📦Envíos a toda Europa.

Cryptocoryne – Cuidados y Ficha Técnica

El género de las Cryptocoryne se compone de 69 especies diferentes de plantas, en su mayoría, acuáticas. Pertenecen a la familia de las Araceae y es un género que se encuentra abundantemente por las zonas del este y el sur de Asia en lugares como Sri Lanka, Nueva Guinea, India y China.

El nombre general que agrupa esta gran cantidad de plantas es Cryptocoryne, que tiene origen en el latín Kryptos (oculto) y Koryne (mazorca). Este nombre tiene que ver con una especie de espiga que se encuentra en el interior de las plantas y tiene forma de mazorca cuando se observa bajo un microscopio.

ORÍGENES DE LA ESPECIE

El descubridor de la primera especie de Cryptocoryne conocida fue el sueco Anders Retzius. En el siglo XIX, el género fue descrito por el ruso Friedrich Ernest Ludwig von Fischer en 1828, pero la clasificación científica presenta varias dificultades y existen muchas opiniones y controversias acerca de este tipo de plantas. Gracias a la acuariofilia, este tipo de plantas se ha convertido en un objeto de investigación más interesantes para los científicos y botánicos. En el pasado, esta planta pasaba desapercibida al ser pequeña y camuflarse entre el resto de vegetación a su alrededor, complicaba su detección.

Debido a que los lugares de crecimiento se encuentran en zonas remotas, se complicaba la investigación de esta especie. Después de los hallazgos sobre esta planta en Borneo y el conteo de sus cromosomas, se ha desvelado mucha más información sobre la estructura interna y celular de estas plantas. Las Legenandras son un grupo de plantas con gran parentesco con las Cryptocoryne, pero la Sociedad Europea de Cryptocoryne (ECS), que se reúne cada año, ha conseguido encontrar diferencias biológicas notables para hacer la clasificación oficial de las Cryptocoryne.

Su crecimiento es bajo y comienza en una roseta desde la que salen hojas con formas y colores muy diversos. Bajo esta estructura se encuentra el sistema radicular con los tallos que por lo general son subterráneos y que constituyen el rizoma. Muchas de las Cryptocoryne crecen con el rizoma bajo el agua la mayor parte del año, aunque sus hojas pueden estar en la superficie, siempre que el rizoma se encuentre bajo el agua y esté bien unido al sustrato, no tendrá problemas. Gracias a esto, sus hojas están preparadas para almacenar agua en su estructura interna y sobrevivir bien a las épocas de aguas bajas. Existen pocas variedades, como la Cryptocoryne Pontederiifolia que crece en las orillas de los arroyos y ríos, con hojas que permanecen todo el año emergidas.

Este género de plantas también es conocido como trompeta de agua porque las flores tienen una forma similar a las trompetas. Tanto las flores femeninas como las masculinas se agrupan alrededor de un tallo con fibras carnosas en el que las flores masculinas se ubican en la parte de arriba, mientras que las femeninas se encuentran debajo de estas. La estructura interna de las flores está diseñada para atraer a los insectos hacia la parte interior. Una vez que llegan, se quedan un tiempo mientras que las flores masculinas son polinizadas.

En la parte interna de la tetera de las flores se encuentra una válvula por la que los insectos pasan a la zona más baja donde se encuentran las flores femeninas. Esta válvula que encierra el lugar donde se encuentran las flores femeninas sólo se vuelve a abrir cuando las flores han sido polinizadas y los insectos no pueden salir durante unos minutos. Debido a que las flores masculinas se polinizan primero, cuando las femeninas empiezan este proceso, las masculinas ya pueden empezar a producir polen y el insecto queda impregnado del polen que recibe de las variedades masculinas. Después de esto ya puede pasar a otra flor para polinizar mucho más fácil.

Forma de Crecimiento en Condiciones Naturales

Las islas donde crecen estas plantas no suelen sufrir de temporadas de crecimiento de aguas. Tampoco se observan inundación o lluvias con demasiada frecuencia. Algunas islas como Irrawaddy o Mekong, donde se encuentran en su hábitat natural estas plantas, presentan arroyos donde sí llega a crecer la corriente fluvial, pero debido a la inclinación de estos, las inundaciones no duran mucho tiempo.

Sin embargo, existen muchas clases de Cryptocoryne que han crecido en sustratos y condiciones naturales diferentes, por lo que es importante revisar las condiciones originales de las plantas para replicarlas en el acuario. Un rasgo común para todas, es que se ven afectadas por la poca exposición solar. En estos casos es posible que tengan problemas crecimientos o sufran de enfermedades en el acuario.

Estas son plantas anfibias que pueden crecer bajo el agua o emergidas. La mayoría lo hace emergidas, debido a que los cauces de los ríos no suelen crecer lo suficiente como para superar por completo la altura de estas plantas. Los caudales pueden variar mucho según el lugar donde se encuentren y la temporada del año, pero las Cryptocoryne son capaces de adaptarse a caudales rápidos o lentos.

Los biotipos en los que crecen y la evolución de estas plantas han hecho que se adapten a muchas formas de vida. No sólo pueden vivir en cauces rápidos y lentos, algunos ejemplares también pueden sobrevivir en formaciones de agua que se llenan durante la temporada de crecimiento de agua, pero durante la sequía se quedan totalmente secos. Charcos o lagos pequeños pueden sufrir estas eventualidades y las Cryptocoryne pueden vivir en estas condiciones durante algún tiempo porque son capaces de almacenar agua dentro de ellas.

Equilibrio del acuario

Aunque hay muchas especies de estas plantas, la mayoría comparten las condiciones de vida doméstica en la que deben permanecer cuando están en tu acuario. El CO2 puede ayudar mucho a su crecimiento y acelerar este proceso. Se pueden aumentar estos niveles con mayor exposición a la luz, sobre todo a la luz solar. Sin embargo, este puede ser una condición para el crecimiento y sobrepoblación de algas. En el caso de que tengas algunos comedores de algas en el acuario, esto no será un problema porque se mantendrán bajo control.

