📦Envíos a toda Europa.

¿Cómo Hacer un Acuario Estilo Iwagumi?

Muchos de los fanáticos de los acuarios se sienten atraídos por la estética particular de los acuarios asiáticos. Es cierto que las culturas ancestrales de Japón han tenido una relación muy especial con el mar y las criaturas marinas, por esto no nos extraña que los acuarios domésticos tengan todo el ordenamiento y cuidado de sus antepasados. Es importante tener varios puntos focales en mente para recrear este tipo de ecosistemas al más puro estilo asiatico.

¿QUÉ SIGNIFICA UN ACUARIO IWAGUMI?

Cuando hablamos de este tipo de acuarios nos referimos a una tendencia decorativa originaria de Japón que se usaba para los jardines internos que se encontraban en los templos de Buda. Con el paso del tiempo, este estilo ornamental se extendió a muchos espacios y terminó por convertirse en una tendencia que representa una parte importante de la cultura del país.

Durante la década de los 80 ‘s, Takashi Amano se encargó de interpretar la naturaleza de una forma distinta. Toda esta filosofía era expresada a través de los estilos decorativos en acuarios plantados estilo Iwagumi. Hay que tener presente que aunque se trate de una estética muy particular y cuidada, hay que apostar por lo natural y simple.

La palabra Iwagumi es un término japonés que hace referencia al orden y la grandeza en el trabajo del paisajista. San, Zon, Iwagumi significan tres cosas: Torres, Roca y Agrupación, respectivamente. Este estilo se ha convertido en una de la tendencias acuáticas más predominantes en el que el estilo minimalista afirma que más es menos.

FILOSOFÍA DE LOS ACUARIOS IWAGUMI

La meditación es una de las prácticas espirituales milenarias de la cultura japonesa. La armonía de esta práctica quiere ser transmitida al mundo de los acuarios a través del purismo del paisaje natural. De hecho, si observas uno de estos acuarios con detenimiento, es muy posible que recuerdes los típicos ecosistemas acuáticos que se encuentran en Japón.

Debido a  que esta es una corriente estética que nace en los templos budista, la principal característica de estos acuarios es recrear la calma de los estanques y destacar la belleza de la armonía de las formas naturales.

El objetivo principal de estos acuarios suele ser exhibir la belleza de la naturaleza por sí misma, sin atavíos de más. La vida del océano suele ser un misterio, pero este tipo de acuarios busca crear un ambiente lo más similar posible a la vida oceánica. A pesar de que no es uno de los estilos más fáciles, con cuidado y paciencia, se puede conseguir.

Iwagumi, en su conjunto, significa formación rocosa y estas son las protagonistas de todo el espacio. Hay reglas un poco estrictas que siguen estos acuarios para lograr el ideal de belleza natural característico de esta cultura. El espacio se divide en dos tercios para que funcionen como punto focal de todo el espacio.

SUSTRATO DE UN IWAGUMI

El sustrato del acuario es el lugar donde echan raíces las plantas acuáticas. Proporcionan estabilidad y nutrientes para que las plantas puedan crecer. Aunque algunos ejemplares no necesitan sustrato, este es un elemento muy importante porque contribuye a una buena salud de plantas para que puedan hacer frente a las enfermedades y bacterias.

También se asientan colonias de bacterias importantes para la filtración. En condiciones naturales, los nutrientes de los sustratos varían mucho en sus elementos minerales, orgánicos y en su aspecto y textura. Es necesario identificar el tipo de sustrato que necesitan las plantas acuáticas. Un problema recurrente de los acuarios domésticos es que el tipo de sustrato no es el que necesitan las plantas y terminan por sufrir porque no tienen los nutrientes que necesitan.

Las plantas que más necesitan de un sustrato son las que absorben su material nutritivo a través de su rizoma. Cuando este es el caso de tu acuario, es muy importante tener un buen sustrato para que las plantas puedan nutrirse y expandirse según las características promedio de su especie.

Los sustratos enriquecidos han sido diseñados especialmente para acuarios plantados y tienen una base de laterita con una cantidad de materia  orgánica y mineral adicional que se libera durante largos periodos de tiempo. Existen algunos sustratos con menor granulometría para ser combinada junto con grava inerte.

También existen algunos que están diseñados para no ser usados con grava, sino que se convierten en la única capa de sustrato en el fondo. Esto es importante porque este tipo de sustratos no necesitan ser limpiados con tanta continuidad. Además de ser una opción más práctica, también proporciona un aspecto más delicado y estético. Suelen tener colores oscuros o marrones. Es importante tener en cuenta que los factores estéticos y la armonía son muy importantes para una buena composición visual en tu acuario iwagumi.

Los modelos más recientes están diseñados para ayudar a mantener estables los parámetros de agua. Este tipo de acuario suele necesitar mucha atención y cuidado, por lo que este tipo de sustrato puede ser de mucha ayuda.

¿CUÁNTO SUSTRATO NECESITA UN ACUARIO?

En promedio, con una capa de sustrato nutritivo como la única en el fondo del acuario el espesor debería tener entre 8 y 9 cm en parte trasera. Mientras que en la parte delantera se debería conseguir entre 4 y 5 cm aproximadamente. Sin embargo, este es un cálculo que depende del tipo de plantas que van a vivir en el acuario. Cuando estas tienen un rizoma muy grande, el espesor del sustrato tiene que ser alto para que las raíces logren asirse con firmeza. Las plantas que crean una especie de tapiz sobre el suelo no suelen necesitar  un gran espesor, al igual que las plantas pequeñas.

