en el sustrato y en el fondo del acuario. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las algas nos serán suficientes para proporcionarle todos los nutrientes que necesitan. Necesitan, un promedio de 15% de proteínas en su dieta.

Un síntoma común de un déficit de alimentación de los Bagres es que estos empiezan a comer las plantas del acuario. Por lo general, cuando estos peces están bien nutridos no morderán las plantas. La coloración de su piel también puede ser un síntoma notorio de la calidad y la cantidad de alimento que están recibiendo. Con dos dosis de alimentos diarios será suficiente.

Es muy poco probable que los alevines o los huevos de Bagre Bristlenose Pleco sobrevivan en un acuario comentario, lo mejor será que el desove se realice en el acuario común y los huevos sean trasladados a un acuario privado. En condiciones de vida silvestre, esta especie se reproduce en las épocas más frías del Amazonas, por lo que la temperatura del acuario debe bajar un poco para que los machos preparan los nidos para el desove.

El dimorfismo sexual se puede observar en que las cerdas de los machos son más grandes, mientras que las de las hembras solo crecen la mitad respecto a los machos. Los machos son muy territoriales, por lo que se debe evitar más de dos en un acuario.

Neocaridina Roja

Esta es otra gamba muy popular en los acuarios domésticos, eso se debe a su facilidad en su cuidado y mantenimiento. La piel de estas gambas suele ser roja o color cereza, por lo que también se le conoce como Neocaridina Red Cherry. Existen varios tipos distintos, pero sus cuidados y necesidades son muy similares. Gambas Red Cherry, Red Cherry Saura, Red Cherry Firme y Red Cherry Bloody Mary son de las variedades más comunes.

Las hembras son ligeramente más largas que los machos, llegando a crecer hasta los 3 cm. Sin embargo, sin importar la especie a la que pertenezcan, las hembras siempre tendrán colores más brillantes y vivaces que machos. Mientras están en su etapa de juventud, es muy difícil diferenciar entre las hembras y los machos porque su aspecto es muy similar. Con el tiempo las hembras desarrollan una especie de bolsillo en su estómago para mantener los huevos antes de que sean fertilizados por los machos.

Lo ideal es mantenerlas en grupos de 5 para que estén más cómodas. También debes hacer cierta adecuación en el acuario porque estas gambas requieren lugares poco iluminados. También lugares con musgo para que puedan descansar durante las horas del día.

Como cualquier otro pez, necesita cierta cantidad de espacio para mantener condiciones de vida saludables. Un acuario para estas gambas no debería ser inferior a los 20 litros y con una temperatura promedio entre los 20 ºC y los 29 ºC. El pH debería estar entre los 6 y los 8 y la dureza por encima de los 5 Gh porque necesitan de estas condiciones para que su cáscara haga su proceso de renovación.

Los compañeros de acuarios deben ser escogidos pensando en que las gambas pueden ser presa fácil para los peces más grandes. También pueden sufrir de mucho estrés y se llegan a esconder en las partes más oscuras del acuario o entre las plantas para evitar ser comidas. Incluso, si los peces no son agresivos pueden llegar a comerlas. Por ejemplo, los Guappys, que son peces muy tranquilos y pacíficos pueden llegar a comer gambas Neocaridinas rojas.

Su dieta es una de las mejores formas de mantener un acuario limpio. Son excelentes comedores de todo tipo de algas, sobre todo las algas verdes. También funciona bien como detritívoros porque consumen cualquier alimento extra que des a los demás peces. En condiciones de vida silvestre, las gambas son muy flexibles con su alimentación y comen prácticamente todo lo encuentren, pero en un acuario pueden consumir materias vegetales como algas y plantas y también proteínas.

Es importante tener en cuenta que se debe mantener varios ejemplares de gambas comedores de algas porque estos son peces pequeños que no son capaces de asimilar grandes cantidades de comida.  A pesar de que pueden comer restos de comidas de los demás peces, lo mejor es no alimentarlos de más porque esto altera el equilibrio químico del agua.