Las variedades de menor tamaño son las que más pueden beneficiarse del CO2, también las que se encuentran en las partes delanteras o superiores del acuario. En las partes medias y bajas del acuario se deben mantener las que mayor crecimiento tienen. Las aguas naturales donde crece esta planta suelen ser tropicales y cálidas, por esto es importante mantener un buen rango de temperatura. También se deben tomar en cuenta las necesidades de temperatura que tienen los demás habitantes de acuario para que todos sean compatibles.

Un rango entre los 20 ºC y los 29 ºC es el parámetro general en el que deberían mantenerse la mayoría de Cryptocorynes. El nivel de pH es bastante amplio y pueden vivir entre los 5 y los 8. Siempre que el nivel bioquímico del agua se mantenga estable con los cuidados que se deben brindar a los peces y plantas, no debería haber desequilibrios en la dureza del Carbono. Aunque este parámetro debe mantenerse entre 1 y 18 dGH, mientras que la dureza general debe mantenerse entre 0 y 30 dKH.

Consideraciones de las Cryptocorynes.

Las dimensiones generales del acuario pueden variar mucho según la especie de Cryptocoryne. Aunque pueda parecer que están bien en un acuario pequeño, hay que tomar en cuenta que en un acuario viven varios seres vivos que producen desechos biológicos que se mantienen y se multiplican en el agua, por lo que es necesario no sobrepoblar el acuario. Aunque las plantas son una buena forma de mantener el agua limpia, los cambios de agua regulares no pueden ser sustituidos por plantas. 

La gran mayoría de plantas acuario se sienten mejor en acuarios maduros. Dejar que el acuario encuentre su equilibrio biológico por algunas semanas es la mejor forma para evitar problemas de crecimiento o enfermedades de las plantas. Algunas variedades de Cryptocoryne son capaces de poblar bien un acuario de unos 90 litros, pero debido a su lento crecimiento, se debe tener paciencia en este proceso. Es bueno mantenerlas en tu acuario de cuarentena para evitar plagas o enfermedades en el acuario comunitario. El acuario de cuarentena debe tener las mismas condiciones de agua que el comunitario.

Cuando una planta llega a un nuevo acuario, puede tardar algunas semanas en hacer foliación de nuevas flores, por lo que es necesario esperar que la planta se adapte a las condiciones del agua. Cuando aparecen las primeras hojas nuevas, es probable que estas sean muy frágiles y terminan por morir muy pronto, pero se trata de un proceso natural y a partir de este momento la planta empezará a crecer en el tiempo justo.

En esta primera etapa es vital mantener los parámetros del agua lo más controlado posible porque el exceso de nitrato contribuye a la caída de las hojas.

Varias especies de Cryptocoryne crecen de forma horizontal, por lo que se puede llegar a complicar su reproducción, pero la forma más efectiva es a través de la división del rizoma. Lo que se debe evitar en la mayoría de las circunstancias es trasplantar innecesariamente la planta porque son muy sensibles al cambio.

El sustrato que necesitan es grava o arena fina y se puede contribuir a la salud de las plantas usando fertilizantes. En el caso de la arena, lo mejor es usar tabletas de fertilizantes porque disminuyen la cantidad de nitratos desperdiciados al mínimo posible. En el caso de que se use tierra, lo mejor es escoger alguna que ya se encuentre fertilizada para que estos nutrientes sean absorbidos por las plantas y no se conviertan en alimento para las algas o en sobrealimentación para los peces.

El CO2 también ayuda al crecimiento, pero se deben tomar precauciones para evitar las plagas de algas. También se debe tomar en cuenta que cuanto más crece la planta gracias a los nutrientes, se deben hacer podas de saneamiento y mantenimiento más a menudo para que las nuevas hojas crezcan sanas.

Enfermedades de las Cryptocorynes

Clorosis

Cuando estas plantas se encuentran en los ríos y arroyos, pueden tener algunas deficiencias de hierro y potasio. Es bueno agregar un suplemento de estos nutrientes en las primeras etapas de adaptación de la planta. Cuando estos niveles se mantienen en niveles óptimos, las plantas crecen más fuertes y se evitan los agujeros en las hojas que son síntoma de una mala nutrición.

El hierro y el potasio también disminuyen la posibilidad de que estas plantas sufran de clorosis.  Cuando no hay suficiente hierro en el acuario o el nivel de pH no es el adecuado para estas plantas, se pueden ver algunas manchas amarillas o decoloraciones amarillas en las hojas de las plantas que suelen ser el primer síntoma de clorosis visible.

Algas verdes

Las algas no representan un peligro real para las plantas cuando se mantienen bajo control. Son parte de cualquier ecosistema marino y de las formaciones de agua dulce. Sin embargo, cuando son demasiadas, las más afectadas son las plantas de un acuario.

Las algas verdes o manchas verdes suelen crecer en los objetos inanimados del acuario como el filtro, pero también son comunes en plantas de crecimiento lento como las Cryptocorynes. Una de las formas más efectivas de luchar contra este problema, es mantener un acuario bien oxigenado; con un buen filtro, que mueva lo suficiente el agua, será más que suficiente para que el oxígeno sea el que necesitan las plantas.

Si llegas a observar alguna mancha verde o una pequeña formación de algas, lo mejor es eliminarla lo antes posible para prevenir proliferaciones. Los comedores de algas siempre son una buena solución como los Caracoles Cebra Nerite, pero mantener controlados los niveles de fosfato y reducir la exposición a la luz también ayuda con este propósito.

Es necesario podar regularmente las hojas que están cerca de la raíz porque son las más viejas. En cuanto se cae una hoja de la planta, lo mejor es sacarla para evitar que se convierta en nido de algas.

Enfermedad de la podredumbre de la Cryptocoryne

Este es un síndrome muy común que tiene un buen diagnóstico cuando se trata a tiempo. Se trata de una enfermedad que puede llegar a afectar severamente a todos los ejemplares de este grupo. El primer síntoma notorio que se puede observar por el cuidador del acuario son agujeros en los limbos de la planta. El limbo son esas pequeñas formaciones que se asemejan a unas venas y dan forma a toda la hoja.