 

Comprar Aquario Neo Soil Plants

Los sustratos tipo suelo pueden ser muy complicados de manejar para los principiantes. Su principal problema es que tienen muchas cantidades de hierro y carbón que pueden ser de gran beneficio para las plantas, pero si no se tiene experiencia con estos modelos, las plantas pueden enfermarse muy rápido.

La capa promedio recomendada de un sustrato tipo suelo es de unos 2.5 a 4 cm de grosor acompañado de otra capa de grava muy fina que puede ser de 2.5. También puedes usar soluciones de tierra esterilizada, del tipo que se usan en las macetas. Esta tierra tiene que estar específicamente recomendada para acuario porque la tierra que no está esterilizada nunca se debe poner en contacto con peces o plantas acuáticas.

Por lo general, cuando usas un sustrato tipo suelo, no es necesario añadir un extra de CO2. Este es un compuesto muy importante para la fotosíntesis de las plantas, pero estos sustratos tienen un alto contenido de materia orgánica. Cuando esta empieza a descomponerse, se libera CO2 de forma lenta, por lo que un adicional no es necesario. Tampoco tienes que añadir un suplemento de hierro.

Cuando se comienza con el sustrato, este empieza a liberar muchos nutrientes y material orgánico. Las plantas pueden entrar en este punto, pero los peces pueden sufrir mucho porque estas condiciones pueden ser peligrosas para su organismo. El agua que no ha tenido su periodo de ciclado es mortal para la mayoría de los peces. Lo mejor esperar algunas semanas antes de introducir los peces. También se puede optimizar este proceso con un filtro de carbón. Se debe mantener un control sobre los parámetros del agua para saber cuándo introducir los peces.

Comprar Aquario Neo Soil Plants Powder

Si ya tienes experiencia con los tipos de sustrato y controlando la calidad y cantidad de nutrientes, te recomendamos sustratos enriquecidos y sin otro elemento extra. Debes tener en cuenta que cuando los sustratos nutritivos son el único elemento, las plantas deben poder aprovechar desde el primer momento estos nutrientes. En el caso de que los nutrientes no están siendo aprovechados, empieza a crecer un desequilibrio químico en la cadena de agua. Una buena forma de controlar los nutrientes, es usar un sustrato enriquecido para plantas únicamente en las zonas donde estas están ubicadas.

Si todavía no sabes como se hace el cálculo sobre la cantidad de sustrato que debes comprar para conseguir 1 cm de sustrato, hay un cálculo simple que puede ser de mucha utilidad. En primer lugar, debes medir las dimensiones de tu acuario en cm de largo, ancho y alto. Después de esto solo debes sustituir el espesor de tu acuario por los cm de sustrato que piensas tener. Veámoslo con un ejemplo práctico.

Si tienes un acuario de 120 cm de largo, 50 cm de ancho y 40 cm de alto. Imaginemos que el espesor que buscas para tu acuario es de 4 cm. En este caso debes suplantar el 40 cm de espesor por los 4 cm de sustrato que buscas. El cálculo es el siguiente:

120 x 50 x 8 = 24.000 cm3 lo que representan 24 litros de sustrato. En muchos casos, los sustratos vienen identificados por medidas en litros, en este caso sólo debes hacer un calculo de cuantas bolsas de sustrato vas a necesitar. En el caso de que el fabricante no especifique la cantidad en litros, puedes consultar con el vendedor para estar seguro de que no te falta sustrato.

ROCAS PARA UN IWAGUMI

Las rocas son una parte fundamental de esta estética de acuarios. Pensar un acuario asiatico estilo Iwagumi sin piedras es casi imposible. Para conseguir la simetría se deben colocar las rocas de forma ordenada según la regla de los dos tercios. También es importante decorarlo con un número impar de rocas. Estas reglas son la mejor forma de lograr una buena simetría dividiendo las zonas del espacio.

Entre todas las rocas, debe haber una que predomine en el espacio por su color, textura o tamaño. El resto de rocas en el acuario deberían ser del mismo tipo, pero de tamaños distintos para crear una composición homogénea entre rocas grandes, medianas y pequeñas. La versión más minimalista de los iwagumi son los Sansón que son los más minimalistas con 3 rocas en todo el espacio.

Al momento de escoger hay que escoger bien el mineral. Las piedras de origen calcáreo no se pueden introducir en un acuario de agua dulce porque alteran los parámetros de agua. Se trata de piedras con sedimentos que se forman de carbonato cálcico, el cual empieza a descomponerse cuando se encuentra sumergido en agua. Esto aumenta significativamente el pH y el agua termina por volverse más dura de lo que necesitan los habitantes del acuario.

La única excepción que se conoce para usar este tipo de rocas es cuando los peces necesitan un pH que superen los 7.5. De lo contrario no debe utilizarse en ningún acuario. Una buena forma de saber si se trata de una roca calcárea o caliza, es fijarse en el tono. Por lo general, estas son de colores claros y con muchos poros. Pueden ser desde tonos blancos, grises o rosas.

Si tienes dudas sobre si estas frente a una piedra caliza o no, una buena forma de averiguarlo es usando agua. Puedes dejar derramar abundante agua encima y si se producen burbujas es que la piedra es caliza o tiene composición caliza. Esto también se puede producir porque está sucia o tiene material orgánico, por lo que hay que limpiarla muy bien antes del ensayo.

POSICIONES DE LAS ROCAS EN UN ACUARIO IWAGUMI

El mundo del Iwagumi ha hecho una serie de clasificaciones de rocas, para poder crear una buena simetría.