La reproducción de este tipo de gambas no ofrece muchas dificultades y después de 4 meses ya han alcanzado su madurez sexual. Cuando los huevos de la hembra han sido fertilizados, se puede observar como los carga en su abdomen. Los huevos tardarán unos 20 días en hacer eclosión y al nacer serán de color banco, pero con el tiempo empezaran a toma color.

Gobio Arcoiris

A pesar de que su nombre científico es Stiphodon Ornatus, se le conoce como Gobio Ornatus y pertenece al grupo de los Stiphodones y tienen un tamaño adulto de hasta 7 cm. Son originarios de las regiones de Sumatra e Indonesia. Este es el tipo de Gobio que prefiere vivir en aguas suaves y lentas.

Cuando están en casa necesitan que el agua del acuario esté bien oxigenada; un buen filtro, con mayor capacidad de la que tiene el acuario puede ayudar a proporcionar estas condiciones. Las algas son su principal fuente de alimentación, pero se puede complementar con alimentos como calabacín o pepino. Las escamas y gusanos rojos ayudan a preparar sus sistemas digestivos para comer los tipos de algas más densas.

El pH debe mantenerse entre 6.5 y 7.5 con una temperatura de 30 ºC a 20 ºC. Son capaces de comer las algas de todo el acuario, pero prefieren mantenerse en las zonas oscuras del acuario. Este es un gobio muy activo y es capaz de recorrer todo el acuario en busca de algas.

Las algas verdes son su principal fuente de alimentación y mantendrán limpias las superficies como rocas y las hojas de las plantas. Las algas de las anubias, las cianobacterias, las filamentosas y las rojas se deben evitar con este tipo de Gobios.

Este es un buen ejemplar para mantener en un acuario comunitario porque es capaz de interactuar con los demás. También puede mantenerse con un grupo de machos Gobios, aunque uno de ellos tomará el control y se establecerá como el líder. Lo mejor es mantener un acuario lo suficientemente grande para que cada macho pueda tener su territorio y evitar conflictos.

Debido a que los Gobios Stiphodones son pequeños, alargados y con nado lento, es muy probable que se conviertan en presas fáciles para otros peces como los discos, escalares o rivenses. Los cíclidos también pueden resultar un problema, se pueden mantener junto a los otros peces, pero se debe cuidar que sean una especie tranquila.

Los sustratos de grava fina son los mejores porque estos peces suelen escarbar a cierta profundidad para hacer escondites donde dormir. También usan las rocas y las plantas del acuario para separar los territorios.

La reproducción no se ha conseguido en cautiverio, debido a que los padres necesitan condiciones de agua dulce, pero las crías prefieren los parámetros de agua salada para crecer y desarrollarse.

Su coloración puede presentar tonalidades muy diversas. Como su nombre común lo describe, suele tener los colores de arcoíris y estos pueden cambiar según la edad y las condiciones de vida doméstica en las que se encuentren.

Ancistrus

La familia de los Ancistrus es realmente muy grande y se cuentan más de 10 especies diferentes, pero el más conocido es el Ancistrus Triradiatus que proviene de las aguas de América del Sur de las cuencas del río Orinoco y el lago de Valencia, es por eso que necesita de un pH neutro o ligeramente ácido para mantener una vida saludable.

Es un pez pequeño que crece sólo hasta los 10 cm y su dieta se basa en alimentos vegetales. Debido a que es herbivoro, es un excelente comedor de algas, aunque también aceptará de los alimentos que se proporcionen a los peces del fondo del acuario. A pesar de que tolera bien los alimentos para otros peces, también se le debe proporcionar alimentos frescos como las lechugas, espinacas o acelgas en el caso de que la cantidad de algas no sean suficiente para mantenerlo bien alimentado.

Debido a que son peces muy activos y necesitan de algún tronco o raíz natural para que puedan morder. Estas deben estar bien lavadas y hervidas para evitar intoxicaciones. Las células que extrae de esta forma le ayudan a mejorar su sistema digestivo.