En cuanto avanza la enfermedad estos agujeros van creciendo, llegando hasta la zona de las hojas más antiguas. Las hojas más veteranas son de las primeras en verse afectadas, pero si no se realiza el tratamiento en este punto, el síndrome avanza hasta afectar las hojas que recientemente acaban de hacer foliación. También puede llegar al límite del rizoma y hacer que la planta muera por completo.

Esta es una enfermedad muy común que sufren las Cryptocorynes. Según ensayos experimentales, se ha demostrado que las plantas que son traídas directamente de su hábitat natural hasta el acuario, son más sensibles a desarrollar estos síntomas.

Las condiciones de cultivo que se dan en esta planta en sus primeras etapas parece ser uno de los factores más determinantes. Esta enfermedad está asociada a factores fisiológicos propios de la planta y no se origina debido a un virus o bacteria que puedan adquirir en algún momento de su vida o durante sus traslados.

La forma más eficiente de retrasar o prevenir la aparición de este síntoma es mantener las condiciones de vida lo más estables posible, ya que esta era una especie muy sensible a cambios en sus condiciones de vida. Cuando se realizan cambios de agua, se debe mantener un especial cuidado porque suele ser uno del escenario más común de aparición de la Podredumbre Cryptocoryne.

Como en la mayoría de los casos, un exceso de nitratos también genera problemas de salud para plantas y peces. La podredumbre de las Cryptocoryne también puede aparecer por un exceso de nutrientes no aprovechados. Por otro lado, cuando se agregan nuevos peces o plantas al acuario debe hacerse progresivamente porque cada habitante nuevo altera el equilibrio químico del acuario.

Cuando aparecen los primeros síntomas de agujeros en las hojas, lo mejor es podar por completo la hoja para evitar que la enfermedad se extienda con más facilidad hacia las hojas sanas. También se debe mantener control sobre las hojas más cercanas a las hojas enfermas para detectar los primeros síntomas en una etapa temprana.

Thrips Baudinii en Cryptocorynes

La Thrips Baudinii es una enfermedad causada por las larvas del insecto llamado Thrips Baudinii. Cuando estas larvas están en etapa de crecimiento se alimentan de los tejidos de las plantas. Una buena solución y prevención para la aparición de esta enfermedad es hacer soluciones de lejía diluidas en agua para evitar la aparición de estos y otros parásitos. Especialmente, cuando se agrega una nueva planta, se aconseja prestar especial atención a las medidas de higiene de las plantas.  

Este es un problema de salud que no es demasiado común en las Cryptocoryne, pero lo mejor es evitar las condiciones que dan origen a este y otros parásitos. Cuando esta enfermedad aparece puede ser bastante difícil su tratamiento. La única forma eficiente que se conoce para combatir esta enfermedad es haciendo uso de insecticidas, pero esto representa un peligro para los demás habitantes del acuario. Cuando es necesario aplicar estos tratamientos, se debe trasladar el resto de la fauna del acuario para que las plantas reciban por separado ese tratamiento.

Espécies de Cryptocoryne

Cryptocoryne Pygmaea

Esta es una de las variedades de Cryptocoryne más famosa entre los cuidadores de acuarios domésticos. Como toda su especie, no requiere cuidados demasiado exigentes, pero crece mejor cuando se le proporcionan las condiciones de vida que necesita. También es conocida como Cripta Enana y es originaria de las Filipinas. 

Por su nombre común se podría pensar que estamos hablando de una planta pequeña, pero la verdad es que puede crecer bastante cuando tiene suficiente espacio en el acuario para extender sus ramas. Cuando esta planta se encuentra totalmente sumergida bajo el agua su crecimiento es menor y sus hojas no alcanzan la totalidad de su tamaño. Siempre se debe proporcionar una buena cantidad de oxígeno y humedad para su crecimiento.

Esta es una muy buena especie si estás pensando en una primera planta para tu acuario. También se recomienda para los cuidadores que recientemente han comenzado a cuidar de plantas acuáticas y peces porque sus requerimientos no son exigentes.

La coloración de esta planta es muy similar y varía entre colores verdes o marrones, similar a las demás Cryptocoryne. Sin embargo, una buena forma de saber el estado de salud de esta planta es cuando se observan coloraciones extrañas. Por lo general, los colores de esta planta son más intensos y vibrantes cuando se encuentran en buenas condiciones de vida.

Esta es una variedad que es muy popular entre las otras plantas de acuario como los Helechos de Java, las Anubias y las Bucephalandras, y esto se debe a que comparten los mismos requerimientos en cuanto a su cuidado. Estas plantas son particularmente susceptibles a sus condiciones de cultivo, por lo que las que han sido cultivadas in vitro en laboratorios, presentan mejor fortaleza.

La temperatura ideal para la Pygmaea es de entre 15 ºC y 28 ºC, con un pH entre 5 y 8 con la exposición a la luz baja o colocada en las zonas medias de acuario para no recibir más luz de la que necesita. Si se quiere reproducir esta planta, la mejor forma de hacerlo es mediante la división de su rizoma, porque la reproducción sexual de esta planta en un acuario doméstico es realmente muy complicada.

Cryptocoryne Wendtii

Este es un tipo de Cryptocoryne muy popular y originario de Sri Lanka y es una de las que más extendidas por todo el mundo. Una de sus peculiaridades más interesantes es que su coloración puede variar entre los tonos verdes, marrón y rojizos. Otra variación muy importante dentro de esta especie es la cantidad de formas y tamaños que presentan sus hojas. Unas pueden medir 12 centímetros, mientras que algunos ejemplares llegan casi a los 18 cm.

Por regla general es fácil de cuidar y no necesita abono extra, pero aun en sus épocas de mayor fragilidad, no presenta demasiadas complicaciones si tienen un buen acuario donde crecer. Es una planta que se puede adaptar muy bien a varias zonas del acuario porque puede tolerar poca o mucha luz sin mayores problemas. Sin Embargo, sus hojas presentan un crecimiento más rápido y un follaje más abundante cuando reciben poca luz. 