ROCA OYAISHI

Esta suele ser representada como la roca principal del acuario y su nombre significa padre en japones. Es la que tiene un mayor tamaño y su forma marca un carácter particular en todo el espacio. Aunque por sí misma puede decorar bien un acuario, se recomienda acompañarla de otras más pequeñas para hacer una mejor composición.

La altura promedio para esta roca es de unas dos terceras partes del total de alto de la urna. También debe ser colocada a dos tercios de la longitud total del acuario. En la mayoría de los casos, se coloca con una ligera inclinación para representar la fuerza del agua que es capaz de mover elementos tan fuertes como las rocas.

ROCAS FUKUISHI

En el orden de jerarquías, esta es la segunda de mayor tamaño e importancia. Se puede colocar acompañando a la piedra principal a su costado derecho o izquierdo. Debe mantener la misma armonía que todo el conjunto, por eso no es bueno mezclar diferentes rocas porque las diferentes texturas pueden romper la armonía. La roca Fukuishi también se coloca con una ligera inclinación, pero puede estar o no en la misma dirección de la roca principal.

ROCA SOEISHI

Esta es la roca que sigue en tamaño a Fukuishi y debería colocarse a un costado de la roca Oyaishi, de esta forma se crea una composición de tres rocas con tamaños diferentes. Esta roca era muy importante porque funcionaba resaltando la forma y el tamaño de la roca principal.

ROCA SUTEISHI

Este modelo  también se conoce como piedra de sacrificio. Aunque a simple vista parece que no tiene nada que ver con el conjunto de piedra más grandes, son de mucha importancia. Su función es la de crear una composición más homogénea y completa. Tener tu acuario con sólo rocas grandes puede romper con la naturalidad y variedad de los espacios naturales.

TIPOS DE ROCAS PARA ACUARIOS MINIMALISTAS

Existen varios tipos de rocas para los acuarios. No sólo se distinguen en el tamaño o forma, sino que unas pueden cambiar algunos parámetros del agua. Las alteraciones no son significativas y la dureza no incrementa demasiado, esto es algo que se puede resolver con un cambio de agua. Sin embargo, si hay peces muy sensibles al pH, hay que tener esta precaución presente.

ROCA MAPLE LEAF

 

Comprar Roca Maple Leaf

La coloración de estas piedras es de tonalidades rojas y anaranjadas. Se caracteriza por tener varias capas y agujeros lo que es una buena opción para colocar plantas que no necesiten estar enterradas en el sustrato. Esta suele ser de las primeras opciones cuando se comienza con un acuario Iwagumi porque proporciona mayor dinamismo y un aspecto distinto a todo el acuario.

Algo que es muy importante cuando se escoge una de estas rocas, es que no alteren el acuario de forma innecesaria. Hay que recordar que estos acuarios suelen albergar especies de peces que son muy delicados ante los cambios de parámetros. Las piedras Maple Leaf no modifican la cadena de agua y se pueden usar sin temor a los cambios en el pH. Por sus características, se recomienda como roca Oyaishi y principal del acuario.

ROCA MANTEN STONE

 

Comprar Roca Manten Stonef

Este modelo tiene algunos espacios más pronunciados que dan muy buen aspecto al acuario. Sus colores van entre varios tonos grises. Debido a sus grietas, se forma un aspecto complejo y entrelazado que resulta muy versátil y combina muy bien con el movimiento del agua de los acuarios domésticos.

Se recomienda limpiar la parte superior con una brocha para que la roca mantenga su color y su aspecto. Es normal que se forme una pequeña capa verde en la superficie que puede opacar la sintonía de colores. Altera muy poco el nivel de pH, pero con algunos sustratos se puede equilibrar este parámetro. Este tipo de roca, por su color y por su forma, combina bien con algunos tipos de arena.

ELEPHANT SKIN

 

Comprar Roca Elephant Skin

Esta también es una gran opción porque luce muy bien tanto en sus ejemplares más grandes como en los más pequeños. Sus grietas son más profundas y su nombre hace referencias a las arrugas características de la piel de los elefantes. La Elephant Skin permite crear composiciones artísticas tanto a gran escala como en miniatura gracias a sus cruces entre grietas verticales y horizontales.

ROCA PAGODA

 

Comprar Roca Pagoda

Esta es una roca inerte que tiene un aspecto muy particular que resulta muy atractivo para crear paisajes dentro de tu acuario. Tiene muchos contrastes y texturas diferentes que lucen muy bien bajo el agua y las luces. Esta roca tiene varias capas de color que van desde los tonos grises a tonalidades marrones. Estos últimos dan un aspecto similar al que tiene la madera.

Este tipo de rocas es muy interesante para los peces porque les da la impresión de vivir en un ambiente similar al de su vida silvestre. Esta sensación de familiaridad les ayuda a evitar el estrés, que suele ser una de las principales causa de muerte en los peces.

Hay que recordar que los peces viven en ecosistemas grandes. Aunque se trate de un río pequeño, la verdad es que hay mucho más espacio del que tienen en un acuario, por lo que hay que procurar lugares para que puedan esconderse cuando se sienten intimidados o para descansar. Las rocas proporcionan estos espacios vitales para los peces. También puede funcionar como nido para los huevos.

ROCA DRAGÓN

 

Comprar Roca Dragón Ohko Stone

La roca dragón también es conocida como Ohko Stone y es de las más populares entre los cuidadores de acuario. Su apariencia se asemeja a las escamas de los dragones que se representan en la cultura japonesa. También tiene coloraciones amarillas y doradas que lucen muy bien en el acuario. Esta roca tiene muchos espacios y cráteres en lo que se pueden enraizar las plantaciones. Otra de las características más interesantes, es que son fáciles de romper para hacer ejemplares más pequeños.