Debido a que un gran consumidor de oxígeno, hay que procurar que el agua del acuario tenga una buena cantidad de movimiento. Cambiar el filtro de un lugar a otro es beneficioso para el intercambio gaseoso, lo que es muy importante para los peces que tienen grandes necesidades de oxígeno.

Un acuario con una capacidad de unos 30 litros está bien para un pez adulto. Esta es una especie que puede vivir bien en un acuario comunitario, pero se debe tomar en cuenta el espacio que tendrán todos los habitantes del recinto. Pueden ser algo territoriales, pero con suficiente espacio no habrá conflicto entre ellos o con otros peces. Si se quiere tener una pareja o dos hembras y un macho, se necesita un acuario de unos 90 litros. Es importante tener en cuenta que los machos no interactúan bien entre ellos. Si se quiere uno de estos peces para controlar las algas, no es necesario más de un ejemplar.

La diferencia entre los sexos se puede observar cuando llegan a su edad adulta. En este momento se observan algunas ramificaciones en la parte alta del morro del macho simulando un conjunto cuernos. Las hembras carecen de estas ramificaciones. Cuando la pareja se reproduce y los huevos son depositados en el acuario, es el macho quien se encargará de su cuidado; los limpiará y llenará de oxígeno para que se desarrollen bien.

Si la cría es lo que interesa al cuidador del acuario, los alevines deben nacer en el acuario comunitario, pero deben pasar sus primeras semanas de vida en un acuario de cría para evitar que sean devorados por depredadores más grandes. Los huevos pueden ser sifonados hacia este nuevo recinto para evitar que dejen el agua.

Cuando salen del huevo tienen una reserva de alimento para unos 8 días, después de esto necesitan un suplemento de alimentación en polvo o cualquier otro alimento pequeño y fácil de digerir para los alevines. Su expectativa de vida es de 10 años.

Otocinclus Affinis

El Otocinclus es un género de Bagres que compone unas 19 especies que comúnmente son llamadas Otto´s. Su hábitat natural son los ríos de Argentina y Venezuela, pero a pesar de que es una de las tantas especies originarias de América del Sur, no se encuentran en las riberas del gran río Orinoco.

Respecto a su apariencia, existen muchos patrones en cuanto a tamaños y colores dentro de las 19 especies. La variedad de Otocinclus Gold tiene una coloración dorada, los sotonclus cebras tienen rayas negras y blancas que van desde la parte final de la cabeza hasta la aleta caudal, el Otto enano que tiene todo el cuerpo de un color oscuro, pero va degradando su coloración hasta más clara al llegar a la aleta caudal.

Este tipo de Bagres necesitan un acuario de unos 40 litros y los Bagres adultos no suelen superar los 5 cm, aunque hay especies que sólo miden 2,5 de largo. Su cuerpo tiene una forma cilíndrica con una cabeza estrecha y su boca es muy fuerte que utiliza para engancharse a la superficie de vidrio.

Estos son peces pequeños y muy tranquilos para mantenerse en un acuario comunitario porque tratan de no interferir en la ruta de los otros peces. Tienen un temperamento tímido y se ajustan con facilidad con otros peces más grandes y es muy común verlos nadar muy rápido en cuanto se encuentren con otros peces.

Su esperanza de vida en un acuario doméstico es de 3 a 5 años, y gran parte de su tiempo se encuentran en el fondo del acuario o sobre los objetos como rocas y plantas del acuario. También se pueden ver estos peces nadando juntos porque son una especie muy unida.

La alimentación de estos peces se basa en algas y su dieta es herbívora. También se puede complementar con otros alimentos y con dos dosis diarias será suficiente para mantenerlos bien alimentados. Algunos vegetales de hoja como las lechugas y las espinacas son buenas para ellos, pero sólo un par de veces a la semana.