Responde bien al CO2, pero no es necesario hacer una inyección extra de este para crecer en buena forma. Lo que se debe procurar es un tiempo prudencial para adaptarse al acuario y sus nutrientes cuando recién llega, pero este es un rasgo característico de todas las Cryptocoryne.

Si el acuario donde van a permanecer tiene un espacio reducido, lo mejor es colocarla como planta de fondo porque puede llenar bien todo el fondo del acuario con sus hojas. En el momento de la reproducción se puede cortar una parte del rizoma con algunas hojas jóvenes y sanas para cultivar una nueva planta. Siempre hay que tomar en cuenta que este es un tipo de planta que tiene un crecimiento lento, algunas variedades pueden acelerar un poco este proceso con mayor exposición a la luz, pero se debe ser paciente. Obtener una nueva planta madura puede tardar algunos meses. 

Si se quiere mayor presencia de la Wendtii en el acuario, se puede dividir una planta completa en varias partes para que crezcan por separado y distribuirlas por el acuario para que tengan mayor presencia. Algunos cuidadores optan por usar sus semillas para la reproducción, pero esto presenta varios inconvenientes. Hay que reproducir, de manera exacta, las condiciones de esta planta en su hábitat natural, y esto en un acuario doméstico, es muy complicado.

Durante las primeras semanas de la planta se puede ver un deterioro en las hojas y los colores generales de la planta, en primer lugar, se puede pensar que se trata de un mal cuidado y por esto la planta ha tomado este aspecto, pero no es así. Hay que tomar en cuenta que, aunque estas son plantas fáciles de cuidar y mantener, son muy sensibles a los cambios. Aunque pueda parecer que las plantas han sufrido una desmejora repentina, sólo hay que esperar un poco para ver nuevas hojas y la planta ya estar adaptada a su nuevo hogar.

Estas plantas pueden crecer sin problema tanto sumergidas como emergidas, pero necesitan temperaturas entre los 15 ºC y los 30 ºC. El pH puede variar entre los 5 y los 8.

Cryptocoryne Pontederiifolia

Originalmente, esta planta se encontró en las poblaciones de Borneo y en toda Indonesia. Crece naturalmente en las aguas cálidas y tropicales de estas zonas, pero también es lo suficientemente resistente para crecer en lugares donde no haya tanta humedad o calidez.

Esta es una planta que se recomienda tanto para los principiantes, como para los expertos en el cuidado de acuarios plantados. Este es del grupo de cryptocoryne que tiene un tamaño mediano y que puede crecer muy bien en acuarios pequeños o en lugares más grandes. Esta es una de las mejores opciones para los que no están tan familiarizados con los parámetros del agua.

Para ser una Cryptocoryne, es bastante resistente a niveles cambiantes de pH o de temperatura. También puede resistir los cambios en la fuerza del agua o la cantidad de carbono. Debido a que tiene un tamaño mediano, lo mejor será colocarla en compañía de otras plantas para lograr divisiones territoriales para los peces.

Otra ventaja de esta planta es que tiene un crecimiento un poco más rápido que el resto de variedades de su especie. Es importante no realizar demasiados traslados de esta planta para evitar interrupciones en su crecimiento.

Después que la planta se haya establecido, empezará a reproducir una especie de corredores donde harán foliación las nuevas hojas. El tallo y el rizoma se pueden cortar para reproducir esta planta. Normalmente, la replantación de la Pontederiifolia en un acuario con nuevos parámetros de agua, no ofrece mayores problemas.

Se puede utilizar un extra de CO2 para contribuir a su crecimiento más rápido y fuerte, aunque no es una necesidad en la alimentación de estas plantas. Si se quiere ofrecer un suplemento de nutrientes, esto le vendrá muy bien. Se pueden usar fertilizantes o sustratos enriquecidos con nutrientes, especialmente con Hierro.

Siempre es importante pasar las plantas por un acuario de cuarentena antes de traerlas al acuario comunitario. Los caracoles, virus y enfermedades pueden no presentar síntomas observables en primer momento. Este tiempo permite observar a la planta con mayor detenimiento y también disminuye las probabilidades de contagio.

Esta es una planta con hojas grandes y anchas que funcionan muy bien como hogar de huevos y alevines. Otra de las grandes ventajas de esta planta es que es capaz de resistir bien algunos cambios en los parámetros del agua, sobre todo cuando los principiantes no están tan familiarizados con estas prácticas.

La temperatura entre las que deben vivir está entre los 17 ºC y los 28 ºC, aunque siempre es ideal mantener la temperatura en un rango medio. Los 6 y 8 puntos de pH son los que se recomienda para estas plantas.

Cryptocoryne Nevillii

El tono verde apagado es una tonalidad normal en este tipo de plantas. Esta falta de una coloración intensa no implica un fallo en los cuidados, sino que la planta presenta este color en sus hojas de forma natural. Es bastante resistente y después de un tiempo plantada, crece una especie de césped entre los espacios del rizoma, por lo que agrega una apariencia muy atractiva en el fondo del acuario.

A diferencia de varias de sus compañeras de especie, la Nevilli crece rápido y con hojas anchas. Este ejemplar puede ser más grande y crece más rápido que una Cryptocoryne Parva. Es posible que esta planta sea confundida con otras como la Cryptocoryne Willisii, pero esto se debe a que algunas mutaciones de plantas originarias de Sri Lanka han dado origen a variedades como las Cryptocoryne Beckettii y la Cryptocoryne Walkeri que comúnmente son confundidas con la Nevilli. Una buena forma de distinguir todas estas variedades es que las Nevilli tienen láminas foliares más cortas y con aspecto ovalado.

Esta planta puede crecer fuera del agua y su follaje es más abundante cuando se encuentra emergido; sus tallos son más largos, al igual que sus hojas crecen más robustas. Sin embargo, también crece sumergida, pero en este caso se queda un poco más corta. 