Hay que tener un cuidado especial al manipular este tipo de roca porque no es muy resistente a los accidentes. Tiene una composición frágil que se asemeja a la arcilla. Son piedras inertes y no tiene ninguna implicación en los niveles del agua.

ROCA VOLCÁNICA

 

Comprar Roca Volcánica Lava Stone

Cuando se enfría la lava de los volcanes, se forman rocas de estos materiales que son conocidos como roca volcánica, también se le conoce como roca lava. No sólo se utiliza como roca ornamental, sino que se puede usar para enraizar plantas o musgo. Se usan hace mucho tiempo porque es un material muy accesible en las zonas volcánicas.

También se recomendó su uso porque es una roca con poco peso que no ocupa tanto lugar y no resta tanta agua a la totalidad del acuario. Por su ligereza, también es es fácil cortar para hacer trozos más pequeños. En ella se pueden plantar especies de plantas tapizantes y no alterar los parámetros de agua.

ROCA AMANO SEIRYU RYUOH

 

Comprar Roca Amano Seiryu Ryuoh

Esta era una piedra muy atractiva porque tiene una coloración negra con ciertas decoraciones blancas que dan un aspecto más vivaz y con mayor movimiento. Su uso en paisajismos acuáticos se ha extendido mucho porque sus bordes pueden terminar en punta o redondeados. La superficie tiene un aspecto rugoso en las que es fácil atar plantas que pueden crecer sin estar cerca del sustrato.

Es bueno que los tamaños varían en este tipo de acuarios porque da un mayor aspecto de naturalidad. En el agua, las piedras, aunque sean del mismo tipo, no tienen el mismo tamaño ni el mismo acabado, por lo que hay que tener esto presente cuando se comienza con un Iwagumi. Debido a que contienen cal, pueden alterar un poco el nivel de kH o pH.

 

PLANTAS PARA ACUARIOS ESTILO JAPONÉS

Aunque las rocas son de las piezas más características de los acuarios japoneses, hay que tener en cuenta que su principal función es la de recrear la belleza de la naturaleza. En este sentido, es muy importante incorporar plantas que puedan ayudar a dar un contraste entre la dureza de las rocas y la vivacidad de las plantas.

HEMIANTHUS CALLITRICHOIDES (CUBA)

 

Comprar Hemianthus Callitrichoides

Esta es una planta tapizante muy popular para ser usada en el primer plano del acuario. Esta planta fue encontrada por Holger Windelov al oeste de La Habana en Cuba. Su crecimiento es moderado y desarrolla sus hojas de un color verde muy vibrante, pero con un tamaño diminuto.

Esta es una planta que forma parte de la familia de las Scrophulariaceae. Crece en las orillas de los ríos durante la sequía y se puede mantener sumergida a 1 metro cuando hay temporada de lluvias, por lo que está acostumbrada a una corriente de agua fuerte. Aunque sus tallos pueden mantenerse erguidos, tienen una altura muy reducida.

En cuanto a sus medidas, puede crecer verticalmente hasta 3 cm, pero horizontalmente es capaz de alcanzar los 10 cm y las hojas tienen un diámetros de unos 4 milímetros. Además, es una especie excelente para el desove y los huevos. Si tienes un acuario plantado con luces y una Cuba, es muy fácil que puedas ver las burbujas de oxígeno que expulsa esta planta.

La temperatura ideal en la que debería vivir esta planta es de 25 ºC, pero se puede extender en un rango de entre 21 ºC y 28 ºC. También debes mantener un control del pH para que este valor se mantenga en rangos ácidos de entre 5 y 7.5. Con estas plantas debes mantener agua blanda o semiblanda para que crezca correctamente.

Respecto a la nutrición, necesita un sustrato enriquecido y de grano fino para que ayude a que las delicadas raíces penetren con facilidad. Tolera bien una alta exposición a  la luz y debe tener ciclos lumínicos de entre 10 y 14 horas al día. Aunque la Cuba no necesita suplementación con CO2, se puede incluir junto con un fertilizante, lo que le ayudará a crecer sana y acelerar el proceso de crecimiento

Un problema de salud que pueden sufrir estas plantas es la deficinecia de hierro y sus sintomas son evidentes si se ven los bordes de las hojas amarillos.  La poda es algo importante porque los brotes viejos terminan por estar encima de los nuevos y estos no tienen oportunidad de crecer.

La propagación debe hacerse mediante la división del rizoma, de esta forma es que se obtiene la apariencia de alfombra que caracteriza estas plantas. Otra forma popular de hacerlo es cortando secciones de una planta madura para plantarlas como una nueva en el sustrato.

ELEOCHARIS ACICULARIS

 

Comprar Eleocharis Acicularis

Su nombre común es Junco de espiga y esta es una planta anual que tiene tallos que crecen mucho, hasta unos 15 cm, pero en la naturaleza, crecen menos. Cuando se encuentra en aguas poco profundas se crean algunas flores pequeñas en forma de pico en la parte superior. Las flores no suelen superar los 5 milímetros

Originalmente, se ha encontrado en Australia, pero es muy probable que haya sido introducida, al igual que en formaciones de agua en Europa y Norteamérica.  Tienen un aspecto similar a los Eleocharis parvula, pero la Acicularis crece unos 15 cm más. Sus hojas tienen un aspecto filamentoso y su anchura no suele sobrepasar el milímetro. Es muy estética porque tiene el aspecto de una cortina vegetal muy interesante.

