Cuidados Bucephalandra

Aquí nombraremos todo lo que necesitas saber a cerca de los cuidados de las Bucephalandras.

FICHA DE LA BUCEPHALANDRA

El género Bucephalandra es muy similar al de las Anubias y Cryptocorynes. Cuando se introdujeron por primera vez a la acuariofilia, se compararon con especies de Cryptocorynes por sus hojas de color verde oliva estrechas. Sin embargo, sus rizomas rastreros y raíces prensiles se ajustan más a las características de las Anubias. El género Bucephalandra es una planta todavía relativamente difícil de encontrar que cautiva a muchos aficionados en el mundo gracias a su aspecto y colores atractivos.

HABITAT Y PROCEDENCIA

Las Bucephalandras, plantas de la familia Araceae, se encuentran en los ríos de corrientes rápidas. A pesar de ser relativamente nuevas en el hobby de la Acuariofilia, es de saber que hay registros de Bucephalandra en el mundo científico desde 1858. El nombre del género Bucephalandra hace referencia a la forma de los estambres que se asemejan a la cabeza de un toro, se basa en tres palabras griegas: bous – toro, kephale – cabeza y andros – macho, También se dice que hace referencia al nombre del caballo negro de Alexander-Bucéfalo. Todas los Bucephalandras son endémicas, lo que significa que sólo pueden ser encontradas en ciertas zonas, por lo general en islas. Estas plantas acuáticas se pueden encontrar en la isla más grande del archipiélago malayo, conocido como Borneo. A día de hoy, continuamente se descubren nuevas variedades de Bucephalandra que no habían sido científicamente registradas.

Las Bucephalandras se encuentran en ríos y arroyos, en ocasiones en las orillas de los ríos. Borneo tiene un clima tropical, lo que significa que no es el mismo clima todo el año, con temperaturas medias anuales superiores a los 20 grados centígrados. A pesar del clima consistente en algunas zonas de la isla, Borneo todavía tiene dos estaciones que están determinadas por la cantidad de lluvia. Durante la temporada de lluvias, cuando el nivel del río sube, las Bucephalandras que crecen fuera de las aguas se sumergen bajo el agua durante unos meses. Sin embargo, esto no impide que se adapten y sigan creciendo y puedan transformar sus hojas fácilmente en su forma sumergida. Las principales diferencias entre las forma sumergida y emergida, es que tienen una estructura de la hoja más delicada y exhiben una coloración mas intensa cuando se encuentran bajo el agua.

CRECIMIENTO DE LAS BUCEPHALANDRAS

En los Acuarios, las Bucephalandras pueden crecer ancladas en madera, raíces y objetos destinados a su reproducción como mallas de acero inoxidable o cerámica. El sistema de raíces de estas plantas se desarrolla mejor en superficies duras, como rocas por ejemplo (la roca volcánica es una buena opción). Las raíces se adhieren fuertemente a cualquier superficie.

En situaciones de estrés asociado con los cambios ambientales (tales como cambios en la luz y parámetros del agua), las Bucephalandras pueden perder algunas de sus hojas. Esto ocurre de manera similar en las especies de Cryptocoryne (a la que se refiere a menudo como “la enfermedad de las Cryptocorynes”). Los cambios repentinos en el abonado o una plaga de algas suelen ser responsables de la pérdida de hojas. Sin embargo, este proceso es gradual y rara vez hay una situación en la que la planta pierde todas sus hojas rápidamente, por lo que suele ser posible para el aficionado tratar el problema antes de que todas las hojas hayan caído. Incluso sin hojas, si el rizoma se encuentra sano, la planta sigue viva y por lo general se recupera con el tiempo. La atenuación de la luz y el aumento de la cantidad de oxígeno disuelto en el agua cuando termina el fotoperiodo puede ayudar a la planta a recuperarse mucho mas rápido.

Incluso sin una iluminación alta, en un low tech, las Bucephalandras en aguas bien oxigenadas pueden continuar creciendo y siguen produciendo hojas nuevas, pero el color de la planta no suele ser tan llamativo.

Para garantizar una buena coloración, se recomienda una iluminación intensa, y añadir nutrientes a la columna de agua. Pequeñas cantidades de CO2 y fertilizante pueden ayudar a la planta a mostrar colores atractivos.

Las hojas de color verde son frecuentes cuando la planta se cultiva fuera del agua (en emergido). Las hojas de color verde cerca de la parte inferior del tallo todavía permanecen desde cuando la planta se cultiva fuera del agua, mientras que las nuevas hojas oscuras cerca de la punta son el resultado de haber crecido bajo el agua.

Las Bucephalandras también pueden crecer en Paludarios, pero la coloración de las hojas tiende a ser más débil, y las hojas tienden a ser mas duras. Deben mantenerse con una humedad muy alta para prosperar en este tipo de entornos, de lo contrario las hojas pueden empezar a secarse poco a poco.

PARÁMETROS

Los parámetros de agua que las Bucephalandras pueden tolerar son los siguientes:

• Iluminación: Baja – Media
• Temperatura: 20º – 28º (pueden llegar a aguantar mas de 30º)
• PH: 5.0 – 8.0
• Dureza: Casi cualquiera (preferiblemente baja)
• Co2: Opcional

Cabe señalar que, debido al hecho de que las Bucephalandras son de tipo Riófitas (plantas que gustan de corrientes rápidas), entonces debemos mencionar que necesitaremos proporcionar condiciones similares en nuestros acuarios con el fin de lograr los mejores resultados con estas plantas. Tales corrientes se pueden lograr mediante el uso de un filtro interno, o las plantas se pueden colocar cerca de una salida del filtro. Las hojas de las Bucephalandra son flexibles cuando se encuentran aclimatadas bajo el agua.