Puede soportar temperaturas que oscilan entre los 20 ºC y los 30 ºC, pero las temperaturas más cálidas le vienen mejor. Se pueden emplear como plantas de primer plano porque soportan muy bien la luz, de hecho, en estas circunstancias crecen con un poco más de facilidad. Aunque cuando se encuentran con poca exposición solar también son capaces de mantenerse erguidas.

El pH no debería exceder el rango de los 5 y los 6.  La dureza general debe mantenerse entre los 0 – 30 ºdGH y con el nivel de dureza de carbonatos entre 1 y 18 ºdKH. Esta es una planta fácil de cuidar, pero conviene mantener los niveles de agua estables para no producir desequilibrios internos en la planta.

Cryptocoryne Walkeri

Por regla general, las familias de las Cryptocoryne no necesitan cuidados específicos, pero algunas variedades requieren algo más de experiencia por parte del cuidador. No es el caso de la Cryptocoryne Walkeri porque los requerimientos de iluminación que tiene no son muy exigentes. Los peces y los demás habitantes de un acuario doméstico de un principiante no necesitan mucha luz solar, por lo que es necesario observar las necesidades de los demás en el acuario para saber qué tipo de plantas traer a casa. Las Walkeri necesitan una iluminación de poca a moderada. 

En este caso, el CO2 puede acelerar un poco el proceso de crecimiento, pero puede crecer bien sin él, así que lo mejor es tomar en cuenta las necesidades de los peces y las demás plantas para no causar problemas de salud en ellos. Lo que sí puede contribuir mucho a esta planta es un suplemento de minerales como el calcio o el hierro. La alimentación en los ríos y arroyos de Sri Lanka, donde normalmente crecen estas plantas, tienen unas especificaciones con respecto a la cadena de nutrientes que se deben replicar.

Se pueden cultivar bien cuando se encuentran emergidas y sumergidas sin ninguna diferencia aparente en cuanto a su crecimiento. Cuando se encuentran emergidas, es posible que algunas de sus flores se queden en la superficie del acuario. Si se quiere reproducir se puede cortar el rizoma y plantarlo en el sustrato o atarlo a objetos del acuario como rocas o trozos de madera.

Si se van a plantar varias partes del rizoma al mismo tiempo, lo mejor es dejar un espacio de 2 cm de distancia para que todas las plantas tengan espacio para crecer. Esta división también es importante para que todas tengan el mismo acceso a la cantidad de nutrientes que necesitan, pero se debe tomar en cuenta que crecen lentamente, así que se debe tener paciencia para ver las primeras hojas.

Los parámetros del agua son similares a la gran mayoría de las plantas de esta familia. La temperatura se debe mantener entre los 15 ºC y los 29 ºC con un pH entre 5 y 8. Su crecimiento general oscila entre los 10 y los 25 cm, por lo que se recomienda para acuarios medianos o grandes.

Cryptocoryne Petchii

Esta vez hablaremos de una variedad que proviene de la India y que tiene unos tintes rosados muy característicos. Sus hojas tienen una coloración en tonos marrones de fondo, pero en la parte inferior de las hojas se puede ver un color rosado o violeta que se extiende hasta los tallos. Esta planta suele crecer hasta unos 25 centímetros.

Es una variedad de crecimiento lento que se puede acelerar con una dosis extra de CO2 y es muy fácil de cuidar y reproducir. Un sustrato enriquecido o fertilizante son ideales para este tipo de plantas. También son de las variedades más resistentes a los cambios de agua como la dureza o el pH. Las zonas medias del acuario son donde mejor lucen las coloraciones de sus hojas porque contrastan con la vegetación verde y oscura de los acuarios plantados.

Su resistencia a los cambios del agua se debe a que esta es una variedad que comúnmente se cultiva in vitro en laboratorios especializados para ellos. De esta forma sus tejidos y paredes celulares son más robustas y resistentes. Además, esta forma de cultivo presenta mejores garantías de seguridad y salubridad porque se disminuyen las posibilidades de transmisión de enfermedades.

La luz debe mantenerse baja o moderada para no reducir el crecimiento de la planta. Se reproduce cortando su rizoma y crea una especie de suelo vegetal muy atractivo en los acuarios domésticos. El pH neutro es de los mejores y la temperatura ideal está entre los 22 ºC y los 28 ºC.

Cryptocoryne Wendtii Red

Esta es otra de las variedades que salen de los colores oscuros y los verdes para aportar más vivacidad y colorido al acuario. La Wendtii Red necesita un sustrato enriquecido o fertilizantes porque esto suele crear una masa fuerte y densa para distribuirla por los canales subterráneos del acuario, pero para este proceso necesita una suplementación vegetal.

La suplementación es muy importante y se debe acompañar de cambios de agua semanales. No se deben realizar alteraciones muy extremas en el equilibrio bioquímico para que los niveles de agentes tóxicos no se salgan de control y lleguen a afectar la calidad del agua.

Las mutaciones continuas que ha sufrido esta Cryptocoryne ha originado que sea difícil su identificación por un cuidador inexperto. Estas variaciones han creado nuevos ejemplares con formas, tamaños y tipos de hojas distintos. La intensidad de la luz debe mantenerse bajo control porque prefiere la luz baja y puede tolerar la luz media, pero una luz muy intensa puede causar plagas y enfermedades. Esto se debe a que las zonas naturales de Sri Lanka donde crecen suelen ser ecosistemas sombreados y cálidos.

Cuando esta planta llega por primera vez a un acuario puede empezar a dejar caer las hojas y tiene un aspecto como de una planta que ha muerto, pero este es un proceso natural en esta familia. Lo mejor es ser paciente porque después de este periodo de adaptación, la planta empezará a hacer nuevas foliaciones.

Para la reproducción se debe hacer uso de una parte del rizoma que contenga una parte sana del tallo y plantarla en el sustrato. La poda de esta planta no debe ser demasiado recurrente porque no es una planta que se extienda demasiado. Sus hojas son bastante densas, por lo que pueden cubrir zonas enteras del acuario.