La temperatura ideal donde esta planta debería vivir oscila entre los 22 ºC y los 28 ºC con un pH entre 5.5 y 7.5. El agua que necesita debería ser blanda o semiblanda. Respecto al sustrato, debería ser nutritivo y enriquecido con hierro. En el caso de que no se use un sustrato nutritivo, se debe usar un fertilizante NPK para ayudar a su crecimiento. Esta planta puede crecer rápidamente, pero si se encuentra bien nutrida y con una buena cantidad de luz. Es importante hacer podas de saneamiento para mantener la salud de las hojas.

La división de los tallos suele ser la forma más común de reproducir esta planta. Suele funcionar como una alfombra, pero con un aspecto de césped crecido con hojas terminadas en punta. En estas condiciones se les debe dar una buena cantidad de luz y dióxido de carbono. Cuando estas plantas se encuentran en esta posición su crecimiento es mediano y no alcanza su máximo. Su rizoma alcanza a enraizarse a 1⁄4 de pulgada de profundidad y desde ahí empieza extenderse.

La reproducción asexual es la forma más común de multiplicar esta planta. Sin embargo, también se puede hacer de forma sexual usando las semillas que producen las flores cuando la planta ya puede producir la inflorescencia en el caso de que el ambiente físico y químico sean las ideales. La polinización y fecundación de las células sexuales ayuda a que aparezcan las semillas que se pueden dispersar por todo el acuario y entran en el sustrato para desarrollarse y completarse como una planta adulta.

Si quieres que tengan mayor presencia y un atractivo visual más interesante es es plantarla en grupo con una separación de entre 2 y 5 cm. También se suele combinar con glossostigma o riccia para que esté mejor sujetada al suelo como un tapiz vegetal. Hay que tener cuidado con las algas porque es posible que crezcan en las hojas de la planta.

Si el rizoma se encuentra en vertical su crecimiento será más lento y suelen ser propensas a la clorosis férrica que afecta su normal desarrollo. Es fácil identificar esta enfermedad por la coloración amarilla en las venas de las hojas, sobre todo en las hojas nuevas, pero en etapa avanzada las hojas viejas también empiezan a enfermarse.

HYDROCOTYLE LEUCOCEPHALA

 

Comprar Hydrocotyle Leucocephala

Esta planta también se conoce como sombrerillos que se recomienda para dar un toque muy natural y suave en el acuario. Es parte de la familia de las Apiaceae y se puede encontrar por toda sudamérica, pero buscando climas intermedios que no sean demasiado fríos o demasiado cálidos. Se trata de una especie palustre que puede vivir bien tanto emergida como sumergida.

Es fácil distinguir esta planta entre las demás porque sus hojas forman una especie de sombrero. Tiene un aspecto circular y sus bordes tienen ligeras ondulaciones que se intercalan creando la imagen por la que se conoce comúnmente como sombrilla. Su tamaño habitual suele estar entre los 3 y 5 cm en su etapa adulta. No hay que dejarse confundir con el aspecto robusto que tan plantas presentan en sus tallos y las ramificaciones, detrás de esto son plantas frágiles que requieren cuidado.

En el centro del tallo se encuentran las yemas desde donde nacen nuevas ramas. Con el paso del tiempo, estas ramificaciones van saliendo al exterior en busca de más luz. Sus hojas tienen un tono verde claro, pero también se pueden encontrar algunas hojas con un tono más oscuro. Estas suelen tener más hojas, pero con el tiempo se caerán porque son del grupo de Hydrocotyle recién emergidas.

Existe otro grupo de estas plantas, pero que tiene origen en las aguas de europa que se llamó Hydrocotyle Vulgari. Es difícil distinguir entre las dos y se cultiva de forma palustre con sus tallos fuera del agua. Esta especie se puede acostumbrar a vivir completamente sumergida dentro de tu acuario, pero suele crecer de forma rastrera y no alcanza tanta altura.

Se puede adaptar muy bien en acuarios de agua fría, pero se debe tener cuidado con peces como las carpas doradas que disfrutan mucho de comer sus hojas. Ambas plantas pueden ser ubicadas en la zona delantera como césped, pero requiere de un pH ácido y mucha exposición a la luz por lo que no se debe colocar debajo de otras plantas que pueden funcionar como filtro. Aunque se puede integrar a los acuarios tropicales, es muy probable que con el paso del tiempo empiezan a caer sus hojas y desaparezca.

Es normal que los sombrerillos se entierren sobre el fondo del sustrato y terminen por desenterrarlo un poco. También es muy común que las hojas que se encuentran más cerca del sustrato empiecen a ponerse amarillas; no se trata de clorosis o una enfermedad, este es un proceso natural en el que estas hojas terminan por pudrirse.

Lo mejor es plantarla por diferentes zonas dividiendo su rizoma. También se puede enraizar en objetos como las rocas. Es importante que el acuario tenga una altura que supere los 35 cm para que pueda desarrollarse sin problemas. También se debe estar al pendiente de las hojas, porque estas son las zonas en las que se pueden anidar las algas.

Los peces y plantas excavadores pueden terminar por dañar las raíces. De una forma similar, los peces grandes terminan por dañarla. Los peces herbívoros son un peligro para estas plantas, porque aunque estos animales no comen todas las plantas, esta sí es una especie de la que disfrutan mantener en su dieta. Para asegurar que crezcan con salud, hay que abonarlas con hierro líquido o en el sustrato.

SAGITTARIA

 

Comprar Sagittaria Subulata

Si las hojas se mantienen fuera del agua, pero con el tallo sumergido y nutriéndose de la cadena del agua, puede ser reproducida a través de flores. Las flores de las Sagittarias son capaces de producir flores femeninas que tienen semillas y flores macho que pueden ser usadas para la reproducción.