En las Bucephalandras, la tasa de crecimiento depende de la variedad. Algunas variedades pueden producir 2 hojas por semana si se encuentran en condiciones óptimas, mientras que otras producen solamente 1 hoja cada 2 semanas. En general se dice que son plantas de crecimiento lento, pero si les proporcionas una luz intensa, la fertilización correcta, y mucho CO2, se logrará una tasa de crecimiento mucho más rápida.

Es difícil saber qué factores provocan que la planta produzca flores (inflorescencias). La floración en las especies de Anubias se debe a menudo por el deterioro de las condiciones ambientales y es considerado como una forma de supervivencia de la planta. Sin embargo, las Bucephalandras pueden florecer cuando tienen acceso a un amplio suministro de nutrientes y cuando se encuentra en condiciones ideales. Incluso pueden producir más de una flor a la vez.

Debido a que las Bucephalandras crecen lentamente, las algas punto verde pueden ser un problema común, que puede limitar el acceso a luz y también ralentizar el ritmo de crecimiento de la planta. Sin embargo, son muy resistentes y la mayoría de los tipos de algas pueden ser eliminadas mediante el uso de un baño de 5-10 minutos en una disolución de “glutaraldehído” (4 ml de glutaraldehído por cada 500ml de agua) La disolución de glutaraldehído es más segura para los musgos y hepáticas delicadas que otros tipos de abrasivos. Esta mezcla es demasiado débil como para dañar las hojas de las Bucephalandras, pero es lo suficientemente fuerte como para eliminar las algas.

ESPECIES DE BUCEPHALANDRA Y NOMBRES

En la actualidad, sólo existen cuatro especies que se describen en los libros de botánica: Bucephalandra Gigantea la cual fué descrita en 1984 por uno de los expertos más famosos en aroides, el alemán Joseph Bogner (J. Bogner), Bucepholandra Magnifolia y Bucephalandra Motleyana, esta fue descrita por el austríaco Heinrich Schott (H. Schott) en 1858, el nombre de esta especie se da en honor a un coleccionista de plantas, el ingeniero inglés James Motley (J. Motley) y la mas reciente Bucephalandra Catherinae, esta planta lleva el nombre de la artista Eleanor Catherine, ilustradora de uno de los libros de S. Mayo, J. Bogner y P. Boyce. Sin embargo, uno puede encontrar más de 300 variantes dentro de los nombres comerciales, y muchos de ellos pueden ser nuevas especies que aún no han sido descritas científicamente.

Debido a que muchos nombres de las especies son actualmente desconocidos para la ciencia, se crean los nombres comerciales sobre la base de los nombres de las regiones, ríos, o estados en los que fueron descubiertas (por ejemplo: Kedagang, Sintang, Lamandau, Sabah, Kalimantan) Los nombres también se crean de acuerdo a la coloración y la forma de las hojas (por ejemplo, Brownie Purple, Purple Blue o Super Blue). Un ejemplo interesante de los nombres de estas plantas es Brownie Ghost, que apareció sólo una vez en un área determinada y luego desapareció del lugar.
Otros ejemplos de Bucephalandra podrían ser: Bilbis, Theia Red, Wavy Green, Deep Purple, Crisped Leaves, Red Mini o Lamandau Purple.

En la Acuariofilia, las Bucephalandras aparecieron en 2005-2006 enseguida se hicieron populares. Este tipo de plantas es poco común y difícil de conseguir, pero con el tiempo se van volviendo más accesibles.

APARIENCIA Y COLOR

Lo que hace tan interesante a las Bucephalandras es la forma de sus hojas tan atractivas. Hay muchas variedades de formas de hojas. Las hojas pueden ser de forma ovalada, con borde plano, ovaladas con borde ondulado, largas y rectas, largas y onduladas, o incluso en forma de almendra o de gota de agua.
Los colores de los tallos son principalmente de color rosa o rojo, pero las hojas pueden ser de diferentes colores. Dependiendo de la especie, algunas hojas pueden tener varios colores a la vez. La mayoría suele tener un color azulado, en algunas variedades también podemos ver otros colores similares a un brillante color verde, o color cobre y tonalidades rojizas. Hay pocas variedades que sean completamente verdes en su estado sumergido, las más atractivas son la variedades de hojas color azul marino oscuro o purpura.

Las Bucephalandras suelen ser una planta de pequeño tamaño. Muchas de ellas solo crecen unos 3-5 cm. Pero también hay muchas que tienen un mayor tamaño (8-15 cm) incluso algunas se han encontrado de 25 cm de altura aproximadamente.

Una característica distintiva y reconocible de todas las especies de Bucephalandra son los puntos brillantes en las hojas, erróneamente reconocidos por muchos acuaristas como burbujas de aire que resultan del proceso de la fotosíntesis. Estas manchas se encuentran en la mayoría de las variedades de plantas aráceas. Dependiendo de la variedad, la disposición de puntos puede ser más o menos intensa. Características similares también se pueden ver en las Anubias, pero no son tan perceptibles. En las Bucephalandras emergidas, las manchas son menos visibles, su intensidad es mucho mayor cuando la planta se encuentra bajo el agua.

Otros artículos de interés pueden ser:
Reproducir Bucephalandra desde semilla?

Comprar Bucephalandra
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
Top Ventas
¡Oferta!
Top Ventas
¡Oferta!
es_ESSpanish
en_GBEnglish de_DEGerman es_ESSpanish