¿Cuánta luz necesita un acuario plantado?

Esta es una pregunta difícil de una forma universal porque las plantas de acuario son muchas y con necesidades muy diversas. Es importante que, no sólo las plantas, sino todos los habitantes de acuario tengan las mismas necesidades de iluminación.

Es importante saber que la exposición solar puede ser buena para muchas plantas, pero no es la más recomendada para los acuarios domésticos. Cuando las plantas se encuentran en sus ecosistemas naturales, su configuración celular está preparada para este clima específico. En la evolución de las especies, las plantas han adaptado su estructura a los ciclos de luz solar natural en sus entornos naturales.

La luz es muy importante para las plantas porque de la cantidad y calidad de esta depende su proceso de fotosíntesis, el cual es su forma de nutrirse. Las lámparas que se instalen en un acuario doméstico deben recrear, lo mejor posible, la radiación solar.

Tipos de luz para acuarios domésticos

Fluorescencia y HQI

Intensidad Watios x Litro Lúmenes x Litro
Luz baja Entre 0 a 0,3 Watios x Litro. 30 lúmenes por Litro.
Luz media Entre 0,3 a 0,7 Vatios x Litro. 50 lúmenes por Litro.
Luz alta Entre 0.7 a 1 Vatios x Litro. 70 lúmenes x Litro.
Luz muy alta Más de un Watio por Litro. 100 lúmenes por Litro.

Iluminación Led

Intensidad Lúmenes x Litro
Luz baja Entre 0 y 15 lúmenes por litro.
Luz media Entre 15 y 25 lúmenes por litro.
Luz alta Entre 25 y 35 lúmenes por litro.
Luz muy alta Más de 35  lúmenes por litro.

Abono de las plantas de acuario

Abonar es una buena forma de acelerar el proceso de crecimiento. También son importantes para ayudar a las plantas a protegerse de las enfermedades y plagas. Para conseguir tu acuario con especies vegetales abundantes y sanas es necesario cuidar 3 aspectos físicos; la iluminación, el sustrato y un buen abono. El abono puede parecer un tema complicado, pero no hay que dejarse llevar por esto e informarse sobre las necesidades de abono que tienen los habitantes del acuario.

¿Las plantas de acuario necesitan abono?

Todos los seres vivos necesitan nutrientes para tener una buena vida, en el caso de las plantas de acuario no es distinto. Si quieres que tus plantas vivan bien y no sólo sobrevivan es necesario abonarlas con suplementos de nutrientes muy importantes que pueden o no estar en su hábitat natural.

  • Los macronutrientes son los que las plantas consumen en cantidades muy altas y se resumen en carbono, nitrógeno y fósforo.
  • Los micronutrientes son aquellos que se consumen en menos cantidades, pero son igualmente importantes para el desarrollo de las plantas. El hierro, el boro y el manganeso son algunos de los micronutrientes de las plantas de acuario.

Cuando alguno de estos nutrientes empieza a escasear en el acuario, lo más probable es que la planta sufra de problemas de crecimiento, y en algunas ocasiones, las plantas pueden dejar de crecer.

Los macronutrientes de acuarios plantados

Carbono:  A veces no se toma en cuenta el carbono como un macronutriente, pero el CO2 es la molécula principal que necesitan las plantas para alimentarse y crecer. La fotosíntesis de las plantas funciona convirtiendo el CO2 en O2 y esta es una molécula que la planta usa para cada parte de su proceso vital. Vivir, crecer, reproducirse son fases en las que estas especies vegetales necesitan del CO2.

Esta molécula no contiene Carbono, sino que también contiene Hidrógeno y Oxígeno y otros macro y micronutrientes que son importantes para las plantas. Normalmente, el CO2 es conseguido en el aire, pero debido a que estas plantas están sumergidas, lo consiguen en el agua porque el CO2 se disuelve en el agua. Llega a este punto debido a los restos expulsados por los peces al respirar tanto por las plantas como por los peces, caracoles, bacterias, etc.

Normalmente, cuando hay pocas plantas, no es necesario suplementar con CO2, pero cuando los habitantes incrementan, es necesario incrementar este suplemento porque la actividad biológica natural empieza a ser insuficiente.

Nitrógeno: El ciclo de nitrógeno es un proceso natural que se lleva a cabo a través de la actividad biológica de los habitantes del acuario. El nitrógeno termina por convertirse en amoniaco y amonio. Las bacterias aerobias son las que se encargan de metabolizar este químico para el uso de las plantas. Es necesario incrementar el nivel de Oxígeno para aumentar las bacterias aerobias.

Fósforo: Este es un mineral que no es absorbido directamente por las plantas, sino que necesitan que esté en forma de fosfato. El fósforo ayuda a que las plantas puedan transmitir aminoácido y promueve el crecimiento de tejidos nuevos. En muchos casos, la energía que obtienen de la luz termina por almacenarse y convertirse en fósforo para respirar y sintetizar sus proteínas.

Las plantas absorben el fósforo en forma de iones monovalentes que están disponibles en mayores o menores concentraciones según el nivel de pH. Si no hay suficiente fosforo, lo más probable es que la planta sufra de hojas de color muy oscuro, acompañado de un debilitamiento de las hojas y se vuelven más susceptible a las enfermedades.

Los micronutrientes de acuarios plantados

Hierro: Este es un mineral que juega un papel fundamental en la vida de las plantas. En el agua se encuentra en forma de sales ferrosas y férricas orgánicas en forma de coloides, pero para que sea asimilado por las plantas debe estar en aguas neutras o ligeramente ácidas.

El Calcio y el Hierro son inversamente proporcionales, por lo que las aguas que tienen altos niveles de Calcio, este se precipita hacia el sustrato y no puede ser absorbido por las plantas. Cuando el sustrato no se encuentra en buen estado, el Hierro puede ser asimilado por las moléculas que están presenten en el agua a causa de la actividad biológica.