La Sagittaria tiene tres grandes exponentes en las tiendas de plantas y viveros, se trata de la Sagittaria Lorata, la Subulata y la Japónica. En el caso de la Lorata crece más que cualquiera y puede alcanzar hasta 90 cm de largo y por su longitud y sus aspecto, es confundida con la Vallisneria Spiralis. Por su parte, la japónica puede crecer completamente sumergida y su tamaño alcanza los 60 cm, aunque tiene bastante similitud con la Sagittaria Subulata.

Las aguas originales de esta planta son las de Norteamérica y se encuentra en aguas profundas, por lo que se puede mantener en tu acuario totalmente sumergida. Después de ser descubierta, empezó a popularizarse con mucha decencia y llegó hasta Asia, África y Europa.

El rango promedio donde debería vivir esta planta está entre los 22 y los 27 ºC, aunque es una planta resistente que no va sufrir daños excesivos si se somete a temperaturas ligeramente superiores o inferiores. En todo caso, lo ideal es mantener una temperatura estable para preservar la salud de los habitantes de acuario. Crece muy bien cuando se encuentra en aguas ácidas con un rango de entre 6 y 7 de pH. Las aguas blandas son el mejor escenario para ellas, aunque pueden vivir en aguas ligeramente duras.

En el momento de la plantación, se debe proporcionar un sustrato nutritivo como forma de abono. Las raíces son pequeñas y delicadas, por lo se debe tener cuidado durante la plantación. después de que se ha instalado la raíz, se debe tirar un poco del borde de las hojas para que la parte del tallo quede fuera del sustrato. Es importante planificar el espacio donde se va colocar esta planta porque sus hojas tienen un crecimiento rápido. Aunque no es una planta del tipo tapizante, si tiene una buena iluminación pueden llegar a cubrir una parte del sustrato donde se encuentran plantadas.

El abono de hierro es muy importante para evitar que las hojas sufran de clorosis. Este es un mineral muy importante que ayuda a su crecimiento ya potenciar la colocación de las hojas.

Para que esta planta pueda crecer, necesita una buena exposición a  la luz. La posición en el primer plano le ayudará mucho a recibir la cantidad de luz que necesita. La variedad de la Sagittaria Subulata puede ser particularmente susceptible a un ataque de algas cuando tienen mucha luz. En este caso, se recomienda ajustar la intensidad de la luz. Los peces comedores de algas también son una solución que podría ayudar a eliminar las algas, pero manteniendo el buen crecimiento de las hojas.

PECES PARA UN ACUARIO IWAGUMI

Los peces también son muy importantes y tienen un papel significativo que representa el movimiento. Sin embargo, debes escoger peces gregarios y pequeños. Los peces deben representar la unidad de toda la composición. Los peces más individuales pueden crear espacios separados que rompen todo lo que has creado hasta este momento.

Según Takashi el acuario iwagumi pretende representar un flujo que conecta la vida de los peces que se termina y la quietud de las rocas que permanecen por mucho tiempo. Entre estas dos formas de belleza; la belleza del movimiento y la belleza de la quietud, es importante resaltar la belleza de las rocas, así que busca peces de movimientos suaves y temperamento tranquilo.

CARDENAL TETRA

El nombre científico de este pez es Paracheirodon Axelrodi, pero comúnmente se conoce como Tetra cardenal o Pez cardenal. Es parte de la familia de los carácidos y es pariente cercano de las pirañas, aunque no tiene un carácter tan agresivo. Fue documentada y descubierta en 1956, pero pese al tiempo que lleva en los libros, siguen siendo una especie que despierta la curiosidad y el interés de los científicos aficionados de la acuarofilia.

Disfrutan de nadar juntos, por lo que no es nada raro observarlos en grupos por todo el acuario. Tienen un carácter activo y les gusta tener suficiente espacio para moverse. Es una de las especies más pequeñas de agua dulce y cuando llegan a su etapa adulta no suelen superar los 5 cm de largo. Su cuerpo es bastante alargado y en su cabeza resaltan sus ojos grandes y vivaces. De hecho, casi todo el espacio de la cabeza está destinado a su órganos visuales.

Sus aletas son transparentes, pero su cuerpo tiene una coloración rojiza muy intensa que recuerda a los tetra neon, pero tienen un color más brillante que cubre toda la parte ventral. Después de varios cruces genéticos, se pueden encontrar tetras cardenal de colores dorados, plateado y albino. Todo su cuerpo esta atravezado por una franja de color verde o azul que los dintingue entre todas las especies que comparten los mismo colores.

El diformismo sexual es bastante ambiguo en su etapa de juventud, pero cuando son adultos y comienzan su actividad reproductiva sí hay ligeras diferencias entre machos y hembras. Las hembras son más grandes y redondas que los machos.

Son originarios de las zonas del norte de sudamerica, espcialmente en las cuenca del rio Negro y sus demas afuentes. También se puede encontrar en las inmediaciones del río Orinoco en Venezuela, pero el aspecto de los peces de estas zonas tienen ligeras diferencias morfológicas con sus parientes de Brasil.

Les gusta vivir en los arroyos forestales donde tiene una corriente de agua lenta y suave. El sustrato en el que viven está enriquecido por todas las hojas, ramas y hojarascas que caen desde los árboles que se encuentran enseguida. Debido a toda la materia vegetal en descomposición que se encuentra en estas aguas, su coloración es bastante oscura. También son agua con un nivel de pH ácido.