En el acuario se debe mantener una buena cantidad de plantas, pero debido a las condiciones de su hábitat natural tienen mucha exposición solar, deben tener mucho acceso a la luz. El acuario necesita un pH neutro y con un buen intercambio gaseoso para incrementar los niveles de oxígeno. También se debe mantener una temperatura entre los 22 ºC y los 26 ºC.

Las reproducciones de los Otocinclus presentan un poco de dificultades. Elevar las temperaturas puede propiciar un ambiente más cómodo para los peces y los huevos debido a que en sus condiciones de vida silvestre las aguas cálidas son un sinónimo de apareamiento. Una vez que el macho ha fertilizado los huevos de las hembras, estos serán depositados en pequeños racimos o en superficies seguras para no ser depredados.

Los alevines son muy fuertes y después de un par de días, saldrán a nadar. Se van a alimentar de las bacterias del agua y de las algas y muy pronto podrán comer por sí mismos.

Farlowella Acus

Este es otro grupo de Bagres que reúne más de 37 especies distintas. Su hábitat natural se encuentra en las aguas del norte de América del Sur, en las riberas de los ríos Orinoco y Paraná y estos ecosistemas se encuentran rodeados de mucha vegetación, por lo que su alimentación se basa en especies vegetales.

Sus cuerpos tienen una forma muy alargada y plana, similar a una rama. Esto les ayuda a camuflarse bien de sus principales depredadores. Si se quiere este Bagre para mantener las algas bajo control, con un pez será más que suficiente. Estos son peces grandes que pueden medir más de 10 cm, por lo que es necesario tener en cuenta la cantidad de espacio que tiene el acuario. Sus aletas son pequeñas, pero no necesitan que sean más grandes para tener un nado rápido e intenso y su aleta caudal tiene la forma de una lira. Los colores de su piel suelen ser oscuros con algunas franjas. Los machos son más grandes y tienen un hocico más grande y se asoman sus dientes cuando van a aparearse.

Necesitan un acuario de, por lo menos, 90 litros con un pH entre los 6 y 7. La temperatura no debería salir del rango de los 22 ºC y los 28 ºC. Estos son peces que no necesitan una oxigenación excesiva, por lo que con un filtro de esponja será suficiente. El sustrato que tienen debe ser suave porque la mayor parte del tiempo están en el fondo del acuario. En este lugar encuentran su principal alimento que son algas que nacen del sustrato.

En condiciones de vida en la naturaleza, los Bagres comen algas y otras variedades de alimentos vegetales. Un error común es creer que los comedores de algas no necesitan alimentación complementaria, por el contrario, estos peces necesitan una dieta variada que aporte todos los nutrientes que necesitan. Calabacín, pepino y hojas pueden formar parte de la dieta de estos animales. Los alimentos que quedan en el fondo del acuario también pueden complementar su alimentación.

La reproducción de estos Bagres ofrece varias dificultades porque las condiciones en el acuario deben ser exactas para que estos peces reconozcan que es el momento de aparearse. Se debe prestar especial atención a la temperatura porque es uno de los principales indicadores, aunque no se debe elevar la temperatura en un solo momento, esto debe hacerse gradualmente para simular los ciclos de temperatura de su vida silvestre.

El cortejo y el apareamiento suele realizarse de noche y el macho será quien se haga cargo del cuidado de los huevos, los llevará a lugares seguros y moverá su cola para oxigenarlos. Después de una semana deberían eclosionar los huevos, pero los alevines son muy sensibles a las condiciones de agua, por lo que es muy probable que no quieran alimentarse y algunos morirán en esta etapa. Los vegetales verdes son de los preferidos de los alevines.

Otros artículos de interés pueden ser:
Como Eliminar las Algas de Acuario – Causas y Tratamientos mas efectivos
Caridinas y Neocaridinas – Ficha y Cuidados Gambas de Acuario

Valora este artículo:

En nuestra tienda online podrás comprar Accesorios para empezar a montar tu acuario y recibirlos en 24 horas en España.

¡Oferta!
×