Potasio: Los niveles normales de Potasio en un acuario están entre los 5 – 40 ppm, y aunque el agua del grifo tiene cierta cantidad de potasio, esto no es suficiente para la vida en un acuario plantado. Cuando no hay suficiente de este micronutriente, se puede observar ciertos agujeros marrones en las hojas de las plantas.

También se observa que las hojas nuevas crecen mucho más pequeñas y con un color amarillento. Lo mejor para estos casos es dar un abono de Potasio y cambiar la configuración de la luz y la cantidad de CO2. Es necesario tener presente que algunos abonos de Potasio alteran la cantidad de Nitrógeno y la de Fósforo.

Los micronutrientes, al ser requeridos en cantidades menores, suelen aparecer en el acuario con los cambios de agua, la comida de los peces, el sustrato, las piedras, etc. Los acuarios Low Tech suelen mantenerse bien, por lo que es mejor enfocarse en la nutrición con los macronutrientes.

Cuando se trata de un acuario High Tech, pasa lo contrario, es necesario mantener abonos de todos los nutrientes porque las plantas tienen requerimientos nutricionales más exigentes y suelen absorberlos de manera más rápida. Si este es uno de los acuarios que tienes en casa, se va a notar muy pronto este desnivel.

Abono sólido para acuarios

Este tipo de abonos son los más recomendados para las Cryptocoryne porque van directamente al rizoma de la planta, pudiendo absorber por completo los micronutrientes. Los que son altos en Hierro son la mejor opción porque previenen muchas enfermedades en las plantas. También son ideales para mantener un acuario limpio porque están diseñados para no deshacerse en el agua, sino sobre una superficie más sólida como las raíces de las plantas y funcionan como un depósito que va liberando los nutrientes con el paso de varias semanas.

Si tienes otro conjunto de plantas como los Echinodorus o Lotus -que comparten las mismas necesidades nutricionales que las Cryptocorynes-, esta es una buena opción porque con un abono puedes resolver la suplementación alimenticia de todos. Estas pastillas de abono también pueden ser aprovechadas muy bien por las plantas de tapizado y las de crecimiento rápido.

¿Qué tener en cuenta al comprar un abono para Cryptocoryne?

Es importante saber que no se puede abonar con sólo un producto, ya que difícilmente contienen todos los nutrientes que necesitan las Cryptocoryne. Por otro lado, si tienes más de una especie de plantas acuáticas, debes pensar en las necesidades particulares de cada una.

Un suplemento de macronutrientes que contenga Nitrógeno, Carbono y Fósforo que tenga otros micronutrientes como Azufre, Calcio, Hierro, Zinc, son los más completos. Los abonos llamados NKP suelen ser fáciles de usar y recomendables para acuarios plantados..

Los micronutrientes suelen estar de una forma más o menos abundante en la propia cadena de agua, por lo que se puede optar por sustrato con micronutrientes una vez por semana. Sin embargo, aunque estén presentes en el agua, no se debe descuidar la suplementación de micronutrientes porque algunos de ellos, cuando no se encuentran en las cantidades necesarias, son las principales causas de enfermedades y debilitamiento en las plantas.

¿Se puede usar el abono para plantas en un acuario con peces?

Debido a que los acuarios comunitarios son ecosistemas donde conviven especies animales y vegetales con necesidades distintas, hay que mantener mucho cuidado sobre los abonos que reciben cada uno. La mayoría de los acuarios plantados comparten agua y nutrientes con peces, por lo que es necesario pensar en un abono que no haga daños a los peces.

Con el paso del tiempo, los abonos para plantas toman más en cuenta la salud de los peces, por lo que están siendo diseñados para no interferir con la alimentación y la vida de los peces e invertebrados.

La mejor recomendación es leer cada ingrediente que contienen los abonos para descartar algunos agentes tóxicos como el cobre que pueden ser muy perjudiciales para los peces.

Sustrato para las Cryptocoryne.

Cuando los acuarios plantados tienen peces, los desechos orgánicos de los animales se convierten en nitratos que las plantas aprovechan como alimento. Sin embargo, estos nitratos no son suficientes para las plantas, por lo que debe absorber los nutrientes del sustrato.

El sustrato, principalmente, se encarga de ser el espacio para enraizar las plantas y que no se muevan y también para obtener nutrientes. Es necesario escoger entre todos los tipos de sustrato para escoger el mejor para cada especie vegetal que se encuentra en el acuario. Existen dos clases de sustratos generales; los inertes y los nutritivos. Veamos cómo funcionan cada uno. 

Sustratos inertes

Muchas personas piensan que la única función de un sustrato inerte es estética, pero no es así. Este tipo de sustrato ayuda en el filtrado del agua porque en su superficie se anidan bacterias nitrificantes que mantienen el acuario más limpio.

La mayoría, no afectan los parámetros del agua porque no tienen incidencia química en el acuario, pero hay que tener ciertas precauciones. Algunos tipos de arenas pueden alterar el nivel de pH si es que tienen origen coralino.

Las plantas que se alimentan a través de las hojas que absorben los nutrientes de la cadena de agua pueden vivir perfectamente con un sustrato inerte que no tenga incidencia en su nutrición.

  • Grava. Es fácil cuidar por su aspecto y su tacto, pero hay que fijarse en que la arena y la grava no son exactamente iguales. Las piedras que conforman estos dos sustratos son muy diferentes. El sustrato de grava inerte es uno de los más populares en acuarios domésticos y hay varias razones para esto. En primer lugar, es mucho más fácil de manejar porque no se apelmaza en el fondo del acuario como lo suele hacer la arena. Por otro lado, su precio es más accesible para quienes comienzan un acuario y deben comprar todo su equipo
  • Arena. Este en un tipo de sustrato mucho más fino. Este es un sustrato que estéticamente aporta mucho al acuario, pero también puede que sea la mejor opción según el biotipo que necesitan, por ejemplo, los peces que necesitan sustrato fino porque son excavadores. Para manejarlo de mejor forma hay que colocarlo como último elemento. En el caso de que pueda llegar a alterar el pH del agua, no utilices arena coralina. Las arenas de Sílice que no tienen efectos en la composición del agua son una buena opción.