Es importante brindarles un acuario de unos 50 o 60 litros en el que puedan nadar en la zona media. Esta es una especie muy recomendada para los acuarios iwagumi porque estos peces necesitan abundante vegetación, sobre todo plantas de hojas finas donde puedan encontrar refugio, sobre todo cuando están en etapa de reproducción.

La temperatura ideal está entre los 23 ºC y los 27 ºC el ph debería inclinarse a las aguas ácidas entre los 4 y los 7. El gH debería encontrarse entre los 3 y 6. Estos son peces de buen apetito y aceptan casi cualquier alimento, siempre que sea pequeño. Cuando se encuentran en las riberas de los ríos suelen comer invertebrados, crustáceos, algas y frutos que caen desde los árboles. Cuando se encuentran en casa se puede seguir una alimentación similar con alimentos vivos como artemias, larvas de mosquito y daphnias.

PEZ ARQUELÍN

El Arlequín es un pez de agua dulce dulce y cálida que es parte de la familia de los Ciprínidos. Su nombre científico es Trigonostigma Heteromorpha y su primera categorización se dio en 1900 cuando empezó a formar parte de los peces de agua dulce que viven en acuarios domésticos. Una de las características que lo ha hecho muy famosos entre los cuidadores de acuario es que es un pez fácil de cuidar y resistente a las enfermedades.

Esta es una especie muy sociable que puede convivir con otros peces en tu acuario. No sólo se puede llevar con compañeros de especie, sino que también se adapta bien a otros peces pequeños. Existen varias variedades pez arlequin que puedes encontrar como el arlequín rasbosa que tiene una colaracion dorada y el Arlequín Rasbosa Negro y el Arlequin Rasbosa azul.

Producto del cruce genético que se ha tenido para poder obtener colores diferentes, hay diferencias morfológicas entre los arlequines de colores. Si tienes tu acuario pequeño, es un pez muy recomendado porque es una especie muy pequeña que sólo alcanza los 3,2 cm de longitud cuando están en etapa adulta. Aunque cuando están en vida silvestre pueden medir hasta 4,5 cm.

El color habitual con el que se encontró el primer pez arlequín es una variedad entre rojo, rosado y naranja con una franja negra que pasa por la aleta dorsal, hasta la mitad de la base de la aleta caudal y forma una especie de triángulo. El tono de su piel se puede ver alterado por varios factores. La calidad del agua, el estado de salud del pez, la etapa de reproducción y el estado anímico pueden crear una coloración diferente a la que normalmente tiene el pez.

Su cuerpo es ovalado con una compresión en los extremos laterales. Debido a que es un pez que se alimenta por la superficie del agua, su boca está inclinada hacia arriba. El diformismo sexual es difícil de diferenciar, aunque el macho es un poco más pequeño y delgado que las hembras. La marca triangular es otra forma de distinguirlo porque en las hembras es más brillante.

Naturalmente, estos peces se pueden encontrar en Tailandia, Malasia, Singapur, Borneo y Sumatra. El agua en la que viven tiene mucha vegetación por las zonas en las que se encuentran. El agua suele tener un caudal suave y lento con un pH ligeramente ácido. Para recrear su hábitat natural se debe procurar un sustrato nutritivo y oscuro con un acuario de unos 100 litros con zonas de sombras donde esconderse. La temperatura debería encontrarse entre los 21 ºC y los 28 ºC con un pH entre 5 y 7.5.

Los pequeños gusanos, insectos y zooplancton suelen ser su principal fuente de alimentación en su vida silvestre. En el acuario se debe mezclar una dieta de especies vegetales y alimentos congelados como alguna lombriz o Artemia.

CORYDORAS

Las corydoras son parte de los peces actinopterigios siluriformes de agua dulce. Aunque otras especies de esta misma familia han evolucionado mucho con el tiempo, las corydoras han mantenido mayor uniformidad. Son peces que se originan en la época del Paleoceno, lo que los hace muy fuertes y se adaptan muy bien a aguas que no tienen tanto oxígeno.

Las Corydoras disfrutan mucho la zona baja del acuario y no tienen conflictos con compañeras de especie u otros peces. Son muy eficientes cuando se trata de mantener la limpieza en el acuario porque comen los restos de comida de otros peces, lo que ayuda a que no se descompongan en el sustrato.

Es Importante mantener varios peces junto a las Corydoras, especialmente un cardumen que contemple de 5 a 6. Cuando estos peces no tienen compañía, suelen sufrir de una inactividad que no es común en esta especie, también pueden sufrir de estrés y otras enfermedades por encontrarse solas.

La zona ventral de estos peces suele estar aplastada, mientras que la zona dorsal es más convexa. Su forma es alargada y los ojos están en la parte superior de su cabeza. Detrás de la aleta dorsal podemos encontrar una pequeña aleta adiposa característica de la especie de las Callichthyidae. Las aletas pectorales son muy importantes y funcionan en el momento de la reproducción.

Estos peces no tienen escamas, pero en su lugar tienen dos filas de placas óseas que lo recubren y protegen en las zonas de los flancos, la espalda y la cabeza. Su nombre tiene origen en estas capas óseas porque proviene del griego donde Kóry (casco) y (doras) piel.

Su mayor recurso al momento de buscar comida en el fondo del acuario son sus barbas. Estas se encuentran en la barbilla inferior y con ellas puede desarrollar una gran sensibilidad para buscar alimentos, es por esto que su boca tiene una ligera inclinación hacia abajo.

Su vejiga natatoria no sólo les ayuda a mantenerse quietas sin tener que nadar, sino que también pueden respirar aire atmosférico que luego lo va a procesar en el estómago para terminar siendo expulsado en forma de gases. Es por esto que en algunas ocasiones se pueden ver estas burbujas de aire saliendo de ellas, por lo general es un síntoma de que hay muy poco oxígeno en el acuario.