Sustratos nutritivos

Este tipo de sustrato se parece mucho a los que se utilizan para las plantas del jardín o los de las macetas para que las plantas tengan todo lo que necesitan. La diferencia fundamental que existe entre los sustratos de plantas de jardín y los de plantas acuáticas, es que estos últimos no tienen agentes tóxicos que puedan llegar a hacer daño a los peces. A pesar de que los sustratos de acuarios también alteran los niveles químicos de agua, no lo hacen de forma negativa cuando se usan de la forma correcta.

Es necesario investigar los compuestos específicos de cada sustrato nutritivo porque algunos están recomendados específicamente para algunos tipos de plantas.

  • Sustratos completos. Estos son los mejores sustratos porque están hechos para cubrir todas las necesidades en cuanto macro y micronutrientes que necesitan la mayoría de plantas. Pero no todo es bueno porque suelen aumentar de manera drástica los niveles de amoníaco, lo que puede ser bueno cuando se comienza el ciclado del agua, pero es importante mantener una buena administración.

Las plantas deben estar dentro del acuario en cuanto se coloca este tipo de sustrato para evitar que estos nutrientes funcionen como alimento para las plagas de algas. Cuando se empieza el ciclado del agua con este tipo de sustrato, se deben hacer cambios de aguas de al menos, el 50% del agua una vez por semana.

  • Multisustrato. Estos son sustratos muy funcionales porque se usan incorporando capas diferentes de sustrato para alcanzar varios niveles de nutrición. Suele usarse con una primera capa fina de arena, seguida por una capa intermedia de algún sustrato nutritivo y la última capa superior que puede estar compuesta de arena, grava o una combinación de las dos. Esta forma de usarse ayuda a mantener un mayor control sobre los niveles químicos del agua.

Ciclado del agua de un acuario

Cuando traes un acuario a casa, no se trata de otra cosa que de una urna llena de agua con un filtro que la mueve, pero para que esto se convierta en un ecosistema saludable, es necesario hacer un ciclado del agua. Si se introducen peces o plantas sin hacer un buen ciclado, lo más probable es que enfermen muy pronto o mueran.

Este proceso se encarga de crear colonias de bacterias que se convierten en nitrosaminas, nitrobacter y otros agentes porosos que se convierten en en hogar de los seres vivos del acuario. Estas bacterias necesitan un tiempo para desarrollarse y este es el proceso que se conoce como ciclado del acuario.

Cuando un acuario no ha tenido un ciclo justo, los amonios no tienen tiempo de convertirse en nitratos -compuestos tóxicos menos peligrosos-. En estos casos es muy probable que estos niveles sean demasiado tóxicos y las branquias de los peces se quemen, también las plantas empiezan a sufrir de clorosis y otras enfermedades.

¿Cómo se hace un ciclado del agua?

Aunque parece un tema difícil por las bacterias, nitratos y nitritos, no es tan difícil y más que todo, una cuestión de tiempo. En primer lugar, hay que montar el acuario con el aspecto final que debe tener, luego se llena de agua y se pone el filtro en funcionamiento. Las plantas se incorporan según las necesidades de las plantas. Algunas especies, como las cryptocorynes, necesitan entrar en tu acuario que ya está ciclado. Si se introducen en acuarios nuevos, lo más probable es que sufran mucho.

El tiempo de ciclado de un acuario depende de muchos factores, pero se recomienda un promedio de 1 mes. Durante estos días, se recomienda agregar algunas piezas de comida para peces para que que las bacterias del filtro tengan algo de qué alimentarse y crecer. Esta comida se puede hacer una vez a la semana.

Después de dos o tres días de haber montado el acuario, lo más probable es que el agua se vuelva turbia y con una coloración blanquecina, este es un buen síntoma de que el filtro está empezando a ciclar. Después de esta etapa el agua se irá volviendo más transparente.

La mejor forma de saber si el acuario ya está ciclado es hacer una prueba. Cuando en el acuario haya nitratos, pero no nitritos es el punto en que ya pueden ingresar los peces y algunas plantas. En el caso de evitar los test, se puede esperar de 3 a 4 semanas y en este punto se pueden ir integrando algunos peces y el agua tendrá buenas condiciones para recibirlos junto con las plantas.

Existen algunos productos para acelerar el proceso de ciclado, pero el tiempo es la mejor forma de hacerlo. Sin embargo, se puede acelerar este proceso de otras formas. se pueden agregar las bacterias de un acuario ciclado y sano al nuevo acuario. También se puede meter la mitad del material filtrante de un acuario maduro en el nuevo acuario.

Cuidar a las Cryptocorynes no es muy difícil una vez que se conoce cómo viven estas plantas. Esta es una especie vegetal que no recibe muy bien los cambios, por lo que es mejor evitar alterar demasiado los parámetros de agua. Hay que tener en cuenta que los parámetros del agua deben ser estables para cualquier ser vivo en el acuario.

Cuando una Cryptocoryne llega a un acuario, es necesario ser paciente porque se trata de plantas de crecimiento lento. También es necesario tener paciencia frente al retroceso que puede sufrir esta planta en un principio. Una vez que la planta ya conoce y se siente bien en el acuario, sus cuidados son los que deben recibir cualquier tipo de planta.

Hay que recordar que todos los seres vivos de un acuario necesitan las condiciones que mejor recreen su vida en hábitat natural. Todos los parámetros del acuario deben coincidir, lo mejor posible con los que se encuentran en la naturaleza para que puedan crecer sanos y felices.

Para cualquier otra cuestión, o explorar más sobre el mundo de los acuarios y los peces, puedes visitar nuestro blog.

Otros artículos de interés pueden ser:
Como Eliminar las Algas de Acuario – Causas y Tratamientos mas efectivos
Caridinas y Neocaridinas – Ficha y Cuidados Gambas de Acuario

Valora este artículo:

En nuestra tienda online podrás comprar Accesorios para empezar a montar tu acuario y recibirlos en 24 horas en España.

¡Oferta!
×