Su tamaño puede variar bastante entre todas las especies. cuando son criadas en cautiverio miden entre 3 y 6 cm, pero en su hábitat natural se pueden encontrar ejemplares que crecen hasta 14 cm. Por lo general, no tiene un nado muy ágil, por lo que prefieren aguas tranquilas y lentas.

Encontrar las diferencias entre machos y hembras es muy difícil a simple a vista. Las hembras tienen mayor tamaño y un vientre más pronunciado, pero este es un rasgo que se nota cuando ya son adultas o cuando están en etapa de reproducción.

El color que predomina en su piel suele ser el gris, pero tienen unas manchas metálicas muy características. Estas manchas pueden ser de color verde, amarillo, negro, azul o violeta. Algunas especies también pueden tener algunas franjas en forma ondulada que se encuentran en la cabeza y en la parte superior del dorso.

Con el paso del tiempo empezaron a encontrarse corydoras en casi todos el mundo. Como especie originaria, se encuentran en las zonas de Sudamérica y Centroamérica. En la mayoría de los casos se encuentran en las cuencas de los ríos Amazonas, Orinoco o en las costas de Guayana y Surinam. En toda la extensión marina que va desde Argentina hasta el norte de Venezuela, se pueden encontrar Corydoras.

Las aguas donde nadas son cálidas y poco profundas, pero se adaptan muy bien, hasta el punto que pueden vivir en zonas más tropicales o en aguas más frías. De hecho, en regiones que registran temperaturas muy bajas como la Patagonia, se pueden encontrar Corydoras.

Para un grupo de corydoras hay que mantener un acuario de unos 70 litros, aunque algunas especies necesitan lugares más grandes y otros más pequeños. Todo esto depende del tamaño adulto que llegue a  tener. En cualquier caso, el acuario más pequeño en el que pueden vivir es de 60 litros.

Para que este pez pueda vivir sanamente necesita un acuario con un fondo de grava suave con algunos elementos porque esta es la zona donde suelen vivir. Hay que mantener un filtro potente porque los compuestos de nitrógeno son muy peligrosos, especialmente el amonio.

El pH en el que deben vivir está entre 6 y 7.4 con una temperatura entre los 23 ºC y los 26 ºC. La alimentación debe basarse en muchas proteínas que pueden provenir de alimentos congelados como las artemias, larvas, mosquitos, gusanos. También se les debe proporcionar alimentos de origen vegetal como las espirulinas. Hay soluciones de alimentos preparadas especialmente para peces de fondo que puedes integrar en su dieta; una tableta por cada 3 peces será suficiente.

Las Corydoras no sólo disfrutan de la compañía de otros peces, sino que las necesita. Nunca deben en mantener se en solitario porque van a morir muy pronto. Debido a que son peces de fondo, no tiene problemas territoriales y son muy pacíficos. Los acuarios comunitarios de peces pequeños no tiene problemas con las Corydoras, pero se debe prestar atención a  que los compañeros de acuario no sean demasiado grandes porque pueden terminar por comerlas.

Otros peces familia de los Ciprínidos, Carácidos y otros Siluros de carácter tranquilo pueden ser buenos compañeros. Las Corydoras panda pueden ser algo más activas y sociables que las de más de su género.

CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE UN ACUARIO IWAGUMI

CICLO DE NITRÓGENO

Para comenzar un acuario, el primer paso es el ciclo de nitrógeno. Este es un proceso biológico en el que el nitrógeno, como compuesto químico que forma parte de todos los animales y vegetales, se transforma en amoniaco (NH3) y en amonio (NH4) que es un compuesto mucho menos peligroso para el acuario. Cuando hay oxígeno, las bacterias aeróbicas transforman el amoniaco y el amonio en nitritos y en nitratos, siendo los nitratos mucho menos tóxicos. Este es el proceso que se conoce como nitrificación.

Cuando no hay suficiente oxígeno, la cantidad de bacterias aeróbicas es baja y no hay un factor que convierta los agentes tóxicos en sustancias más tolerables para las plantas y peces. De cualquier forma, el nivel de nitritos en el acuario nunca debería superar los 0.21 miligramos por litro. Para que este proceso se lleve a cabo, se deben esperar, por lo menos, dos semanas en un acuario nuevo.

CAMBIO DE AGUA

El cambio de agua tiene como función eliminar los desechos y nutrientes que no han sido absorbidos porque una acumulación de estos crea un desequilibrio en el acuario. Durante las 3 primeras semanas, el acuario es más sensible a los agentes tóxicos, por lo que se puede cambiar el agua dos veces a la semana con un 50% de agua nueva. Después de esto con un cambio del 30% del agua semanal será suficiente.

Cuando se hace un cambio de agua, esta debe estar limpia y libre de cloro. También debe tener los parámetros del resto del agua, sobre todo la misma temperatura.

Para cualquier otra cuestión, o explorar más sobre el mundo de los acuarios y los peces, puedes visitar nuestro blog.

Otros artículos de interés pueden ser:
Como Eliminar las Algas de Acuario – Causas y Tratamientos mas efectivos
Caridinas y Neocaridinas – Ficha y Cuidados Gambas de Acuario

En nuestra tienda online podrás comprar Accesorios para empezar a montar tu acuario y recibirlos en 24 horas en España.

¡Oferta!
¡Oferta!

Abonos y Aditivos

SEACHEM Nitrogen

Desde 9,73

Abonos y Aditivos

SEACHEM Phosphorus

Desde 9,73
×